Opinión

compartir_facebook compartir_twitter compartir_whatsapp compartir_telegram
3'

La serpentina: El costo de la indolencia; Otro semáforo rojo y la economía se devasta

Hay un dicho que dice que la vida siempre cobra factura, y esto aplica no sólo en lo personal, sino en grupos sociales que se empeñan en alterar las leyes de la naturaleza, o las que algunos llaman las leyes que rigen el universo y al ser humano, entre las que se encuentra la ley de causa y efecto, en la que todo lo que hacemos tiene su correspondiente efecto, bueno o malo. 

Y eso es lo que está pasando en Tepic, las autoridades sanitarias y constitucionales, están sumamente alteradas por los inusitados aumentos de contagios de Coronavirus, antier hubo en un solo día más de 85 contagios, cifra récord para una pandemia que aparentemente la veíamos ya controlada, calmada, vigilada e incluso un tanto sosegada, pero pues no, la verdad es que las decenas y decenas de recomendaciones, han sido ignoradas no por todos, eso hay que reconocerlo, pero basta con  los indolentes que andan como máquinas repartiendo los contagios a destajo y con eso tenemos para que una epidemia que parecía dominada por las muchas medidas sanitarias impuestas, vuelva a estar en el ojo del huracán, con el agravante ahora de que ya entró a México, una nueva cepa derivada del COVID-19, y con eso tendremos para entretenernos otro medio año, los primeros portadores de este nuevo virus familiar del Covid-19, llegaron por Tamaulipas a nuestro país. 

Pues el asunto es que ante el considerable incremento de casos de COVID-19 derivado del relajamiento de las medidas preventivas durante las fiestas decembrinas en la capital nayarita, el Presidente Municipal de Tepic, Francisco Javier Castellón Fonseca transmitió un mensaje a través de sus redes sociales desde donde informó el panorama del coronavirus en el municipio habiendo más de 500 casos activos en este momento. 

Como les digo, un referente del aumento de los casos, son definitivamente las fiestas decembrinas, porque con todo y las advertencias muy bien anunciadas, de todos modos la gente volvió a hacer fiestas, y la presión social estimuló a que lugares como la feria navideña, se abriera para el público, mientras tanto las familias celebraron sus posadas pero invitando a otras familias, y vean ahora el resultado. 

Lo que pudo convertirse en un semáforo verde, ahora está a punto de convertirse en un semáforo rojo, con el consabido riesgo de ahogar los pocos ingresos que hoy día mantienen vivos a algunos negocios tanto de Tepic, como de los municipios, negocios que nos consta exigen las correspondiente medidas sanitarias a la clientela. 

Sin embargo, tenemos que reconocer que no toda la población tiene conciencia de la gravedad de la situación, vemos por ejemplo la batalla de los choferes del servicio público, combis y autobuses, que tienen que pelear con los pasajeros que indolentemente se suben a un camión sin el cubrebocas, y para colmo, si alguno de estos indolentes pasajeros, llegará a tener la COVID-19, imaginen ustedes dentro de un camión o cambi cerrado, la contagiadera que habrá. 

Y este ejemplo puede replicarse en muchos casos más, se abrió la plaza principal, y se permitió  a la gente que se sentará en las bancas, y ahora usted puede ver a centenares de personas sin ninguna medida higiénica para cuidarse y cuidar a los que los rodean. 

Un dato que les daré debería de horrorizarlos, el día de antier se batió el récord de personas muertas en un solo día, con 1314 (mil trescientos catorce muertos), mientras que ayer a nivel nacional, hemos rebasado los 136 mil muertos, contados hasta ayer. 

¿Qué nos falta?, lo que nos dice el presidente municipal de Tepic, el maestro Francisco Javier Castellón, ver que la economía se derrumbe para empezar a quejarnos, lamentablemente seguimos siendo mexicanos, con ese gen de que nos vale todo, y de todo nos quejamos…hasta mañana 

CLASIFICADOS





 
Publicidad central 7
® Meridiano.mx es diseñado, operado y producido por la compañia ® SOCIALES.TV
® Meridiano.mx es una marca registrada. Todos los derechos reservados. El fin justifica a los medios J.L.D.A