$_COOKIE

Opinión

El PAN de Nayarit en la lona

compartir_facebook compartir_twitter compartir_whatsapp compartir_telegram
5

Desde hace muchos años el Partido Acción Nacional de Nayarit ha estado bajo el control de un grupúsculo de militantes que ha obtenido no sólo ganancia política sino económica, razón por la cual en la actualidad el PAN forma parte de una oposición irrelevante.

Desliza opinión en tal sentido Jorge González González, por muchos años militante del partido blanquiazul, tiene en su haber participación política desde 1964. Es contundente en sus apreciaciones, lo cual le ha acarreado animadversión de sus propios correligionarios y otros.

En la ocasión presente no se arredra. Sobre la insignificancia política del PAN en el actual escenario de oposición local, Jorge González ejemplifica con el Congreso del Estado al indicar que después de haber poseído el gobierno en la pasada legislatura, en la actual cuenta con tan solo una diputación.

“Hay retroceso a 1990 cuando en la Legislatura XXIII el PAN tenía un solo diputado en la persona de Miguel Dibildox Morfín, pero éste con una calidad extraordinaria y buen prestigio, como igual cualidades tuvo Don José Bayardo Vidal, integrante de la fracción parlamentaria panista en la XXII Legislatura. Hoy, con todo respeto, la señora Laura (Rangel Huerta) no es más que una persona que ha vivido, unos 25 años, de los sueldos del partido”.

A la pregunta si existe algún personaje del actual comité directivo estatal que maneje los hilos partidistas, Jorge se remonta a 1997 para rememorar:

“Desde entonces, al partido lo manejan el extinto “Lobo” (Rafael Valenzuela Armas) y Ramón Cambero. El primer robo que hubo a la tesorería del partido fue en el 97. Ramón Cambero, siendo el tesorero, se robó 280 mil pesos, tiempo en que el PAN recibía 7 mil pesos mensuales de financiamiento público federal. Todo este grupúsculo tiene 24 años viviendo de la nómina del partido y de los puestos públicos otorgados a través del instituto político. Cambero es un bandido, un impresentable, que no merece el PAN, mucho menos los militantes. La bandera de corruptos nadie se las quita”.

Porque la democracia al interior del PAN de Nayarit ha venido a menos, el entrevistado considera que “el partido está en la lona”. A decir suyo ha retrocedido 30 años. “Antes, avanzamos porque teníamos credibilidad a pesar de errores. Hoy se presentan a Ramón Cambero, Pedroza (Rodolfo) y a todo ese grupo de sinvergüenzas, son los mismos, y es que no saben hacer otra cosa más que vivir del erario público”.

Viejo lobo de mares embravecidos, Jorge González sostiene que un presidente del comité directivo estatal de PAN debe ganar alrededor de 80 mil pesos mensuales, más algunas prestaciones., “y todo lo que pueda negociar con el gobierno, agarra dinero por todos lados. Los votos cuestan. En este momento Ramón Cambero tiene incrustados en el ámbito del gobierno del estado y ayuntamientos más de 300 gentes del PAN que cobran”.

La parece simpática la pregunta de si como grupo, que comanda Zeferino Ramo Nuño, tienen el interés de algún día ganar la presidencia estatal del PAN. Resignado, el barbudo de siempre, expone que Ramón Cambero y adláteres tienen el absoluto control del partido, lo mismo en las asambleas electivas. “Han afiliado a puras gentes que les sirven. La oferta de ellos, la zanahoria, es: si ganamos te voy a conseguir chamba. Los viejos que tenemos otra formación ideológica partidista nunca llegaremos a la dirigencia, priva la corrupción con la compra de votos. Estos actos delictivos fueron implementados por “El Lobo”, en paz descanse, y Ramón Cambero, son capaces de vender el partido al gobierno en turno”.

Jorge González nunca expresa mansa cordialidad, pero además en su voz con agudos que azotan los nervios manifiesta:

“Para ser panista hay que tener manera honesta de vivir, que me escupan la cara si todos los que se apoderaron del PAN tienen manera honesta de vivir. Se prestan hasta la vieja, muy su vida privada. Por ejemplo, la diputada que está ahorita, ¿cuál era su negocio? Pues tener burdeles, hoy les llaman antros, antes eran bules, son cantinas. A eso se dedican, son lenones”.

Colocado en una posición opuesta a lo anterior, Jorge González comenta que antes de alcanzar la mayoría de edad en casa de su abuelo en Tepic lo visitaban panistas íntegros como Lascurain y José González Torres a quienes escuchaba con bastante atención externar principios ideológicos. “De eso hace 57 años, allí conocí a Zeferino” (Ramos Nuño).

Emocionado hasta la médula confirma que fue diputado federal por el PAN en la 56 legislatura entre 1994 y 1997. “Y he sido candidato a todo, cuando hay que dar la cara, como en el 2008 cuando ya le habían vendido el PAN a Roberto Sandoval como candidato del PRI (presidencia municipal de Tepic), Zeferino y yo de vuelta fuimos a rescatar la banderita y salir a la calle para decir aquí estamos. Y la bola de bandidos jamás se pararon, van a la cosecha, son políticos de la cosecha, de la conveniencia, son cínicos”.

Y diagnostica: “No le va ir bien al PAN si no cambian de dirigente estatal. Debe ser una gente presentable, honesta, al margen de los vividores que venden y usufructúan al partido desde hace 24 años”.

En 2019, Jorge González por crítico, mordaz, censor, acusador y por siempre dar la cara, “no soy hipócrita, tampoco falso”, fue sometido al interior del partido a “juicio sumario” que determinó su inmediata expulsión.

CLASIFICADOS






Opinión

¿Quién lloró por el Nayarit?
TRAS LA PUERTA DEL PODER
ÍNDICE POLÍTICO
 
® Meridiano.mx es diseñado, operado y producido por la compañia ® SOCIALES.TV
® Meridiano.mx es una marca registrada. Todos los derechos reservados. El fin justifica a los medios J.L.D.A