Volantín | Miserable

0
262

Por Salvador Cosío Gaona

Indignación generalizada en el Estado de México y el país, es lo que ha causado la actuación del juez Juan Manuel Alejandro Martínez Vitela, en el caso de una menor de edad, quien fue víctima de abuso sexual por parte de su tío.  

 El Poder Judicial del Estado de México, gobernado por Delfina Gómez y el Senado de la República ya se han pronunciado sobre el caso.

 El pasado 23 de febrero, la asociación feminista Hermanas Aliadas, que brinda asesoría legal y psicológica, publicó el video en que el juez Juan Manuel Alejandro Martínez Vitela absolvió al presunto abusador sexual infantil Alejandro “N”, debido a que la víctima, una niña de cuatro años, no supo el día, la hora y dirección exactas donde su tío la agredió sexualmente.

 En redes sociales, la asociación compartió el video en el que el juez emite dicha sentencia absolutoria, la cual fue cuestionada por la madre de la menor.

Poder Judicial del Edomex

defiende actuar del juez

Sobre la resolución, el pasado 26 de febrero, el Poder Judicial del Estado de México emitió un comunicado, en el que se defendió el fallo emitido por el juez Martínez Vitela.

 El Poder Judicial insistió en que no existieron medios u órganos de prueba que permitieran reconstruir cada uno de los hechos.

Explicó además que la sentencia aún no se encontraba firme y podría ser impugnada por las partes, mediante el recurso de apelación.

Convocan a bloqueo en Periférico

Luego de que el video de la resolución del juez se viralizó en redes sociales, colectivos convocaron a una manifestación que se llevó a cabo el pasado martes 27 de febrero a las 14:30 horas, en Periférico Norte, Parque Naucalli.

El bloqueo duró casi cinco horas, hasta que después de las 19:00 horas las autoridades llegaron a un acuerdo con los manifestantes, por lo que dos carriles fueron reabiertos a la circulación.

Poder Judicial acuerda revisar el caso

Tras el bloqueo y las manifestaciones de apoyo hacia Victoria Figueiras, quien es madre de la víctima, este 28 de febrero, Victoria y la Consejera de la Judicatura, Edna Escalante Ramírez, sostuvieron una reunión en la que se acordó realizar una revisión del caso.

Figueiras, en entrevista colectiva, y en compañía de Escalante Ramírez, dio a conocer que el Poder Judicial mexiquense se comprometió a revisar la actuación del juez que falló a favor del presunto agresor de su hija.

Dijo también que, junto con la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, presentaría un recurso de apelación a la sentencia absolutoria dictaminada por el juez Martínez Vitela, adscrito a los juzgados del penal de Barrientos en Tlalnepantla.

El Senado pide la

 destitución del juez

Durante la tarde del miércoles 28 de febrero, el pleno del Senado aprobó también un punto de acuerdo para exhortar al consejo de la judicatura del Poder Judicial del Estado de México para que se lleve a cabo la inmediata destitución del juez Manuel Alejandro Martínez por dejar en libertad al presunto agresor sexual de la niña de cuatro años.

La propuesta fue impulsada por la panista Josefina Vázquez Mota, quien pidió la destitución del juez “por su incompetencia, incapacidad e ineptitud por poner en riesgo la vida, dignidad e integridad y la salud de una niña de tan solo 4 años de edad y que su resolución permita sentar precedente para evitar que miles de pederastas sigan viviendo en la impunidad por este tipo de decisiones”.

 También se exhortó a la aplicación de la justicia y a la reparación del daño “por la cobarde y absurda decisión del juez”. Además, se pidió intervenir a la Comisión Ejecutiva de Atención de Víctimas.

Delfina Gómez pide garantizar justicia a menores

Este jueves, la gobernadora del Estado de México, Delfina Gómez, también se pronunció sobre el caso y emitió un comunicado en el que pidió a las autoridades del Poder Judicial generar las condiciones para atender siempre a las víctimas, garantizando el acceso a la justicia, especialmente cuando se trata de la niñez mexiquense.

“Como Gobierno del Estado de México y como gobernadora, reiteramos nuestro profundo respeto a las víctimas y nos solidarizamos con un tema tan sensible para la gente y convocamos a las y los mexiquenses a nunca ser indiferentes con las víctimas”, manifestó la gobernadora del Edomex.

 En su colaboración para Milenio, el periodista Ricardo Rafael reflejó el sentir y la indignación de la gente:

Miserable sentencia

Es una estampa de la peor justicia que se ejerce en el país. Gracias a que los juicios son orales y grabados cualquiera puede observar la audiencia donde el juez Juan Manuel Alejandro Martínez Vitela absolvió a Alejandro “N”, sujeto acusado de haber abusado sexualmente de su sobrina de cuatro años.

Ese juzgador encarna todos los vicios de su gremio. La arrogancia, la indolencia, la jerga jurídica condescendiente, la complicidad machista, las piruetas para librarse de la responsabilidad y la corrupción de la ley.

—¡Usted vio a mi hija! —reclama la madre—, ¿por qué no le creyó?

—Sí le creí, señora Figueras; sin embargo, hay insuficiencia de elementos probatorios para justificar el delito de abuso sexual.

—¿Y los peritajes? —insiste la madre—.

—Lo que corrobora son esos tocamientos, desde luego esto en perjuicio de los derechos de la infancia —acota el juez con descaro—.

—¿Entonces?

Martínez Vitela coloca sobre su cuerpo la jerga leguleya como capa protectora:

“Había que verificar, corroborar la información de lo que (la niña) estaba diciendo”.

Aquí es cuando el juez reclamó a la Fiscalía de Estado de México por no haber hecho su trabajo y de paso se lavó las manos sabiendo que él podía haber suplido la tarea pendiente.

La niña contó en repetidas ocasiones la misma versión: que el padre la había dejado a dormir con el presunto perpetrador, que esa noche el tío bajó el cierre de sus pijamas y tocó su cuerpo con intención sexual.

Dos psicólogas distintas validaron los dichos de la niña y advirtieron la imposibilidad de que una menor de esa edad inventara algo así y pudiera luego repetirlo sin variaciones.

¿Qué elementos faltaron para probar el delito de abuso sexual?

La niña fue incapaz de mencionar la dirección del tío y la hora precisa del abuso.

“¿Qué niña de cuatro años puede proveer esos datos como si fuera una adulta?”, revienta la madre.

Martínez Vitela alza el hombro izquierdo y mira de lado.

Zoom: el juez cerró la instrucción con un tremendo lapsus. “Lo conducente es emitir un fallo condenatorio”. Se detiene y corrige: “digo… absolutorio; pero no se preocupe, señora Figueras, que si así lo desea puede apelar mi decisión”.

 Opiniónsalcosga23@gmail.com

@salvadorcosi

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí