Aunque la televisión y la radio son los medios predominantes en Naranjito de Copal del municipio de Del Nayar, jóvenes y adolescentes de esa comunidad han migrado con el único fin de poderse comprar un celular. Ahí el programa más visto es La Rosa de Guadalupe. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL) realizó un estudio de alcance semi-nacional, que incluyó a siete grupos etnolingüísticos distribuidos en distintas entidades federativas. Esa localidad wixárika nayarita fue incluida.

El objetivo del estudio es obtener información que permita describir la infraestructura tecnológica para consumo de medios disponibles en las comunidades indígenas seleccionadas. En el estudio se reportan los resultados encontrados en entrevistas a ocupantes de hogares indígenas.

El programa más visto en Naranjito el Copal es La Rosa de Guadalupe. De los hogares entrevistados, 78 por ciento tiene televisor con servicio satelital. 11 por ciento de los hogares tiene televisor sin señal,  pero que usan a manera de pantalla conectado a un DVD para ver películas, series y escuchar música. El resto no tiene televisor.  A pesar de que tienen acceso cuando menos a 63 canales de video y 60 canales de música, los canales más vistos siempre son los mismos: el Canal de las Estrellas, canal de telenovelas y canales de caricaturas y películas. La excepción fueron dos familias que comentaron que ven programación diferente. Una de ellas fue la de los conversos o Testigos de Jehová, quienes principalmente ven canales informativos. Cabe resaltar que al tener una creencia religiosa distinta a la mayoría no consumen programas como La Rosa de Guadalupe, que, como ya se mencionó, es el programa más visto en la comunidad.

Por otra parte, la estación que más se escucha en AM es Radio Nayarit (antes Radio Aztlán). En FM son cuatro las más solicitadas y escuchadas, entre ellas se encuentra La Patrona en el 92.1 de FM.

Había cuando menos un teléfono celular en 89 por ciento de los hogares donde se realizó una entrevista. Y sucede que con el único fin de comprar un celular, los jóvenes y adolescentes de Naranjito de Copal, deciden migrar por una temporada a Tepic o a la costa nayarita para poder juntar el dinero suficiente y así acceder al teléfono móvil deseado.

En la televisión vía satélite y en la radio, los pobladores de Naranjito de Copal detectaron formas en las que se reproducen estereotipos y estigmas hacia ellos. Uno de estos es cuando ven en las noticias que los políticos se disfrazan con sus vestimentas tradicionales. Se sienten ofendidos por los políticos, ya que los relacionan con la mentira y el dinero. Los habitantes de esa localidad tienen la certeza de que de que casi nada de lo que se transmite y consume en televisión e internet tiene que ver con la vida de la gente de esta comunidad.

A diferencia de la televisión, en donde casi no hay contenido relacionado con la comunidad, y el poco que hay deambula entre los estereotipos y clichés oportunistas de políticos, en la radio sucede algo diferente, ya que en este medio sí se identifican por parte de los pobladores buenas prácticas hacia su comunidad y sus alrededores. Tal es el caso de radio Nayarit 550 AM, mejor conocida por todos los pobladores por su nombre de siempre, Radio Aztlán, y en particular el programa llamado Carrusel Infantil, que se transmite de lunes a viernes de 3 a 5 de la tarde y es conducido por Javier Sánchez Magallanes, quien programa canciones infantiles, y los viernes cuenta cuentos. Lo más interesante es que entre canción y canción Javier se dedica a recibir llamadas y mensajes de población principalmente indígena, para que sean transmitidos y enviados a la población que vive en las pequeñas comunidades y rancherías del Gran Nayar.

En la estación de radio La Voz de los Cuatro pueblos identifican que gran parte del contenido está dirigido a la población indígena wixárika, cora, tepehuana y mexicanera, que habita esa zona, y que maneja información de relevancia para su cultura. En este sentido, se logra apreciar que en la radio AM en sus estaciones cultural y comunitaria los indígenas de Naranjito del Copal aún encuentran un espacio en donde se sientan representados incluidos y escuchados.

Naranjito de Copal se ubica a 142 kilómetros al este de Tepic. Su población es en su totalidad indígena, wixárika para ser precisos.

Según el más reciente censo de población y vivienda, está habitado por 542 personas. Cuenta con 146 casas particulares, de las cuales 98 tienen energía eléctrica, solo 11 tienen drenaje y 67 cuentan con recubrimiento de piso.

Actualmente cuenta con alumbrado público, pero hace apenas ocho años se introdujo en la localidad la energía eléctrica.

La población tiene planteles de preescolar, primaria, telesecundaria y telebachillerato. También una clínica del DIF.

Sólo dos casas tienen un segundo nivel. El resto son de un solo piso y están construidas de adobe con techo de lámina de asbesto, o de tabique rojo o gris con láminas galvanizadas.

No. No existe biblioteca. Pero muchos pueden leer en su celular.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí