La Serpentina | Trabajo comunitario

Los juzgados cívicos siguen trabajando cumpliendo con el reglamento que los creó, y sólo aplican las sanciones a quienes infringieron la ley y se hicieron merecedores del castigo

0
78

Algunos critican el hecho de que el gobierno municipal exhiba a infractores de la ley, realizando trabajos en favor de la comunidad, porque consideran que esto es atentar contra los derechos humanos de quienes tienen que realizar tareas en vías públicas, y obvio, ante los ojos de todos los que transitan esas vías.

Me refiero a los infractores del reglamento de Justicia Cívica para el municipio de Tepic, expedido casualmente hace poquito más de tres años, un 18 de diciembre del año 2020, cuando era alcalde de Tepic, FRANCISCO JAVIER CASTELLÓN FONSECA, un reglamento que desde entonces y a la fecha viene siendo aplicado conforme lo aprobado por el cabildo de esa administración municipal.

Y es que el pasado domingo fui testigo del trabajo comunitario que las personas sancionadas tuvieron que realizar, en la avenida Insurgentes, en el tramo entre calle Flores Magón a la avenida Jacarandas, en la colonia San Juan.

A leguas se notaba que los que estaban trabajando en ese momento en los camellones, no eran precisamente trabajadores de aseo público municipal, pues se notaba en el rostro de los presentes, siete hombres, entre ellos dos menores de edad, y una mujer, que nunca habían tomado una escoba de puntas de acero o una pala, pero hasta eso que le hacían la lucha, mientras eran vigilados por la correspondiente patrulla de elementos de seguridad pública.

La chamba que estaban haciendo era el retiro y levantamiento de maleza en camellones centrales de la mencionada avenida Insurgentes, así como la recolección de basura.

Dos cosas no debemos de perder de vista, que lo que estaban haciendo nuestros conciudadanos no era por voluntad propia, lo que, no obstante, no deja de ser con ese servicio social que por castigo estaban haciendo, una contribución y beneficio de manera notoria al embellecimiento de nuestra capital.

Por otra parte, les quiero decir que luego de leer las 32 páginas del REGLAMENTO DE JUSTICIA CÍVICA PARA EL MUNICIPIO DE TEPIC, me doy cuenta de que en el se consignan todo tipo de actos que induzcan a desordenes en la capital de Nayarit.

De hecho, en el CAPÍTULO I, que se refiere a Disposiciones Generales, el Artículo 1. Señala que el presente Reglamento es de orden público e interés social y tiene por objeto establecer la estructura, organización y coordinación entre las autoridades que se encargarán de aplicar los procedimientos que fomenten una cultura cívica, así como las reglas mínimas de comportamiento cívico en el municipio de Tepic, Nayarit.

Además, el juzgado cívico es el órgano encargado de iniciar el procedimiento ante la presentación de probables infractores detenidos en flagrancia por la dependencia encargada de la Seguridad Pública Municipal, ante la expresión de conductas que alteren la paz pública, la tranquilidad y el orden social.

Y francamente este reglamento no deja escapar ninguna alteración, y de hecho clasifica las infracciones en 7 divisiones o rubros, todas son aquellas que atenten contra: I. La dignidad de las personas; II. La tranquilidad de las personas; III. La seguridad ciudadana y el orden público; IV. El entorno urbano; V. La sociedad, la moral pública y las buenas costumbres; y VI. La sanidad, cultos, trabajos, comercio y servicios públicos.

Desde luego que cada clasificación tiene su propia explicación de los delitos, mientras que las infracciones serán sancionadas con una multa cuyo importe no excederá de 40 UMAS o arresto de hasta 36 horas. Si se causaran daños a las personas o a las propiedades y los infractores fueran menores de edad, el costo de aquellos será cubierto por sus padres o tutores.

Ahora bien, les decía al principio que hay quienes consideran que exhibir a los infractores, barriendo, cortando la maleza, juntando la basura, etcétera, etcétera, podría atentar contra sus derechos humanos, pero quizá olvidan que se les castigó porque ellos-los infractores-atentaron contra los derechos humanos de otros.

Finalmente quiero recordarles que en países altamente desarrollados como los Estados Unidos de Norteamérica, el trabajo comunitario se aplica por igual a artistas y deportistas famosos, así como a empresarios millonarios, son parte de los castigos que emite una corte de justicia, así que no es para tanto, es simplemente que tienen que pagar su desvío de la ley…hasta mañana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí