Publicidad

Deportes

Víctor Aarón González cumple un año en la cima del béisbol

Fue un 31 de julio del 2020 cuando el pitcher zurdo de Tuxpan debutó en las Grandes Ligas con los Dodgers de Los Ángeles, y en su primera temporada, fue campeón de la Serie Mundial
Julio 31, 202109:34 am
Javier Carrillo
Publicidad

Publicidad

El 31 de julio del 2020 comenzó el camino del nayarita Víctor Aarón González en el béisbol de las Grandes Ligas con los Dodgers de Los Ángeles. El pitcher zurdo tuxpeño comenzó la temporada de Las Mayores en el campamento alternativo de la novena angelina, y cuando agonizaba julio, fue llamado para unirse al róster que encaraba una campaña marcada por estadios sin público y contagios de covid-19 entre peloteros de distintos clubes.

Suscríbete

Y recibe diariamente la versión
impresa digital a tu correo

González Ortiz, un pitcher zurdo que batalló con lesiones antes de llegar a la cima del béisbol, tuvo su primer partido el 31 de julio ante los Diamondbacks de Arizona en el Chase Field de Phoenix.

Fue en la quinta entrada en labor de relevo cuando el oriundo de Tuxpan hizo su primera aparición en un montículo de Grandes Ligas, y fue Christian Walker el primer bateador que enfrentó, mismo que le conectó sencillo al jardín derecho al primer lanzamiento del de Nayarit.

Su primer ponche se lo recetó a Stephen Vogt en cuatro lanzamientos, el tercer strike un slider de 85 millas que el catcher de Arizona abanicó.

Víctor Aarón González terminó su labor esa noche con una entrada, tres hits, una carrera limpia y un ponche, y al salir del diamante, dedicó una mirada al cielo para su padre fallecido, dicho por él en entrevistas posteriores a medios de comunicación.

La actuación del beisbolista cora causó revuelo en todo Nayarit, y en especial en su natal Tuxpan, donde familia y vecinos se juntaron para presenciar el partido que finalmente perdieron los Dodgers por 5-3 ante Arizona.

También las portadas de los medios de comunicación dedicaron páginas para González, ya que se convertía en el pelotero número 130 nacido en México en jugar en la llamada gran carpa, y apenas el segundo nayarita en conseguirlo, luego de Germán Jiménez, quien jugó para Atlanta en 1988. La historia apenas comenzaba.

Agosto

Tras un primer juego en el que titubeó, Víctor Aarón González fue enviado de vuelta el 5 de agosto al campamento alternativo de los Dodgers de Los Ángeles, donde entrenaban los peloteros que no formaban parte del primer equipo, pero que podían ser llamados a Las Mayores de un momento a otro.

El 19 de agosto, el coquero de Tuxpan fue llamado de nueva cuenta al equipo grande de los Dodgers, al cual ya no volvería a dejar hasta la fecha. Ese mismo día lanzó dos entradas contra los Marineros de Seattle sin permitir hit.

Cuatro días después, el 23 de agosto, llegó otra fecha histórica para el béisbol nayarita, ya que Víctor Aarón ganó el primer partido de su carrera, al tirar dos innings de apenas un hit contra Rockies de Colorado; Dodgers triunfo 11-3 en ese encuentro.

En su siguiente encuentro, el 27 de agosto, volvió a ganar y sumó la segunda victoria de su carrera, al lanzar dos entradas y un tercio sin admitir hit ni carrera y ponchar a tres enemigos ante los Gigantes de San Francisco. Dodgers se impuso 2-0 ante su rival californiano. En Nayarit, la afición al rey de los deportes se emocionaba cada vez que su jugador lanzaba con los Dodgers, el corrido de Nayarit sonaba en el Dodger Stadium

Septiembre

Víctor Aarón González llevó sus buenas actuaciones de agosto a septiembre, mes en el que disputó 10 partidos y dominó a las ofensivas rivales. En 11 entradas y un tercio recibió únicamente siete imparables y concedió una carrera, para un porcentaje de carreras limpias de 0.79, además de propinar 15 ponches y ganar su tercer partido, el domingo 13 de septiembre contra Houston, equipo al que dejó en blanco en dos entradas.

Octubre

Con su lugar ganado en los Dodgers, el nayarita fue considerado para formar parte del róster de play offs, y la expectativa en Nayarit crecía al ver cómo su pelotero era uno de los relevistas de confianza del manager de Los Ángeles, Dave Roberts. Y el tuxpeño no decepcionó.

En la serie divisional ante Padres de San Diego, lanzó un partido y no le anotaron carrera. Contra Atlanta en la serie de campeonato de la Liga Nacional participó en tres juegos, en los que estuvo dos entradas y le anotaron una rayita.

Su consagración llegó en la Serie Mundial, la que no ganaban los Dodgers desde 1988. Víctor Aarón González no se dejó dominar por los nervios, y dominó a los bateadores de los Rays de Tampa Bay. Subió al montículo en cuatro de los seis partidos del clásico de otoño, lanzó tres entradas y dos tercios, y apenas le anotaron en una ocasión además de pegarle dos hits.

El momento cumbre para Víctor Aarón González y los Dodgers fue el 27 de octubre en el juego seis. El de Tuxpan ingresó en el sexto rollo y retiró en orden a los tres bateadores que enfrentó, y a todos con ponche. Lowe, Margot y Wendle abanicaron la brisa. Los Ángeles perdían ese encuentro 0-1, pero en la parte baja del sexto capítulo, anotaron par de carreras para dar la vuelta a la pizarra y poner al nayarita como elegible a la victoria.

La novena entrada fue turno del protagonismo para el gran amigo de Víctor Aarón, el sinaloense Julio Urías, quien se deshizo en orden de los últimos tres outs para conseguir el salvamento y el campeonato para la escuadra angelina.

Al caer el último out en el Globe Life Field de Texas, el furor por los Dodgers traspasó fronteras y llegó hasta Tuxpan, donde la familia, amigos y paisanos del zurdo de 25 años festejaron toda la noche y desfilaron por las calles de la ciudad con música y cerveza para presumir a su campeón de serie mundial.

Noviembre y diciembre

La recta final del 2020 continuó de ensueño para el recién coronado con los Dodgers. Fue recibido como ídolo en Tuxpan y atendió a cuanta persona pedía tomarse una foto con él para subirla al Facebook. Además, el 19 de noviembre contrajo nupcias con su ahora esposa Carolina Romero, y tuvo un encuentro con el presidente Andrés Manuel López Obrador el 4 de diciembre, cuando el mandatario realizó una gira de trabajo por el estado.

Los reconocimientos para el ídolo del béisbol nayarita no se terminaron al acabar la serie mundial, pues después de Navidad, repartió juguetes por las calles para los niños de su ciudad, como agradecimiento por el apoyo que le brindaron durante la temporada 2020.

De nuevo acaparaba la atención en medios de comunicación de todo el país, pero ahora por su labor altruista.

2021, vuelve a soñar junto a Dodgers

Tras la pausa del béisbol de Grandes Ligas y pasar vacaciones junto a su esposa, familia y amigos, en febrero se reportó en los entrenamientos primaverales de los Dodgers para preparar la nueva temporada.

Durante la pretemporada, lució como terminó la Serie Mundial: dominante y sin permitir daño. Jugó 10 partidos en los que trabajó nueve entradas y un tercio, sólo le conectaron cuatro hits y no le anotaron carrera, al mismo tiempo que ponchó a 13.

Abril, inicia camino al bicampeonato

Durante abril nuevamente se vio fuerte el nayarita. Once juegos repartidos ocho innings, con dos carreras limpias y seis ponches. También se apuntó el primer salvamento de su carrera al lanzar dos tercios en el triunfo 2-0 ante Padres de San Diego el día 17.

Mayo, asentado y consistente

Aarón González demostró que abril no fue casualidad, y en mayo volvió a mostrarse como uno de los relevistas más sólidos de los campeones mundiales. Tuvo 12 salidas, ganó dos partidos, no perdió ninguno y su porcentaje de carreras limpias admitidas fue de 2.53; sus triunfos fueron ante Arizona el jueves 20 de mayo y ante San Francisco el día 27.

En junio, intratable

El temporadón de Víctor Aarón continuó. En el tercer mes de la zafra beisbolera, participó en diez encuentros, ganó uno, y su efectividad fue de 1.29. Ya era uno de los hombres de confianza de Dave Roberts, en especial en situaciones difíciles. Su victoria número tres llegó el día nueve ante Piratas de Pittsburgh, a quienes apagó en un inning y un tercio, sin que le pegaran inatrapable y con un chocolate recetado.

Julio, lesiones e inconsistencia

El último mes no ha sido el mejor para el pitcher nayarita, pues el 6 de julio fue enviado a la lista de lesionados de diez días debido a una fascitis plantar en el pie izquierdo. El día 16 tuvo un partido de rehabilitación en Rancho Cucamonga Quakes, y el 19 de julio volvió a estar en el roster activo de los Dodgers.

Además de los problemas físicos, ha tenido actuaciones en las que le han conectado y no se ha visto imbatible como acostumbró a sus seguidores y a la afición de Nayarit.

Apenas ha disputado seis partidos, y en cuatro entradas y dos tercios, los bateadores rivales le han pegado once hits y anotado en seis ocasiones. Su efectividad se disparó a 11.57 en este mes.

Pese a las dificultades en los últimos juegos, Víctor Aarón González cumple su
primer año en el béisbol de las Grandes Ligas, y ya es un histórico de la pelota mexicana al haber ganado la Serie Mundial con los Dodgers, y ser el pitcher vencedor del juego definitivo. El corrido de Nayarit seguirá sonando cuando salga a lanzar.

 

Publicidad

Publicidad

Más de Deportes


Publicidad

Síguenos

Visita nuestras redes sociales y mira las noticias mas actuales

Edición Impresa

Descarga nuestras versiones impresas en formato PDF

NayaritVallartaSocialesSeguridad

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

Meridiano.mx