Publicidad

Nacional

La variante de COVID-19 detectada en Jalisco podría ser una mutación mexicana

Enero 31, 202103:21 pm
julio alejo
Publicidad

Guadalajara.- Científicos del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara, investigan si existe una nueva variante mexicana del Sars-Cov-2.

Suscríbete

Y recibe diariamente la versión
impresa digital a tu correo

Lo anterior fue confirmado por Natali Vega Magaña, jefa del Laboratorio de Diagnóstico de Enfermedades Emergentes y Reemergentes del CUCS, quien explicó que la mutación conocida por sus siglas como E484K detectada en el estado de Jalisco, podría ser en realidad una variante local que surgió en la entidad, y no un caso de sepa sudafricana y brasileña.

“Tenemos que hacer más estudios. Lo que podemos confirmar, es que sí detectamos la mutación E484K y esto es un hallazgo importante, ya que no había sido reportada en México. Sin embargo, se requieren estudios más profundos como la secuenciación, así como el análisis de más muestras positivas para determinar la prevalencia de esa mutación en Jalisco”, informó Vega Magaña.

La variante E484K se descubrió por primera vez en Brasil, concretamente, el 6 de enero de 2021; y desde entonces, ha despertado la preocupación de numerosos sectores, que la consideran la modificación más peligrosa, ya que parece que dota al virus de capacidad para escapar de los anticuerpos que lo neutralizan.

El 27 de enero, y tras realizar los exámenes pertinentes, la Universidad de Guadalajara y la empresa Genes2Life confirmaron que cuatro personas en Jalisco habían dado positivo a la mutación E484K. Uno de los pacientes había estado en contacto con un extranjero en Puerto Vallarta, pero otros dos aseguraron que no se habían relacionado con nadie que hubiera viajado recientemente al exterior.

Seguimos en la búsqueda de más información para seguir detectando la mayor cantidad de variantes; las edades son heterogéneas, había una persona mayor a 60, y dos de 30 años”, explicó la experta.

A pesar de que la mutación detectada en el CUCS se ha asociado a las cepas brasileña y sudafricana, Vega Magaña insistió en que quizás los pacientes de Jalisco no se contagiaron de estas mutaciones, sino de una variante local, por lo que es necesario continuar con las investigaciones.

Por el momento, ya trabajan en el proceso para realizar la secuenciación, una técnica molecular que confirmará si esta modificación se asocia con alguna de las ya existentes. Y en las próximas semanas esperan tener más respuestas.

La científica confirmó que la mutación E484K es una de las más preocupantes, porque en ella el organismo parece tener problemas para reconocer al virus, por lo que disminuye la acción neutralizante de los anticuerpos que se generan al aplicarnos la vacuna, o al superar la enfermedad.

“Como esta mutación es reciente, falta más información y estudios, debemos tener mucha precaución y cautela con la información que se tiene, porque es preliminar; pero lo que se ha reportado es que esta mutación puede relacionarse con una segunda infección. Es importante no alarmarnos y tomar precauciones, seguir con los cuidados de higiene, distanciamiento social y uso correcto del cubrebocas”, agregó la jefa del Laboratorio Vega Magaña.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Más de Nacional


Publicidad

Síguenos

Visita nuestras redes sociales y mira las noticias mas actuales

Edición Impresa

Descarga nuestras versiones impresas en formato PDF

NayaritVallartaSocialesSeguridad

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

Meridiano.mx