Por Oscar Verdín Camacho

El uso de cajeros automáticos para retirar dinero de los bancos se ha convertido en un reto que exige mayor cuidado.

Aunque suene repetitivo y ya se haya escrito sobre el tema en anteriores ocasiones, al estar frente a la pantalla del cajero se necesita actuar con especial cuidado, evitando tocar la tecla equivocada.

Y es que hay una evidente intención para que se presione, por ejemplo, la tecla que ofrece una tarjeta de crédito, o la que se refiere a hacer alguna donación económica, sin contar la que ofrece un seguro de vida o seguro para vehículo.

Caer en el error y apretar el espacio equivocado es altamente probable, por lo que se sugiere tomar el tiempo que sea necesario para realizar las operaciones. Y es que abordar la cancelación por algo que no se quiso hacer significará un proceso largo.

Y si esto ocurre en los cajeros, donde hay que extremar cuidados, también añadir el constante acecho de bandas de delincuentes que por mensajes o llamadas de teléfono se hacen pasar como empleados bancarios para buscar obtener los números de tarjetas y realizar compras o retiro de efectivo.

Por lo anterior los bancos insisten que ellos no solicitan números o claves por teléfono, por lo que se sugiere no hacer caso a ese tipo de llamadas.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí