La Serpentina | Tecnología que daña

Alerta la delegada de Condusef que los adultos mayores siguen siendo los más vulnerables en materia de ser engañados por vivales que manejan sus cuentas, o los quieren engañar por internet

0
397

Era un hecho que esto iba a pasar, me refiero a que los adultos mayores son el blanco preferido de los vivales que se dedican a fraudear utilizando las redes sociales, esto es, fraudes financieros a través del internet.

Y es que los ancianos, pomposamente llamados adultos mayores para hacerlos sentir bien, en su mayoría, no todos que quede claro, no quieren saber nada de servicios ofrecidos y aceptados a través de las redes sociales.

Ciertamente si no les queda de otra, tienen que aceptar este tipo de servicios, pues en ocasiones no hay otra manera de comprar, pagar, o pedir algo, sino es utilizando el internet.

La prueba más clara de que a los “adultos mayores”, es decir a los viejitos, no les gustan las redes sociales para efecto de obtener servicios bancarios entre otros, la tuve cuando en una ocasión visitaba un banco y me di cuenta de que había una cola enorme, más de una cuadra y la mayoría eran ancianos, o personas mayores.

Luego estuve observando que estos ancianos iban a cobrar su pensión, y lo hacían en ventanilla, es decir siendo atendidos por una cajera que les pagaba en efectivo su dinero, y ante tal situación le

pregunté a una cajera que los atendía, que porqué no les daban una tarjetita bancaria y así ellos podrían ir a la hora que quisieran al banco a sacar su pensión, ante esta pregunta, la cajera bancaria de inmediato me contestó que todos ellos tenían su tarjeta para ir al cajero automático y sacar su pensión, pero que a ellos les gustaba recibir el dinero contante y sonante en su mano, que cuando ella misma les decía que podían recoger su dinero yendo al cajero que se encontraba en la esquina de la sucursal bancaria y en muchas partes más de la ciudad, ellos decían que eso no les gustaba, que estar frente a una máquina que no hablaba y a la cual no le podían preguntar nada, lo detestaban.

Conociendo esta información por supuesto que le doy la razón a la Delegada en el estado de Nayarit, de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Eunice Fonseca Villalpando, quien reconoció que lamentablemente el tema de fraudes en el estado se sigue presentando.

La funcionaria señaló que los defraudadores siguen buscando la manera de hacerse con la información personal y dio a conocer que los adultos mayores se encuentran aún muy vulnerables, ya que utilizan diversos medios para enviar su información bancaria, principalmente, o es fácil que ellos confíen en las personas y presten su tarjeta o la información.

Por supuesto que un adulto mayor, que se crió llevando sus ahorros al banco y viendo que una cajera le anotaba primero con bolígrafo y luego con máquina de escribir, el saldo que iba logrando.

Que se crió, llevando un talón de cheques para expedir los que quisiera en el momento necesario, o bien asistiendo a los bancos para pagar desde el abono a su cuenta de cheques, así como a su tarjeta de crédito, o sus prestamos personales, ahora que le dicen que incluso ni siquiera vea dinero es decir billetes de alguna denominación, para efectuar pagos, que simplemente haga transferencias bancarias, y que use las llamada CLABES, con B de burro, para que otra persona reciba tal dinero, pues se siente confundida.

Y es claro que son muchos los ancianos que cuando van a los bancos, se dirigen a los ejecutivos bancarios para pedirles a ellos que les ayuden a sacar saldo de sus cuentas, esto por lo pronto ya provocó que un gerente de Bancomer de Compostela, mandara asesinar a unas ancianas que le habían confiado sus tarjetas y que tenían en estas tarjetas cuentas de muchos miles de pesos, incluso cantidades millonarias. Por otra parte, dijo la delegada de CONDUSEF, que  el fraude en compras por Internet es el más común que sucede.

Fonseca Villalpando precisó que de estas situaciones en donde se adquiere la información de la persona y se realizan compras, se tiene un registro de 20 quejas por semana, además que en el procedimiento solamente el 40% de las veces el banco realiza el reembolso de los fraudes.

En resumen, los pillos seguirán buscando siempre la manera de seguir viviendo sin trabajar… hasta mañana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí