Peloteo | De primera

0
106

Por Heriberto Murrieta

Fue extraordinaria la experiencia en el estadio Alfredo Harp durante la serie en la que los Diablos Rojos del México barrieron a los Yanquis de Nueva York. 

Un espectáculo de primera en un parque de pelota que no le pide nada a ninguno de Estados Unidos. Sin embargo, reprobaría el movimiento incesante de los vendedores que tapan la visibilidad de muchas jugadas, la poca inclinación de la tribuna baja y el despropósito de la música que suena, excesiva y estridente, entre los lanzamientos a lo largo de todo el partido. 

Buen balance

El serial de reapertura de la Plaza México terminó el domingo anterior con el triunfo del novillero Emiliano Osornio. Actuaron 17 matadores, tres matadoras, cuatro rejoneadores, tres grupos de forcados y tres novilleros. 

Se lidiaron 47 toros y siete novillos. Fue indultado un ejemplar de la ganadería de La Estancia. Seis toreros salieron a hombros. Se confirmaron seis alternativas, hubo dos toros vivos y dos heridos, el matador Héctor Gutiérrez y el forcado Uriel Montes de Oca. 

Qué bueno que asistió mucho público nuevo, curioso de saber de qué trata la tauromaquia después de la suspensión de 18 meses. Ahora, lo importante es orientarlo para un mejor entendimiento del espectáculo y retenerlo para los próximos meses y años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí