“Desde hace décadas, o  tal vez desde hace siglos, en el estado de Nayarit se practica el aborto de manera clandestina, pero no existe un registro real de cuántos abortos se realizan en tierras nayaritas, porque esa información nadie la filtra, pero a pesar de ello se considera que al año son cientos de abortos los que se practican en mujeres menores de 30 años de edad en el estado”, reveló en entrevista exclusiva para Meridiano Mara Rojo, presidenta de la asociación civil Ser Libre.

Aseveró, que cuando una joven mujer por diversas razones, decide abortar a su hijo, acude con doctores que cobran muy altos honorarios por realizar este tipo de operaciones en clínicas clandestinas: “pero como son actos ilegales no tenemos cifras precisas de cuántos son los abortos que se realizan en el estado por año, pero seguramente se pueden contar por decenas”.

Además, Mara Rojo aseveró que cuando una mujer se somete a un aborto, su vida siempre estará en riesgo: “realizarse un aborto es una acción que pone en peligro la vida de la mujer que tomó esa decisión y de hacerlo siempre estará en peligro su vida, porque si se llega a cometer un error médico, la mujer que decidió abortar el producto que lleva en su vientre, puede morir desangrada en cuestión de minutos”, advirtió.

Sin embargo, Mara Rojo consideró que para evitar poner en riesgo la vida de las mujeres nayaritas, los diputados locales deberán de trabajar desde el congreso del estado para legalizar el aborto en Nayarit.

Puntualizó, que al legalizarse el aborto voluntario en la entidad, la vida de las mujeres dejaría de estar en riesgo: “y se acabaría el negocio de las clínicas que de forma clandestina desde siempre se han dedicado a realizan abortos en jovencitas de apenas 20, 25 o 30 años de edad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí