$_COOKIE

Opinión

CANDIL DE LA CALLE…

compartir_facebook compartir_twitter compartir_whatsapp compartir_telegram
6

“Candil de la calle, oscuridad de su casa”, reza un viejo refrán conocido universalmente, y que aplica para indicar que una persona puede ser muy buena con quienes están en su entorno, pero mala con quienes tiene a su alrededor. Y lo cito a propósito de lo que ha ocurrido recientemente con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el pasado fin de semana mostró su lado “humanitario” para enviar ayudas diversas a Cuba: petróleo, alimentos y medicinas, mientras que en México, al menos 1,700 niños han perdido la vida por falta de sus quimioterapias y tratamientos, donde escasean vacunas del cuadro básico y se han dejado de surtir medicamentos en hospitales públicos, sin menoscabo de que durante su administración el número de personas en pobreza extrema ha incrementado más de 10 millones de personas, para alcanzar 50 millones en esta condición.  

Diversos medios de comunicación dieron cuenta de que México envió a La Habana, Cuba, 40 millones de litros de hidrocarburos, además de alimentos, oxígeno y medicamentos, como parte de la promesa del presidente mexicano de ayuda humanitaria a la isla, donde se vive una crisis desde hace más de 62 años, pero que se ha agudizado recientemente a causa, entre otras cosas, de la pandemia por COVID-19, que al igual que en muchos países del mundo ha causado estragos.

De acuerdo con datos de Marine Traffic, México envió 40 millones de litros de hidrocarburos, equivalentes a alrededor de 200 mil barriles desde Puerto Coatzacoalcos, el pasado 23 de julio.

El barco de Petróleos Mexicanos (Pemex), José María Morelos II, salió con el cargamento cerca de las 17:47 horas ese día y habría desembarcado el pasado lunes.

La empresa subsidiada por el gobierno, Petróleos Mexicanos (Pemex) declinó hacer comentarios sobre el contenido y el destino del barco. Las cancillerías de México y Cuba no respondieron a solicitudes de comentarios que les hizo la agencia de noticias Reuters.

Otra fuente naviera dijo que el José María Morelos II partió desde Coatzacoalcos bajo condición de “prioridad”, por lo que se le cedió espacio en el muelle para cargar de inmediato. La terminal está localizada cerca de la refinería de Pemex en Minatitlán, cerca de costas del Golfo de México.

La fuente dijo que el barco cargó en el muelle cuatro, destinado sólo a combustibles y crudo y que el manifiesto de la embarcación, a diferencia de la de otros barcos, no especificaba la carga que se estaba embarcando.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, encargado de administrar el régimen de sanciones, no respondió inmediatamente a una solicitud de información.

México ha dicho que la asistencia a Cuba tras las recientes protestas en la isla por la crisis económica y el manejo de la pandemia de coronavirus por parte del gobierno son congruentes con su política de solidaridad internacional.

Pero como dato adicional, hay que recordar que el principal proveedor de combustible de Cuba es Venezuela, cuya propia economía está sumida en una profunda recesión que ha provocado una escasez generalizada de bienes.

La producción de petróleo de Venezuela y la operatividad de sus refinerías se han reducido en los últimos años por la falta de mantenimiento y las duras sanciones de Estados Unidos, lo que ha reducido sus exportaciones a Cuba.

Hay que recordar también que el presidente López Obrador volvió a pronunciarse esta semana a favor de Cuba, en donde miles de personas han salido a las calles para protestar ante la crisis económica, el mal manejo de la pandemia del Covid-19 y el régimen.

Además, AMLO mencionó que Joe Biden debe tomar una decisión respecto al bloqueo económico contra Cuba, ya que la situación en ese país actualmente es difícil y todos los países deberían apoyar.

"La verdad es que, si se quisiera ayudar a Cuba, lo primero que se debería hacer es suspender el bloqueo a Cuba como lo están solicitando la mayoría de los países del mundo. Eso sería un gesto verdaderamente humanitario. Ningún país del mundo debe ser cercado, bloqueado; eso es lo más contrario que puede haber a los derechos humanos", dijo AMLO sobre Cuba.

"No se puede crear un cerco, aislar a todo un pueblo por razones políticas y por cualquier razón. Nadie puede, nadie tiene derecho a tomar esas decisiones que afectan a los pueblos", agregó López Obrador desde Villahermosa, Tabasco.

El presidente dijo que seguirán monitoreando la situación y pidió al ministro de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que si es necesario cree un puente humanitario, "un puente para ayudar al pueblo de Cuba". Además dijo que exhortaba respetuosamente a "que no se opte por el uso de la fuerza, de la violencia, que resuelven los cubanos estos asuntos por la vía pacífica".

El mandatario mexicano sostuvo que se tomó la decisión de apoyar por solidaridad frente a la situación del bloqueo, el cual somete al pueblo cubano. Una opinión que ha sido bastante cuestionada toda vez que como ya he señalado en este mismo espacio, el presunto bloqueo causa una gran polémica porque no es como lo pinta el propio AMLO, a quien aparentemente le falta información de lo que realmente ocurre o maneja la situación convenientemente a sus intereses.

El tema es que algunos especialistas revisaron los datos del cargamento de petróleo que envió México a Cuba, y de acuerdo a sus estimaciones, la donación en especie, tan solo del hidrocarburo asciende a más de 500 millones de pesos.

Luego entonces, se preguntaron cuántas quimioterapias y medicamentos para niños mexicanos se habrían alcanzado a cubrir con dicha suma y cuántas vidas de estos menores se habrían logrado salvar, siendo que los tratamientos que reciben son la diferencia entre la posibilidad de recuperar su salud y el perder la batalla frente a este terrible mal.

Otro caso que vale mencionar, es que justo este miércoles 28 de julio, se informó que el Instituto Nacional de Perinatología anunció que solo cuenta con insumos para cubrir las necesidades del mes de agosto; que los empleados de la Salud en ese lugar trabajan bajo protesta, pues no hay medicinas, catéteres, guantes, pañales, leche y ni siquiera jabón para lavarse las manos.   

De tal manera que si bien es cierto que se conoce de las necesidades que aquejan a los habitantes de la isla, también es verdad que hay muchos mexicanos en situaciones igualmente desfavorables. Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador juró por preservar entre otras cosas, la salud de los ciudadanos como un derecho primigenio de los habitantes del territorio nacional y su compromiso y obligación es cumplir con dichas responsabilidades como lo marca claramente la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos.

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1

CLASIFICADOS






 
® Meridiano.mx es diseñado, operado y producido por la compañia ® SOCIALES.TV
® Meridiano.mx es una marca registrada. Todos los derechos reservados. El fin justifica a los medios J.L.D.A