Inicio Opinión La Serpentina | Gratitud por el 2023

La Serpentina | Gratitud por el 2023

Todos tenemos algo porque agradecer por el año que termina, lo mínimo es que estamos ya en la orilla del mismo, y seguimos vivos

0

Esta será mi última columna por este año 2023, la próxima saldrá el día 2 de enero del año 2024, así que amigos, amigas y personas que leen eventualmente mi opinión aunque no nos conozcamos, bueno es en primer lugar ser agradecidos con Dios, y por supuesto que siempre agradezco por las personas que tienen la bondad de leernos y compartir nuestro sentir.

Ciertamente vivir un año por más que se diga que se fue rápido, o que se va sin sentirlo, no es cualquier cosa, es trabajar un año, esto para el caso de los que le entramos al fragor de la chamba, pero también es estudiar durante un año, esto para aquellos que asisten a un centro educativo de cualquier nivel, desde el preescolar o jardín de niños, que en mis tiempos se le decía el Kinder, hasta los que hacen un posgrado, una especialidad, una maestría, o un diplomado, sin olvidar a los estudiantes de primaria, secundaria, bachillerato, y universidad o tecnológico.

Amigos, amigas, ya sabemos que no hay año perfecto, pero si hay año que nos tocó vivir y salir adelante, sé que algunos de ustedes posiblemente le dieron el adiós definitivo a un ser amado, probablemente al esposo, hijo, hija, esposa, hermano, hermana, nieto, sobrino, etcétera, etcétera; otros no lograron sus metas, probablemente querían salir de una deuda que ya los tiene cansados, pero sus ingresos no les permitieron tal objetivo.

Otros más, muy probablemente rompieron relaciones con el ser que creían que estarían unidos o unidas por toda la vida, pero no fue así, porque así son las relaciones.

Otros más, posiblemente no lograron obtener el añorado y ansiado título universitario que pretendían sacar este año, pero tienen vida y seguramente esperanza de hacerlo.

También están los que este año que mañana concluye, no lograron obtener un empleo seguro, bien pagado y que además les agradara realizar, pero pues así funciona el fenómeno laboral, ni todos los que están trabajando están contentos, ni todos los que están contentos, están trabajando.

¿Quién puede decir que no sufrió ninguna enfermedad durante el año 2023?

Carros, ropa, zapatos, bolsos finos, trajes, ¿cuántas cosas deseamos en este año que mañana termina, y no las tuvimos?

Algunos incluso quizá sufrieron uno o más accidentes, o cuando menos nuestros seres queridos y amados, los tuvieron para dolor nuestro, en fin, les quiero decir que vivir un año es toda una hazaña, y claro que sé que algunos me podrían refutar la palabra “vivir”, diciéndome que estar o padecer un mal no es vivir, pero aun esto es vivir, mientras no presentemos el fenómeno de la muerte, estamos vivos en el terreno terrestre, algunos pueden vivir con una mala calidad de vida, mientras que otros la vivieron excelentemente bien, pero ambos vivieron, y siguen vivos cuando menos físicamente, su calidad de vida, ya sería motivo de otro análisis.

Durante esta temporada se pueden esperar conversaciones sobre la gratitud: ¿de qué estamos agradecidos? Incluso en las redes sociales se ven retos de “dar gracias” en el cual se agradece por algo cada día del mes.

Durante las cenas de fin de año,  en muchos hogares se sientan alrededor de la mesa y comparten algo por lo cual están agradecidos, y miren, siendo honestos y humildes, el simple hecho de poder sentarnos a una mesa con personas que amamos, o cuando menos, tratamos y apreciamos, es ya un motivo de agradecimiento.

Amigos, y amigas, les sugiero que estemos agradecidos por el año que hemos vivido, porque, aunque como muchos dicen, “se fue rápido”, esto no significó que no tuviera sus 365 días con sus respectivas noches, y porque aunque lo salimos con vida, todos los días fue un reto salir adelante, no es cualquier cosa esquivar desde conductores que andan ebrios, o locos, hasta alimentos que bien pudieron dañarnos y lo más sensible, esquivar y salir vivos de relaciones dañinas, a los que algunos les dicen tóxicas.

Por eso amigos, y amigas, les sugiero que estemos agradecidos por lograr concluir un año, claro hasta mañana domingo podremos decir con satisfacción que hemos obtenido la victoria, pero seguramente con la fe puesta en Dios y recordando que por fe andamos no por vista, lograremos darnos el abrazo de año nuevo y leernos aquí el próximo año.

Y para concluir sólo quiero decirles que está comprobado por la ciencia que la gratitud y el dar gracias puede tener efectos positivos en la salud mental. La gratitud lleva a las personas a notar las cosas buenas que tienen en su vida, lo cual lleva a una reducción del estrés y síntomas depresivos.

La gratitud también ha mostrado tener efectos positivos en las relaciones cuando las personas se toman el tiempo de decir ‘gracias’. Estos efectos no solamente ocurren en relaciones amorosas, sino también en relaciones de familia, de amigos, de trabajo.

Todos podemos hacer algo para ayudarnos a nosotros mismos o a otras personas, por todo esto, amigos y amigas les agradezco su bondadoso tiempo al leerme, gracias a todos, demos gracias por finalizar este 2023… nos veremos y nos leeremos en el 2024…hasta entonces

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil