Opinión

Geraldine Ponce, se sacó la rifa del tigre

compartir_facebook compartir_twitter compartir_whatsapp compartir_telegram
6

El 17 de septiembre asumirá la Presidencia Municipal de Tepic, María Geraldine Ponce Méndez. Es una mujer que ha logrado formarse académicamente, egresando del Tecnológico Nacional con sede en Tepic. Con sólo 24 años de edad ejerció el cargo de diputada federal. Ahora se prepara para convertirse en la primera mujer que asuma el cargo de Presidenta Municipal de Tepic elegida directamente como titular de la candidatura al cargo.

Puede asegurarse a ciencia cierta, que Geraldine Ponce se sacó la rifa del tigre, o de todo el zoológico, como diría un buen amigo. Tepic es una fuente inagotable de problemas.  Frente a esa circunstancia, es necesario dar resultados aceptables. Esa es la razón por la que Geraldine Ponce debe convencer a las personas de la capital del estado, de que no llega para hacer milagros. De ella la gente espera soluciones en un entorno de restricciones extremas.

Llega a una ciudad con graves carencias. Tiene serios problemas en materia de seguridad pública, de recolección de desechos sólidos (basura), con deficientes servicios de agua potable, de vialidades, de conducción y tratamiento de aguas residuales y de alumbrado. Son servicios públicos básicos que no han sido resueltos en la capital.

Otra problemática muy seria se registra en la esfera de la calidad de vida de las personas. Problemas como empleo, salarios dignos y vivienda, ni siquiera han logrado tener un poco de atención. Diversas complicaciones derivan de la expansión de la ciudad que convierte áreas rurales en áreas urbanas de un día para otro.

Existen problemas que Geraldine Ponce no va a resolver y menos de un día para otro. Quizá con eso deba dar inicio a su gestión, con la definición de los graves problemas que aquejan a la ciudad y a su población. Los problemas que debe resolver requieren de planes y programas de corto y mediano plazo. No planes de largo plazo, pues en el largo plazo todos estaremos muertos, como lo sostiene Keynes en su «Teoría general del empleo el interés y el dinero».

La problemática que se expresa en las inundaciones ha pretendido ser resuelta solamente con obras de ingeniería. Hay más que hacer y con costos relativamente menores. El colapso de las redes de agua potable y de drenaje sanitario en amplias zonas de la capital, son problemas graves que no va a resolver de un día para otro. El desastre ambiental en el que se mantiene el río Mololoa, requiere de soluciones serias y de mediano plazo. La gravísima problemática derivada de lo que son tiraderos de basura, no han sido atendidos, con lo que significa mantener escurrideros de lixiviados que resultan decenas de veces más tóxicos que las aguas negras.

Parte de la problemática puede tener resultados visibles en el corto plazo, prácticamente de inmediato. Ni siquiera eso ha sido atendido por autoridades municipales insensatas, miopes o abúlicas.

Otra parte de los problemas requieren políticas públicas concebidas para el corto plazo, cuyos efectos no se pueden percibir de un día para otro. La seguridad pública, la recolección de desechos sólidos, la atención a las vialidades, entre otros asuntos, pueden (empezar a) ser atendidos en los primeros cien días de la administración que presidirá la alcaldesa Geraldine Ponce.

La Presidencia municipal de la capital del estado había sido utilizada como trampolín para ir en pos de otros cargos. Ahora, con la reelección, el mejor trampolín para ocupar un cargo, sigue siendo un ayuntamiento, siempre y cuando el salto sea al mismo cargo, la Presidencia municipal. Es lamentable que esa reelección solamente sea “por un período adicional”, como lo dispone la Constitución Federal y no por más tiempo.

Los problemas de una ciudad como Tepic, requieren de políticas públicas de mediano y largo aliento. Aunque claro, también puede ser lamentable que el cargo pretenda ser utilizado para reelegirse en el mismo, sin resolver problemas pero sí saqueándolo.

La capital del estado ha logrado mantenerse de pie durante casi 500 años, a pesar de toda clase de vicisitudes y de los peores gobiernos que ha experimentado. Presidentes municipales corruptos, otros ineptos, otros más soberbios y ambiciosos, otros más indolentes, frívolos y hasta de corte mesiánico. El saldo es lamentable, pero la gente de Tepic es fuerte, trabajadora, resiliente y siempre mantiene la esperanza de un futuro mejor.

Esa es la carga que lleva a cuestas Geraldine Ponce. Esa carga la comparte con el próximo gobernador de Nayarit, Miguel Ángel Navarro Quintero. La comparte con los diputados federales como Pavel Jarero, Jorge Armando Ortiz Rodríguez y en especial Jasmine Bugarín, legisladora federal por el segundo distrito. La comparte también con diputados locales tan comprometidos por su origen, como Luis Enrique Miramontes. La próxima alcaldesa, pues, tiene de donde echar mano.

En buena medida, los resultados que logre generar Geraldine Ponce, serán consecuencia de su voluntad para integrar un gabinete que le dé resultados y no pretextos. Este es un asunto de extrema importancia, pues ya hemos visto que en los cargos públicos se coloca a personas a las que se les define como “los mejores”, sin serlo.

Una y otra vez nos han dado gato por liebre. Para colmo, nos pretenden convencer de que los gabinetes realmente están integrados por “los mejores”, por hombres y mujeres mentirosamente denominados “idóneos”. De esos que han llamado “mejores”, han venido las explicaciones en lugar de soluciones, provenientes de alcaldes fastuosamente ineptos.

Los problemas que deberá afrontar Geraldine Ponce son de proporciones enormes. Ha logrado un apoyo popular que la compromete. Deberá gestionar el apoyo de tirios y troyanos. No obstante, cabe insistir: su compromiso no es hacer lo imposible. La próxima Presidenta Municipal de la capital del estado, Ponce Méndez, deberá primero frenar la inercia de las calamidades que le han ocasionado anteriores administraciones.

Hoy vemos un Tepic devastado por la estulticia, la irresponsabilidad, la frivolidad y la soberbia. Hemos visto a varios alcaldes de Tepic, que llegan con las manos en las bolsas y se van con las bolsas en las manos. Es evidente que Tepic es una potencia económica de grandes proporciones, pues ha soportado el abandono durante cientos de años. Eso requiere un punto y aparte.

CLASIFICADOS





 
® Meridiano.mx es diseñado, operado y producido por la compañia ® SOCIALES.TV
® Meridiano.mx es una marca registrada. Todos los derechos reservados. El fin justifica a los medios J.L.D.A