Por Oscar Verdín Camacho

Durante el mes de mayo, en una de las conferencias a que convoca el Gobierno del Estado, se informó del desaseo que hubo con un crédito de mil 698 millones 768 mil pesos autorizado en octubre del 2010, a solicitud del entonces gobernador Ney González Sánchez, precisamente para que el Poder Ejecutivo recurriera a los bancos a acceder a ese monto, a pagarse a 20 años.

Se dijo que mucho del recurso fue utilizado en conceptos que no correspondían a lo que concedió  el Congreso del Estado, por ejemplo en el estadio  Arena Cora, en un inmueble del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios (SUTSEM), incluso se mencionaron 10 millones de pesos para el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el pago de artistas que vinieron a la Feria de la Mexicanidad, y hasta dinero para algún partido de fútbol de la Primera División.

Grosso modo, lo anterior es por lo que el martes 13 la Fiscalía General del Estado (FGE) presentó imputación en contra de Florencio Román Messina, quien fue secretario de Administración en la parte final del gobierno de Ney González.

Prácticamente al amanecer de este domingo, en una audiencia que inició la mañana del sábado, un juez de Control lo vinculó a proceso por los probables delitos de administración fraudulenta, tráfico de influencias, peculado, asociación delictuosa y ejercicio indebido de funciones.

El asunto habría generado una nueva orden de aprehensión contra el ex gobernador Ney González, cuyo paradero se desconoce desde el año pasado.

La FGE busca probar que hubo un millonario uso de recursos públicos para rubros que no eran prioritarios y que no correspondían a lo autorizado por la Cámara de Diputados.

En razón de ello, se deduce, en la etapa de investigación complementaria podrían ser citados diputados locales de esa época, así como otros funcionarios del gabinete de Ney González; de hecho, varios de estos, especialmente de la Secretaría de Administración, ya han comparecido a dar su testimonio.

Durante la tarde del sábado, este reportero estuvo algunas horas en la audiencia que decidió la vinculación, en la cual la defensa particular consideró que no hubo desvío de recursos y que el entonces director de Egresos de la Secretaría de Administración, Manuel Ahumada Hernández, podría contar ahora con un criterio de oportunidad; es decir, ser un testigo crucial para evitar ser llevado a juicio.

El defensor precisó que la iniciativa de Ney González fue firmada por el secretario General de Gobierno Roberto Mejía Pérez, no por Florencio Román, y que éste se sujetó a lo autorizado por el Congreso.

La investigación documenta que además de lo autorizado por la Cámara, cuyo decreto fue publicado el 20 de octubre del 2010, posteriormente hubo otra publicación en el Periódico Oficial pero que ya no pasó por el Congreso.

El presente sería el tercer expediente que se ha iniciado en contra Román Messina en lo que va del 2023, aunque desde hace años tiene un proceso penal abierto por el probable mal uso de casi 90 millones de pesos.

El ex secretario, que se ha reservado el derecho de rendir declaración, tiene la medida cautelar de prisión preventiva justificada, recluido en la penal de Tepic.

* Esta información es publicado con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí