La Serpentina | La hora de los esquizofrénicos

En un grave peligro para la sociedad tepicense y para ellos mismos, se han convertido los enfermos mentales indigentes, que casualmente han aumentado mucho en las calles de Tepic

0
128

Ya había comentado en este breve espacio sobre la urgente necesidad que hay de ya empezar a controlar a los esquizofrénicos, los trastornados, los enfermos mentales, todos estos sinónimos porque no puedo emplear la palabra locos.

Pero regresando al tema, son ya muchas las notas informativas de acciones perjudiciales que realizan personas sin salud mental cabal, contra personas normales de la sociedad cotidiana.

Eventualmente leemos que alguna niña, señora o señor, es golpeado sin razón alguna por un “loco”, así le llama la gente a los que padecen de trastornos mentales, y pues lamentablemente cuando ocurren estos dañinos hechos, donde se flagela la humanidad física de una persona, quien no tiene porque recibir estos castigos, o golpes, de parte de un demente, simplemente no pasa nada.

Pero ahora está la otra cara de la moneda, lo que le puede ocurrir a un demente por causa de su trastorno, por causa de su falta de razonamiento normal, todo lo que puede ocurrirle a un falto de mente normal, a manos de alguien que si razona, y  lo peor es que cuando algo le pasa a un demente-indigente, quien anduvo en las calles de la capital mendigando y también haciendo algunos daños,-esto último muy probablemente sin intención razonada, sino por su misma demencia- así que con estas personas de capacidades muy reducidas, o sin capacidades mentales, para ser más exactos, cuando eventualmente les suceden perjuicios, de inmediato aparecen parientes que reclaman dinero por el fallecimiento involuntario causado por una persona normal.

Pero son familiares que reclaman grandes sumas de dinero, y además lloran, como si hubiesen cuidado al esquizofrénico fallecido.

Mire usted lo que ocurrió antier lunes,  se registró un accidente en la avenida Insurgentes y Rey Nayar,  en Tepic,  cuando un camión de la ruta Progreso 5, atropelló a un joven de 32 años en situación de calle al que le mutiló brazo y pierna derechos.

De acuerdo al reporte, la unidad viajaba sobre la Insurgentes y al virar hacia la Rey Nayar, atropelló a su víctima que de improviso salió corriendo técnicamente como un “loco”, es decir, nadie esperaba que el indigente y esquizofrénico brotara de la avenida Insurgentes, o bueno, para decirlo más decentemente, viniera corriendo por la avenida Insurgentes y sin ninguna precaución intentara cruzar la calle, sin hacer el mínimo alto para ver si había o no vehículos circulando, así que en esta atravesada de avenida Rey Nayar, no logró  su propósito, porque como ya se dijo, en esos momentos el camión del servicio urbano circulaba en forma normal y con la velocidad exigida, además de que en tramo, por más que se quiera, no se puede correr, debido a la alta confluencia vehicular.

Lo que les quiero decir que si no hubiera sido este camión del servicio público ruta progreso 5, cualquier otro carro que en ese momento estuviera pasando por ese tramo, habría atropellado al indigente y demente, simplemente porque el iba a pasar la calle corriendo.

Bueno ahora veamos lo que siguió, de entrada el chofer del camión Ruta Progreso 5, al ver los hechos y la forma en la que habían ocurrido, decidió quedarse en el lugar del accidente, para aclarar todo lo referente a este desdichado suceso.

Pero fíjense bien, con todo y que la responsabilidad no es del conductor, aun así, fue detenido y llevado a celdas preventivas, para la aclaración ante la agencia del ministerio público.

No sé, porque eso no se ha dicho hasta el momento, si el indigente demente, tenía parientes, pero de ser así, surgen las preguntas de porqué no lo resguardaban, porque no lo tenían bajo cuidados médicos o cuando menos personales, y las respuestas serán las mismas, a veces los familiares de estos enfermos son gente sin recursos, sin capacidad para mandarlos a un centro de atención mental, o a veces, estos dementes son personajes que un día llegaron aquí porque venían caminando en una carretera y el lugar donde les pareció bien, ahí se quedaron, en este caso en Tepic.

Se sabe que algunas entidades, juntan a sus enfermos mentales que andan en las calles y los suben a camiones Torton, o trocas grandes, y los trasladan a otras entidades, como por ejemplo, alguna vez se descubrió que muchos de los indigentes y trastornados mentales, eran del estado de Sinaloa, y por eso vagaban sin ton ni son, en la capital nayarita.

Lo cierto es que si no se acaba con este mal, si no se limpian las calles de Tepic, de tantos sujetos y también mujeres, con incapacidad mental, seguiremos lamentando tragedias, muchas de ellas de ataques contra personas inocentes que tienen la mala suerte de cruzarse con los esquizofrénicos, cuando éstos están en alguna crisis de violencia mental.

Seguramente la sociedad nayarita agradecerá la eliminación de estos pobres y abandonados enfermos mentales, cuya casa es la calle y cuyo techo es el cielo, la autoridad responsable de la integridad de los ciudadanos de bien, sabrá qué hacer…hasta mañana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí