Publicidad

Opinión

PROGRAMA DE LOS 100 DÍAS

Los Programas de los 100 días, son en esencia las respuestas inmediatas, de los gobiernos electos y que empiezan sus funciones, a nivel federal, estatal o municipal, para con su pueblo.
Publicidad

Por Juan Alonso Romero

Septiembre 09, 2021 | 10:59 am

Son las demandas más sentidas recogidas en campaña. El desarrollo de este documento, contiene: una Introducción, se define su Propósito, se respalda en el Marco Normativo, se determinan los Recursos materiales, humanos, técnicos y económicos, se especifica su Desarrollo, se Evalúa y finalmente, se miden sus Resultados. Equivale al mini plan de gobierno, sugerido por los votantes durante la campaña. 

Suscríbete

Y recibe diariamente la versión
impresa digital a tu correo

 INTRODUCCIÓN 

 Los Programas de los 100 primeros días de los gobiernos, llevan generalmente la respuesta, a las demandas más sentidas planteadas en las campañas. Se contempla la solución a los bacheos y arreglo de calles, escuelas, caminos de las comunidades y municipios. Agua potable, drenaje, alcantarillado, luminarias públicas, reparación de semáforos. Mejoras en la seguridad pública municipal, en la recolección de basura y en la atención en la salud, de parte del sector Salud, integrado por IMSS, ISSSTE, SSA. Atención especial al regreso a clases seguro debido a la pandemia, e igual,  atención al programa universal de vacunación. Reactivación de la economía, para la generación de más empleos. Apoyos a las micro, pequeñas y medianas empresas, atención a los productores rurales y al campo. Atracción de inversiones, industrias limpias, fortalecimiento al turismo. Apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas. Generación de alianzas con los estados vecinos, para aprovechar en común su infraestructura y opciones de desarrollo regional. 

 PROPÓSITO 

 El propósito de los programas de los 100 días, es llevar el mensaje de que hay un cambio de actitud real, del nuevo gobierno, para con su pueblo. Porque también se complementa esa actividad, con mejorar la atención de las demandas del pueblo, en todas las dependencias federales, estatales y municipales. Generando una nueva imagen de apertura, de trato cordial y sobre todo, de deseos de servirle a la gente. Se dan mensajes que hablan de un cambio, como: combate al burocratismo en la tramitología, a la corrupción, al derroche de recursos, a la prepotencia. Anunciando freno a los aumentos de la deuda pública, recorte a los gastos en promoción y publicidad del nuevo gobierno. El no gasto en más adquisición de vehículos, celulares, pagos de viajes o alimentación de los funcionarios públicos. Dando con ello, el perfil de un gobierno responsable, austero y honesto.  

 MARCO NORMATIVO 

 El marco normativo del Programa de los 100 días, está establecido en la Constitución general de la República y en la particular de cada estado. Dando a entender, que se gobernará respetando al Estado de Derecho.  Con especial atención al derecho de petición, que tienen todos los ciudadanos, para con sus gobiernos. Estando obligado el gobierno y sus dependencias, a atender de manera cordial, atenta y rápida, a los ciudadanos. Pero en el Programa de los 100 días, este aspecto, que está en las normas, se hace más visible. Se publicita más. Se deja la impresión, de que ya hay un gobierno abierto para el pueblo y que además todo esto, está basado en la ley. 

 RECURSOS 

 Se utilizarán de la mejor manera, los recursos económicos, materiales y humanos de que dispone el gobierno en sus tres niveles: estatal, federal y municipal, para lograr satisfacer las metas, que tenga trazadas el programa de los 100 días, con eficiencia. E igual con buenos resultados o eficacia. Dando cambios a los mantenimientos olvidados por otros gobiernos. Mejorando la imagen urbana de las ciudades más importantes. Que generalmente empiezan por sus centros históricos, sus calles dañadas y en la remodelación de parques y jardines. Así como en la mejora de los servicios públicos, o alguna infraestructura necesaria y no atendida anteriormente. 

 DESARROLLO 

 Se procurará que el desarrollo del Programa de los 100 días, se vea, se sienta y se note, en todo el territorio del Estado. Para dar el mensaje, de que el desarrollo va en serio. Con atención y con resultados. Con la participación de todas las dependencias que conforman a los órganos gubernamentales. Coadyuvando en ello, los tres poderes del Estado, que emiten sus opiniones favorables al Programa. Haciendo lo mismo los funcionarios, diputados locales, federales, senadores, afines al régimen que toma posesión. 

EVALUACIÓN 

Se debe de tener un sistema, para medir el impacto del Programa de los 100 días, por dependencia y por Municipio. Para conocer que avance se lleva en los primeros 30 días, en los siguientes 30 días y así sucesivamente, hasta sumar los 100 días. La evaluación, como estadística, debe de tener rigor metodológico y verdad. Para que no se caiga en posiciones complacientes, que luego puedan dar resultados adversos, ante la opinión analítica de algunos sectores. Sobre todo, los ajenos a la esfera oficial. 

RESULTADOS 

Al interior del gobierno, se deben de tener lo más precisos posibles los resultados logrados. Para poder informarle a la población, a través de los medios de comunicación, que avance real se logró. Ganando con ello, credibilidad, por parte del impulsor del Programa: el gobierno. 

LAS REALIZACIONES 

Todo mundo, sea del partido político que fuere, espera siempre de los cambios de gobierno, ver en su barrio, en su comunidad, en su colonia, ejido o en su calle, mejoras. Reparaciones. Servicios ejecutados con calidad. Muy en particular sucede con los municipios, que anhelan tener calles que no se inunden, que no tengan baches, con recolección eficaz de la basura, buen alumbrado público y buena seguridad en la policía municipal. Con semáforos que funcionen bien y que no sean material casi obsoleto.  Se espera mejor servicio de agua potable, reparación de drenaje y mantenimiento al alcantarillado. Sueña el pueblo, con buena atención de los servicios médicos, del sistema educativo, del combate real a la corrupción y a la impunidad. Para tener seguridad en las calles, en sus casas y en el manejo de su patrimonio.  

 La iniciativa privada, espera la presencia de gobiernos que den señales y seguridad para invertir. Con gobiernos con los cuales se pueda dialogar, colaborar y llegar a acuerdos que se respeten. Con facilidades para realizar su tramitología. Eliminando a funcionarios corruptos, que intimidan al inversionista y desalientan la inversión. La sociedad espera siempre, Programas de los 100 Días, que sean un avance de un Plan Estatal o Municipal de Desarrollo eficiente. Que posibilite el crecimiento y el desarrollo económico. 

Publicidad

Publicidad

Más de Opinión


Publicidad

Síguenos

Visita nuestras redes sociales y mira las noticias mas actuales

Edición Impresa

Descarga nuestras versiones impresas en formato PDF

NayaritVallartaSocialesSeguridad

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

Meridiano.mx