7.7 C
Tepic
sábado, julio 20, 2024
InicioNayaritSilencios rotos tomarán las calles

Silencios rotos tomarán las calles

Fecha:

spot_imgspot_img

Por Diego Mendoza | Pablo Hernández

Cada 8 de marzo, las calles de Tepic se llenan con la fuerza y la determinación de miles de mujeres que marchan para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. Es un momento de solidaridad, pero también de protesta, con el cual se visibilizan las injusticias que aún persisten en la sociedad. Este año, la marcha en Nayarit refleja una amplia gama de experiencias y desafíos que enfrentan las mujeres en la región, representadas por diversos bloques que reflejan su diversidad y su resistencia.

Zoelia Hernandez @chicaultrasonica

En el frente, los tambores y matracas anunciarán a la capital la avanzada del contingente, con una banda sonora que destrozará el silencio que genera la impunidad, uno de los problemas más grandes con la que lucha la oleada feminista en todo el país.

En segunda fila, avanzarán las mujeres de baja movilidad, aquellas que desafían los obstáculos invisibles de vivir una realidad poco reconocida pero profundamente importante. Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2021(ENDIREH), el 68.2 por ciento de las mujeres con discapacidad en Nayarit han experimentado algún tipo de violencia a lo largo de sus vidas. Estas mujeres enfrentan no sólo las barreras físicas, sino también las barreras sociales y emocionales que limitan su plena participación en la sociedad. Su presencia en la marcha es un recordatorio de que la lucha por la igualdad debe ser inclusiva y abarcar a todas las personas, independientemente de su capacidad física.

Zoelia Hernandez @chicaultrasonica

Detrás de ellas, el contingente feminista vendrá cobijado por un grupo de mujeres que se han identificado como las madres que luchan, quienes exigen el derecho de un parto sin violencia. Este bloque resalta una faceta particularmente vulnerable de la experiencia femenina en Nayarit: la violencia obstétrica. El 28.4 por ciento de las mujeres de 15 a 49 años que dieron a luz entre 2016 y 2021 fueron maltratadas durante el parto, según datos alarmantes. Estos casos se registran especialmente en instituciones como el ISSSTE, pues el 56 por ciento de los casos se han dado ahí. Esta situación plantea preguntas difíciles sobre la calidad de la atención médica y la necesidad de garantizar un proceso de parto digno y respetuoso para todas las mujeres.

Mientras que en tercera fila, el colorido y la belleza de la multiculturalidad en Nayarit hará presencia con un bloque dedicado a las mujeres de pueblos originarios, quien de acuerdo con el último Censo de Población y Vivienda del INEGI en Nayarit, representan el 5 por ciento de la población de mujeres mayores de 12 años en la entidad, además de ser la cabeza de familia de uno de cada cuatro hogares indígenas en Nayarit.

Ellas representan el emblema de una lucha que va más allá del propio feminismo, aquella que busca poner un alto a la discriminación en contra de las comunidades indígenas, en un país en el cual más de 436 mil 679 mujeres se han sentido discriminadas por formar parte de un pueblo originario, según datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación.

El grito de justicia que viene al centro del contingente, estará a cargo de familiares de víctimas de feminicidio, dicho bloque es uno de los más conmovedores y urgentes.

Con seis casos registrados en 2023 y uno más en 2024, la violencia de género sigue cobrando vidas en Nayarit. Tepic, ubicado en el lugar 75 de la lista de 100 municipios con más feminicidios, según el Boletín de Incidencia Delictiva Enero-Diciembre 2023, destaca la necesidad de acciones concretas para prevenir y abordar esta violencia. La marcha es un espacio para exigir justicia, pero también para honrar la memoria de aquellas que ya no están.

Así como de aquellas que aún se buscan. Esta marcha también será un recuerdo de angustia y desesperación que traen consigo los casos de desaparición en el estado. El bloque de buscadoras representa a las madres y familiares de personas desaparecidas en Nayarit. Con mil 873 personas desaparecidas hasta mayo de 2023, el 20.82 por ciento mujeres y 49 de ellas niñas, la desaparición se ha convertido en una crisis humanitaria en la región. La marcha es un acto de resistencia y solidaridad, pero también un llamado desesperado a las autoridades para que tomen medidas urgentes para encontrar a los desaparecidos y garantizar que se haga justicia.

El corredor de protesta que inicia en la hermana Agua y culmina en el corazón de la ciudad, entre la presidencia y Catedral, también será testigo de las nuevas voces, de una lucha que ha tomado gran relevancia en los últimos años: la violencia vicaria.

Este delito recién reconocido en la legislación de Nayarit, tiene 12 casos documentados hasta marzo de 2023 que sólo son la punta del iceberg. Esta forma de violencia, que afecta indirectamente a las mujeres a través de sus hijos e hijas, es insidiosa y devastadora. La marcha es un espacio para visibilizar esta forma de violencia y exigir que se tomen medidas concretas para prevenirla y abordarla.

Zoelia Hernandez @chicaultrasonica

El octavo bloque representa a todas las mujeres que, lamentablemente, han experimentado algún tipo de violencia en sus vidas. El 50.5 por ciento de ellas especifica violencia psicológica, el 33.8 por ciento violencias físicas y el 45.3 por ciento, la violencia sexual. Estas estadísticas son un recordatorio impactante de la urgencia de cambiar la narrativa que normaliza la violencia de género.

El final de la cresta de esta ola feminista esta compuesto por las mujeres encargadas de forjar las generaciones del futuro, ademas de aquellas que llevan la lucha más allá de las aulas: las maestras y universitarias.

La voz de las educadoras que recuerdan la discriminación laboral a las que han sido sometidas las profesionistas tan sólo por ser mujeres. De acuerdo con datos del ENDIREH, de 2016 a 2021, los casos de esta situación aumentaron en un 20 por ciento. Esto sin dejar de lado la problemática que implica el aumento de las agresiones físicas y sexuales, que recuerdan la necesidad de abordar la violencia de género en entornos de educación temprana.

Zoelia Hernandez @chicaultrasonica

Por su parte, las universitarias representan una generación que se niega a permanecer en silencio frente a la violencia de género. Con el 32 por ciento de las mujeres de 15 años o más que han sufrido violencia en la entidad, y un alarmante aumento del 88.8 por ciento en agresiones sexuales en el ámbito universitario nayarita, la marcha también es un llamado a las instituciones educativas para que tomen medidas concretas para prevenir y abordar la violencia de género.

En conjunto, estos bloques pintan un retrato complejo y conmovedor de la lucha de las mujeres en Nayarit. La marcha del 8 de marzo es un momento de solidaridad, pero también de protesta y resistencia. Es un recordatorio de que la lucha por la igualdad y la justicia debe ser una lucha de todas y todos, en la cual con unidad la sociedad pueda construir un mundo más justo y equitativo para todas las personas.

Más artículos

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí