Opinión

Una ilustración gratis, una vocación que salió cara

compartir_facebook compartir_twitter compartir_whatsapp compartir_telegram
4

Hace poco la controversia en redes sociales se disparo debido a una convocatoria que la Secretaría de Educación Publica emitió para colocar nuevos contenidos dentro de los libros de texto gratuito, y estar dentro de los libros que cubren las imágenes de Diego Rivera, Leonora Carrington, Saturnino Herrán, José Clemente Orozco y muchos otros artistas emblemáticos de México.

El asunto tomo fuerza en redes sociales debido a que la comunidad artística se percató de que el pago era el reconocimiento y el ejemplar de un libro con tu ilustración, detonando una serie de protestas, burlas e incluso una denominada anti convocatoria que invitaba a los artistas y público en general, a mandar ilustraciones con memes de burla con la intención de que saturaran la recepción de propuestas con este tipo de envíos.

Esto sin duda alguna dio aún más de que hablar cuando el Director General de Materiales Educativos de la SEP, Marx Arriaga famoso por su frase hacia las mujeres “Si quieren cambiar el sistema machista, lean libros”, mencionó “deben sentirse emocionados porque estamos cambiando el país en un asunto tan delicado como lo son los libros de texto gratuitos”. Y aquí es donde finalmente se evidencian una serie de cosas lamentables que ocurren en este proceso.

Primero la falta de tacto ante la comunidad artística tanto por la premura de la convocatoria, como respecto a su situación laboral, la cual se ha visto gravemente afectada como la mayoría de profesiones en México, por una pandemia global que ha acentuado la escasez de trabajo, recursos económicos y apoyos, que el mismo estado ha quitado del gremio artístico y del que se beneficiaban directa o indirectamente.

 ¿Si no te paga una institución como la SEP por tu trabajo, entonces quien lo hará? Es la pregunta incomoda que ha surgido en diversos debates en las redes sociales entre creadores, quienes con proyectos emergentes o producciones jóvenes que no cuentan con dinero, sin dudarlo se suman y apoyan con su trabajo, pero tratándose del Estado, quien ha realizado tanto recorte a diestra y siniestra, parece han mermado su vocación tras ser dejados a su suerte y ahora, que quieren recibir su trabajo gratuitamente, protestan con frases sarcásticas a través de memes como: “voy a pagar mi renta con reconocimiento” o “haré el super con un diploma”.

Otra de las problemáticas visibles es no saber como funciona el sistema del arte, pues hablar de promoción gracias a aparecer dentro de libros de texto gratuito ya sea ilustrando el contenido o compartiendo obras de arte, resulta lamentable, pues al menos para artistas o artesanos no resulta importante si no es un ejercicio pagado o si alguien lo colecciona. Muestra de esto es que las obras de arte que están en sus cubiertas, fueron realizadas por artistas que el estado en su momento becó, coleccionó y apoyó, para finalmente colocar obras de arte que ya se encontraban con prestigio en el mercado del arte, no al revés. El pensar que un niño o padre que recibe textos gratuitos vea una obra y decida comprar una ilustración, hacerse fan de un artista, resulta muy poco probable.

Creer que el estado sigue siendo la institución más importante del arte, sin coleccionar, sin apoyar, sin invertir, tan solo por ser la SEP, es una declaración lamentable sacada de los años cincuenta y que muestra un total desconocimiento del circuito del arte. En el caso de los ilustradores dentro del gremio privado, resulta tan banal como ganar una convocatoria de la SEP sin pago alguno, algo que, si bien será algo que adorne el currículum, no es definitorio en la decisión de una empresa para comenzar una relación laboral.

Quizá esta polémica acabe pronto o no, pero esperamos que los libros de texto que vienen, cuenten con un excelente trabajo ilustrativo, pues hablamos de la educación de millones de niños mexicanos. De orgullo o vocación ni hablemos, porque pedir que tengan vocación y regales tu trabajo cuando ganas más de 80 mil pesos al mes (o al menos lo reportado) como es el caso de Arriaga, es sencillo cuando tu trabajo es bien remunerado. Sin embargo, mientras la mayoría de la comunidad artística que se enfrenta a la precarización de su trabajo viviendo al día y cada día viendo menos oportunidades, parece que se ha olvidado de la vocación y las motivaciones de un artista, que ahora parecen para bien, tener límites y precio.

CLASIFICADOS





 
Publicidad central 7
® Meridiano.mx es diseñado, operado y producido por la compañia ® SOCIALES.TV
® Meridiano.mx es una marca registrada. Todos los derechos reservados. El fin justifica a los medios J.L.D.A