Arranque en el árbol de las mentiras

0
196

Por Rafael G. Vargas Pasaye

Se necesita una dramamine para evitar el mareo, pese a ser una carretera reciente, las curvas tienes sus efectos tanto para primerizos como para quienes la recorren seguido. Se trata del camino a Guadalupe Ocotán en el municipio serrano de La Yesca, Nayarit, punto geográfico donde los candidatos de la coalición Sigamos haciendo historia decidieron arrancar esta campaña federal 2024.

El viernes ellas y ellos estuvieron en el Zócalo en el evento de la Dra. Claudia Sheinbaum, por eso hasta el tercer día comenzaron su recorrido en el Centro Kaliwey, que es donde sesiona el gobierno tradicional, el único formal en todo Nayarit. Aquí el gobernador cuenta con su gabinete y con los topiles que fungen como una especie de policías, quienes tienen que ser jóvenes recién casados (es requisito porque sus esposas les ayudan en diversas labores).

Los que saben de esto recuerdan que antes de los nuevos caminos eran horas de terracería para trasladarse a la capital nayarita, hoy en dos horas y media aproximadamente ya se puede llegar, la ruta es pues más rápida aunque las curvas son de respeto.

La comunidad indígena de esta zona abarca 24 mil 750 hectáreas, hay buena madera, está cerca el río Huamijic, y son aproximadamente 1,200 comuneros los que la conforman. El actual gobernador tradicional en Guadalupe Ocotán es Juventino Muñoz de la Cruz, cuyo cargo sólo dura un año, y dentro se las funciones está la de impartir justicia, tipo juicios orales. Todavía algunos recuerdan cómo a inicios de los años ochenta una persona fue asesinada y en la plaza se escucharon los testimonios de las partes y se llegó a un fallo: a los dolientes había que darles 3 cebús, 4 remudas para arar y algunas vacas para resarcir el daño.

O el caso más reciente de un robo de 6 mil pesos en una caja de un negocio, donde se mandó traer al acusado y se le resguardó en el cepo mientras se llevaba a cabo su audiencia. No se permite estar cerca a nadie más que a los implicados, se guarda cierta privacidad. Apenas hace poco más de diez años se comenzó a llevar una especie de orden administrativo, un registro que ayuda a la memoria colectiva porque antes todo quedaba en la oralidad, en el recuerdo.

También se habla de cómo antes parte de los castigos consistía en dar azotes, labor que desempeñaba el alguacil (claro, antes de la llegada de los derechos humanos). Otro dato de la realidad de Guadalupe Ocotán es que es la localidad donde más jóvenes concluyen sus estudios universitarios de todo el municipio.

Muchos candidatos buscan venir a esta parte de la sierra nayarita por el color que representa la vestimenta así como los usos y costumbres de los habitantes. Esta vez no fue la excepción, son las fotos que ayudan en redes sociales, mismas que no existían cuando vino aquí la señora Ana Cecilia Occelli, esposa del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, el de “Solidaridad”, el del famoso video de “Don Beto, don Beto, ya tenemos carretera”.

El gobernador tradicional dio la bienvenida a los candidatos minutos antes de las 12 del día, activando así las banderas del Partido del Trabajo, del Partido Verde, y las pocas de Morena que se vieron.

Siguió en el uso de la voz la senadora de la República, Cheny Jiménez, oriunda de este municipio pero de la localidad de Puente de Camotlán (otro dato: la siguiente legislatura tendrá en el Senado al menos dos nacidos aquí pues las tres fórmulas las encabeza gente de La Yesca: Nacho Flores por Movimiento Ciudadano, e Ivideliza Reyes por la alianza).

Cheny compartió un recuerdo, “el de aquél 1 de octubre de 2016 cuando estuvieron López Obrador y Miguel Ángel Navarro fecha en que fundamos Morena. A partir de ese día nuestro actual presidente nos escuchó y hoy puedo decir que también nos cumplió; La Yesca es el vivo ejemplo de que el presidente cumplió”.

A Guadalupe Ocotán ya lo había visitado un presidente de México, fue Ernesto Zedillo Ponce de León y vino a inaugurar la presa.

El siguiente orador en la mata, lugar conocido también como el árbol de las mentiras porque todos los candidatos y candidatas vienen a prometer pero luego no cumplen, fue el diputado federal que busca la reelección Jorge “Fugio” Ortiz, a nombre de sus otras dos compañeras candidatas en el distrito federal 1 Any Porras y en el 2, Andrea Navarro. El exlíder estudiantil, siempre estridente, habló de las propuestas que Claudia Sheinbaum presentó en la capital del país, subrayando dos: campo y pueblos indígenas.

La porra ayuda a que el ánimo no decaiga pese a haber en el evento más gente de Tepic que de la localidad, quizá cuidando los gastos por los topes de campaña, por momentos parecía más el arranque de una campaña a la alcaldía, aunque tampoco se notó presencia de elementos del INE.

Llegó el turno de los candidatos principales. Jasmin Bugarin, nacida en La Manga también en el municipio de La Yesca, quien dijo que Guadalupe Ocotán representa lo que el presidente AMLO ha dicho y ha hecho: justicia social.

Luego Pavel Jarero, quien recordó al “mocho”, ese famoso auto todo destartalado donde se veía al entonces candidato AMLO (junto con Cheny Jiménez) recorriendo los caminos de La Yesca para fundar el movimiento. Otra vez el recuerdo en la cabeza del “Don Beto, don Beto, ya tenemos carretera”.

El evento acaba y comienzan las fotos, los saludos de mano, lo que marca el protocolo. Toca turno de otra dramamine para el regreso, y una más para los días que faltan de campaña.

Ya de salida se ve cómo sacan del cepo a un detenido, va a comenzar su audiencia, cada una tiene un costo de $600 pesos, uno de los objetivos del gobierno tradicional es que prevalezca la unidad de la comunidad porque todos se conocen, que todos queden de acuerdo.

La música de fondo sigue, los candidatos se han retirado, la gente de la localidad se forma para recibir un plato con birria y el árbol de las mentiras recibe la brisa del aire de media tarde de marzo.

@rvargaspasaye

www.consentidocomun.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí