Monitor Político | Legado de Don Benito Juárez debe prevalecer

Son ideales y anhelos que empujan al progreso. Vamos por el bienestar de los mexicanos, unidos y organizados. Austeridad, honestidad y afán de servicio, las premisas

0
83

Por Julio Casillas Barajas

EN ESTOS MOMENTOS, NAYARIT AVANZA, SIN DUDA

Los nuevos tiempos traen enseñanzas que deben aplicarse. Desde luego que se revitalizan anhelos para México y para Nayarit, sin olvidar que debe imperar la democracia y lograr triunfos legítimos, para la satisfacción del pueblo, respetando las ideas de los demás. Cierto, la “marca” prevaleciente existe, pero todos los derechos para todos, sin trampas. Hablemos de hechos. En Nayarit hay avances que resaltar. Los datos del INEGI demuestran que la actividad industrial ha tenido un repunte muy considerable en el estado de Nayarit, con avances. Desde luego, es el resultado de una política de seguridad ciudadana, jurídica y ambiental que hace a nuestro estado un receptor nato de inversión y que, gracias a la gran calidad laboral y humana de las y los nayaritas, nos convierten en un estado modelo, competitivo en todo el mundo. Y vamos bien en muchos aspectos y ojalá así siga esa ruta.

JUÁREZ POR LA IGUALDAD Y LA AUSTERIDAD

Este es el momento propicio para que no se nos olvide el pensamiento y la gran obra que don Benito Juárez García heredó a los mexicanos. El prócer oaxaqueño aportó mucho para la construcción de la nación que hoy tenemos, máxime cuando la patria sufre embates diversos que deterioran la unidad y la convivencia en aras de los procesos electorales. Cerca de las elecciones, hay mayor interés social para que el contenido de los debates y de las actuaciones de los políticos sea superior. Que el pensamiento de Juárez permanezca.

CERO CORRUPCIÓN Y ABUSOS

Con las mismas ideas y el ejemplo de Juárez es el momento de combatir principalmente la corrupción, la impunidad y el desánimo; es el instante de revalorar el ejercicio de la política y el reconocimiento de que el pueblo es el que manda y ordena a los servidores públicos. Quienes se quedan atrás son rezagados y archivados debido a sus errores y omisiones, pero los que continúan adelante deben tener presentes los puntos de vista y expresiones de Juárez, expresiones combatidas por los conservadores y enemigos de su trayectoria.

SANO DEBATE CON RESPETO

Amigas y amigos: estamos ante la inmejorable oportunidad de impulsar la sana confrontación de las ideas para llegar a acuerdos; precisamos que  los políticos y gobernantes hagan propuestas de altura que se concreten en políticas públicas o leyes importantes; que los servidores públicos y los partidos políticos reiteren,  en la práctica, el compromiso con el pueblo desde un sentido social,  y que encabecen   un minucioso análisis de la forma en que vamos a empujar al país al desarrollo con unidad y organización, sin poses ni demagogias.

CONGRUENCIA ENTRE EL HABLAR Y EL HACER

Los que ganan millones de pesos en sus puestos políticos o posiciones de trabajo (mismos que les dio la sociedad) deben abanderar causas que procuren la garantía de la paz social para los habitantes. Cada quien en su respectiva responsabilidad. Y que los funcionarios dejen de ser rémoras improductivas y enaltezcan, en cambio, la distinción del servicio público otorgando a las instituciones el honroso lugar que merecen. Y al pueblo gracia, atención y respuestas satisfactorias a la problemática existente, esa es una obligación.

QUE LOS SERVIDORES CUMPLAN SU PALABRA

Benito Juárez recalcó que la tarea de un servidor público- de los tres órdenes de gobierno-, es cumplir y hacer cumplir las leyes, aplicar un ejercicio democrático del mandato del pueblo; nadie contra la ley sin importar condición política, económica o social. Vivir en la medianía de un salario justo. Los principios de Juárez guían sin duda el ejercicio público que debe crear las condiciones para mejorar las oportunidades de desarrollo y progreso de nuestro pueblo transformando nuestro destino. Juárez llamó a poner todos nuestros esfuerzos a obtener y a consolidar los beneficios de la paz, bajo la protección de las leyes y de las autoridades para cuidar los derechos de todos los habitantes. Que el pueblo y el gobierno respeten los derechos de todos, ya que, entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.

Los que fallan ahí, se han colocado en el basurero de la historia, en las mazmorras del olvido y en las bodegas del desprecio. Las reflexiones nunca salen sobrando. Hay que actuar con congruencia y respeto al pueblo, frente a él, y cumplir los compromisos que se hayan pactado con la sociedad.

Después, hoy como antes, y después mañana, no se quejen.

VEREMOS Y DIREMOS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí