La Serpentina | Costumbres peligrosas

Volvemos a ser testigos de un hecho de sangre por causa de la imprudencia de un conductor del servicio público, el saldo de 8 heridos es para tomar nota de las causas

0
102

Pues fíjense que el sábado pasado, es decir el día de antier, dimos cuenta en nuestro portal y también en otros medios informativos, de un accidente que me impactó por el número de heridos que resultaron del mismo, y además por la hora en la que ocurrió dicho suceso en donde hubo 8 lesionados y la pérdida casi total del vehículo que protagonizó el accidente.

El relato del suceso señala que este hecho donde sí hubo sangre, ocurrió como ya dije este sábado pasado por la tarde, y fue a la altura de la calle Iturbide de la colonia Moctezuma, y bulevard Tepic-Xalisco, justo frente a una de las entradas de la máxima casa de estudios, de la UAN,  donde la unidad de la ruta Uni-Nay, Moctezuma, chocó contra un poste de concreto.

De acuerdo a la excelente información recabada por nuestro reportero policiaco, Francisco Palomares, quien de inmediato se trasladó al lugar del accidente, él relata que según versiones en el lugar, le comentaron que  momentos antes circulaba esta combi del servicio público de transporte tipo Urban de la marca Nissan, en color blanco y cuyo chofer era una persona de nombre Fernando “N” de 48 años de edad, el cual circulaba por dicho bulevar de norte a sur a velocidad inmoderada cuando pierde el control de la unidad hacia el lado derecho, impactándose de frente ángulo derecho contra un objeto fijo poste de concreto CFE ocasionándole daños.

Esa fue la primera versión externa, pero luego, gente del accidente comentó que  momento antes de lo sucedido una mujer que fuera a lado del conductor (al parecer su pareja), discutía y subiendo el tono a reclamos, luego en un movimiento inesperado por el chofer FERNANDO,  jaló el volante “provocando una pérdida de control con los hechos ya mencionados”.

Al llegar los servicios de emergencia de inmediato atendieron a ocho personas, y realizaron maniobras para liberar a una mujer la cual quedó prensada de sus piernas, siendo llevadas todas a un hospital, para antes debo aclarar que la mujer prensada es la que al parecer venía discutiendo con el conductor, y terminó como ya ven ustedes, siendo víctima de sus propias maldades. Por cierto, que esta dama fue rescatada con ayuda de equipo hidráulico de bomberos del estado y llevada de urgencia a un hospital.

La versión del chofer de la combi a las autoridades, es que se quedó sin frenos, pero como no fue muy creíble su versión, ésta será investigada por la Fiscalía General de Nayarit.

Hasta aquí la noticia, ahora solo quiero agregar una costumbre muy arraigada en choferes de combis, y autobuses del servicio público, costumbre que ha sido denunciada N veces por usuarios que se molestan por un eventual accidente que pudiera darse, en perjuicio de ellos mismos.

El asunto es que los choferes tienen por costumbre subir a sus novias, parejas, concubinas, amigas, esposas, conquistas, y todo aquello que se parezca a lo anteriormente dicho, al asiento de un lado en el caso de las combis, o en el asiento trasero, en el caso de los autobuses, esto es para ir charlando con ellas, para ir contando lo que hicieron, lo que no hicieron, y para pasar el rato. Eventualmente, este tipo de prácticas se torna un tanto violento, pues la fémina que acompaña al chofer, le empieza a reclamar lo que hizo un día o semanas pasadas, le echa en cara que lo vieron con la otra, y entonces el chofer tiene que defender su hombría y machismo, de igual forma el macho defiende su honor, tal como debe ser en México, suele negar todo, suele decir que la mujer con la que lo vieron es una “resbalosa” y que por eso no tuvo más remedio que atenderla.

Cualquier pretexto es bueno, con tal de que la otra pareja se quede contenta, y deje de molestar, pero el problema se agrava cuando la amante, concubina, amiga, pareja, novia, o lo que sea, descubre que ya tiene embarazada a otra dama, y es ahí donde el varón, tiene más complicaciones para justificar su acto.

Situaciones como esta son las que de vez en cuando se pasan de la raya, y provocan incidentes, o accidentes, tal como ocurrió en el hecho de sangre del sábado, en donde no es poca cosa un saldo de 8 heridos, entre ellos la supuesta dama implicada en causar el accidente al mover el volante en forma inesperada.

A lo anterior agregue usted que el conductor de la combi, venía a exceso de velocidad, y sólo le pido que le demos gracias a Dios porque el accidente ocurrió en sábado, porque si hubiese sido entre semana, el viernes, por ejemplo, es probable que estuviéramos hablando de uno a varios estudiantes hechos papilla y claro, muertos en el lugar de los hechos.

Como la autoridad no puede hacer nada, pues estas mujeres se suben en los camiones o combis, en calidad de pasajeras, quizá el patrón o sea el concesionario de las rutas, debiera darles una media hora, o determinada cantidad de tiempo, para que los choferes y sus mujeres arreglen sus diferencias, sin ir manejando, so pena de seguir viendo accidentes como este que les acabo de relatar.

Dice el chofer que se quedó sin frenos, el problema es que lo dijo tan sin convicción, que ni la fiscalía le creyó y van a hacer una revisión de peritaje para ver si es cierto, y me temo que no será verdad esta versión del oprimido conductor…hasta mañana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí