Breverías | Los sitios donde se amó la vida

0
554

“Importa quién te acompaña”, me corrigió Iyali, incisiva a sus seis años. Había dicho yo a mi madre que donde estábamos tenía una excelente comida pero una pésima vista; al lugar que habíamos ido en ocasión anterior, ofrecía excepcional contemplación de la ciudad pero sus platillos carecían de méritos. En corto tiempo han cerrado en Tepic tres restaurantes de cadenas sin menús sobresalientes, pero en ellos al menos yo amé la vida. Por una extraña razón el área de libros y revistas en Sanborns fue zona muerta de telefonía móvil, y por tanto un paraíso-burbuja sin contaminación digital. En la terraza del Chics vivieron mis hijos imborrables fiestas infantiles y en Vips conocieron el caldo tlalpeño mis madres, que tres madres tuve. No habrá ya manera de volver a esos sitios. Adiós, pues.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí