Volantín | PRD, el mayor perdedor

0
320

Un objetivo preponderante tenía el Partido de la Revolución Democrática (PRD) para las elecciones del pasado 2 de junio; alcanzar al menos el 3 por ciento de la votación como lo exige la Constitución, para mantener su registro nacional y evitar su desaparición, y no lo logró.

Después de 35 años de historia, grandes liderazgos, y gobernar 21 entidades del país, el también llamado Partido del Sol Azteca desaparecerá del plano político-electoral, aunque su dirigencia se niega a aceptarlo y recurrirá a tribunales, según anunció quien ha sido su líder por más de 15 años, Jesús Zambrano.

De acuerdo con el corte de las 20:05 del pasado 3 de junio, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Nacional Electoral(INE) muestra que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) sólo obtuvo el 1.9 por ciento de los votos en la elección presidencial, es decir, un millón 78 mil 701 votos; del 95.3 por ciento de las actas computadas; y por lo tanto, perdería su registro.

Según el artículo 94 de la Ley General de Partidos Políticos es motivo de pérdida de registro:

“No obtener por lo menos el tres por ciento de la votación válida emitida en alguna de las elecciones federales ordinarias para Diputados, Senadores o Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, tratándose de un partido político nacional, o de Gobernador, diputados a las legislaturas locales y ayuntamientos, así como de Jefe de Gobierno, diputados a la Asamblea Legislativa y los titulares de los órganos político-administrativos de las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, tratándose de un partido político local, si participa coaligado”.

El pasado 5 de mayo celebró su aniversario 35 el partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Andrés Manuel López Obrador, entre otros. Y su dirigente, Zambrano aseguró que ese no sería su último festejo.

El PRD, fundado en 1988, obtuvo su primer triunfo en 1997 cuando Cuauhtémoc Cárdenas ganó la elección a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal con más del 40 por ciento de los votos. Además, llegó a gobernar los estados de Zacatecas, Tlaxcala, Guerrero, Michoacán, Chiapas, Morelos, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, y Baja California Sur. Hoy, no gobierna ningún estado.

El declive del PRD inició en septiembre de 2012 cuando Andrés Manuel López Obrador, ex dirigente y candidato presidencial del Sol azteca, renunció a su militancia para fundar el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y con él se fueron cientos de simpatizantes y dirigentes.

El 2 de diciembre de 2012, un día después de que el priista Enrique Peña Nieto rindió protesta como Presidente de la República, el dirigente del PRD, Jesús Zambrano firmó el Pacto Por México, un acuerdo político, económico y social para impulsar el crecimiento, construir una sociedad de derechos, eliminar prácticas clientelares y disminuir la pobreza y la desigualdad social; entre el gobierno federal y partidos políticos, provocando críticas al interior del perredismo.

En los últimos meses el dirigente del PRD se confrontó con otros liderazgos al no ser elegidos para algún cargo de elección popular, aunque después llegaron a un acuerdo, como fue el caso del ex gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, quien pidió la renuncia de Zambrano, al igual que el ex coordinador de la bancada en la Cámara de Diputados, Luis E. Cházaro.

A partir de ese entonces, el PRD se alió con quienes fueron sus contrincantes y poco a poco fue perdiendo militancia, por lo que en las pasadas elecciones nuevamente se coaligó con el PAN y PRI para sobrevivir, “ya nos han matado y enterrado muchas veces”, declaró hace un mes Zambrano.

Aunado a lo ya señalado, el partido había venido enfrentando problemas de diversa índole, como son los conflictos internos, así como problemas económicos, la disminución de militantes y la caída de votos con cada elección.

Por ejemplo, en 2018 alcanzó 2.8 por ciento para la presidencia; 5.2 por ciento para el Senado y para la Cámara de Diputados. Aunque en la primera obtuvo menos de 3 por ciento, el partido siguió con su registro, ya que para el Congreso de la Unión rebasó el límite. Tres años después, en 2021, el sol azteca alcanzó apenas 3.6 por ciento para los diputados, es decir, a nivel federal.

A esos niveles de votación federal, se agrega que el PRD ha perdido el registro local en más de 15 estados al obtener menos de 3% de los votos, como en Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa y Tamaulipas.

Y como ya mencionaba, además de la crisis de votos y divisiones, el partido ha tenido problemas económicos. En octubre del año pasado las cuentas del PRD quedaron congeladas, lo que provocó que no pudieran pagar la nómina ni costear servicios. Ello porque el partido se encontraba jurídicamente imposibilitado para llevar a cabo el pago de compromisos, adeudos y hasta servicios de quienes colaboran tanto en la Dirección Nacional como en las direcciones estatales.

A esto se adiciona que según los informes de ingresos y egresos del partido en el tercer trimestre de 2023 que fueron entregados al Instituto Nacional Electoral (INE), se reporta que el partido recibió 8 millones 800 mil pesos por la venta de un inmueble.

También el número de militantes y simpatizantes ha reducido. Según datos del órgano electoral administrativo de 2020 a 2023, el PRD perdió 243 mil 161 militantes al pasar de 1 millón 242,410 a 999,249 para 2023.

Esto último se vio en las aportaciones que militantes y simpatizantes hacen al PRD. En 2018, el partido recibió 37 millones 415 mil 028 pesos por ambas figuras; en contraste, en los tres primeros trimestres de 2023 han obtenido por los mismos conceptos 884 mil 265 pesos, que representa sólo 2.3 por ciento de lo que recibió hace seis años.

Pero como también ya señalaba al principio, el ‘sol azteca’ se niega a desaparecer. El dirigente nacional desde hace 15 años, Jesús Zambrano, dijo que buscará la renovación del partido, ya que consideró que no puede extinguirse por una contienda electoral “inequitativa”; “el PRD va a seguir existiendo con o sin registro legal”, afirmó.

Opinión.salcosga23@gmail.com

@salvadorcosio1

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí