Publicidad

Opinión

La tragedia panista

En Definitivo

Por Pablo Hernández Avendaño

Septiembre 27, 2021 | 08:09 am

Podríamos llamarlo el Titanic pero el mote quedaría muy grande para algo que parece una pequeña lancha que apenas se mantiene a flote, mientras su tripulación se mira ansiosa por aprovechar el descuido de alguno de sus compañeros y devorarlo para sobrevivir.

Suscríbete

Y recibe diariamente la versión
impresa digital a tu correo

Y es que la situación de Acción Nacional hoy en día pareciera trágica y caótica en el Estado de Nayarit, donde pasaron de ser la primera fuerza a la tercera en tan solo cuatro años, además de perder representación en el Poder Legislativo donde apenas cuentan con una legisladora.

Los únicos salvavidas con los que cuentan se ubican en San Blas e Ixtlán del Río, sin embargo tienen que compartirlos con el Partido Revolucionario Institucional y el de la Revolución Democrática que fueron sus aliados en las pasadas elecciones.

En ese tenor con sabor a fracaso es que arranca la renovación de la dirigencia, donde la cúpula panista ha decidido enfrentar dos discursos en aras de demostrarse como una organización democrática.

Por un lado, las caras de siempre encabezadas por Ramón Cambero quienes cobijados por la experiencia y la responsabilidad buscan dar soluciones a los problemas que ellos mismos causaron.

Mientras que del otro lado, una minoría de disidentes a los “camberistas” se guían bajo el discurso del relevo generacional y recuperar el partido, a través del joven Miguel González, cuya mayor virtud dicha por el dirigente actual de Acción Nacional en la entidad, es solamente su formación profesional.

El favoritismo es claro dentro de la élite panista que durante años no ha cambiado, y que hoy tiene como plus el hecho de que una de las pocas alcaldías ganadas claramente es controlada por su grupo, razón por la cual la poca militancia blanquiazul se hará del lado del árbol que más frutos ofrece.

Sin embargo,  el reto es gigantesco para Ramón Cambero en esta ocasión, cuyo grupo carga con la cruz de los malos negocios de la elección pasada, la salida de militancia importante a otros proyectos políticos y hasta el fracaso con la candidatura de Adahan Casas, que originó roces con el Revolucionario Institucional, con quien por cierto librará una dura negociación de cara a las elecciones federales dentro de tres años.

Hoy en día, Acción Nacional reclama con urgencia la identidad y unidad que con el paso del tiempo ha perdido, ya que para muchos la única ideología de esta organización se traduce en la búsqueda de pesos y puestos.  

Por lo cual seguramente durante los próximos días, el caballo ganador comience a hacer un llamado a la unidad a través de una candidatura única que sume a los disidentes bajo la promesa de una renovación que brinde más espacios a las juventudes y a los cuadros de otras corrientes.

Pero sobre todo que garantice que mostrará un gran capitán que haga frente al tsunami guinda que arrasa en las elecciones y cuyo ocaso parece solo se logrará bajo el solsticio de un movimiento naranja.

EN DEFINITIVO… A nivel nacional el cuento no es muy distinto, y aunque en busca de la unidad los panistas apoyan la reelección de Marko Cortés, hay muchos cuadros que no están contentos con el manejo que ha realizado, sobre todo en su papel de oposición, donde han permitido que el discurso desde Palacio Nacional los coloque como auténticos enemigos públicos, a quienes la propia ciudadanía enardecida busca linchar a la menor provocación.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Más de Opinión


Publicidad

Síguenos

Visita nuestras redes sociales y mira las noticias mas actuales

Edición Impresa

Descarga nuestras versiones impresas en formato PDF

NayaritVallartaSocialesSeguridad

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias en tu correo

Meridiano.mx