Volantín | ¡No es un ave, no es un avión, y no es Superman…!

0
1507

Por Salvador Cosío Gaona

Un tema que ha acaparado la atención en los últimos días es el referente a los Objetos Voladores No Identificados (OVNIs) o identificados “a medias”, que han hecho su aparición en las alturas de varios países habiendo sido grabados por miles de personas. 

 Debido a lo anterior, han surgido y resurgido historias de avistamientos y acercamientos con  OVNIs; narrativas en las que incluso se afirma que han saboteado bombas nucleares, pero no son dichos de cualquier persona, sino de veteranos de Estados Unidos que han compartido aterradores testimonios.

 Es el caso de un par de veteranos de la Fuerza Aérea de la Armada de Estados Unidos, quienes compartieron sus inquietantes testimonios sobre avistamientos de Objetos Voladores No Identificados (OVNIs) que intervinieron en el sabotaje de bombas nucleares y de misiles. A través de una investigación que realiza la Oficina de Resolución de Anomalías de Todos los Dominios (AARO, por sus siglas en inglés), las experiencias fueron expuestas.

 La investigación se centra en informes de objetos voladores que sacaron equipo militar estadounidense. El primer testimonio corrió a cargo del ex oficial de lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales, Robet Salas. El veterano castrense relató que vio un disco volador de color naranja en el momento cuando apagaba 10 ojivas nucleares en la Base de la Fuerza Aérea de Malmstrom en Montana en 1967.

“Hace más de 50 años que quería contarle mi historia a una agencia gubernamental”, dijo Salas de 82 años de edad, citado por el Daily Star. “Fueron muy magnánimos. Escucharon atentamente. Les di un informe completo sobre los incidentes de Malmstrom. Tengo más confianza ahora que antes de que estén tratando de hacer un esfuerzo sincero”, señaló.

 El informe fue presentado vía correo electrónico donde el personal de la AARO respondió al veterano el pasado 17 de febrero: “Espero que las contribuciones colectivas de patriotas como usted y el nivel actual de interés e inversión del gobierno brinden respuestas a las preguntas de los ciudadanos de nuestro país han demandado durante tanto tiempo”.

 Mientras que el segundo testimonio fue compartido por el ex oficial y doctor Robert Jacobs, encargado de un equipo de cámara telescópica que filmó varios lanzamientos de misiles de prueba en la Base Aérea Vandenberg en California, Estados Unidos, durante la década de 1960. Jacobs aseguró que envió a la AARO un video cuando un “platillo volador” disparaba a un misil de prueba desde el cielo el cual fue documentado en septiembre de 1964.

 Robert Jacobs dijo que observó como el OVNI volaba en dirección a un misil que había sido lanzado para interceptarlo y destruirlo luego de haber enviado una especie de rayo de luz en su dirección. Una vez hecha la acción, aquel objeto volador se alejó rápidamente del lugar.

“Vi eso. Me importa un carajo lo que digan los demás al respecto. Lo vi en una película. Estuve allí”, afirmó Robert Jacobs.

 Al respecto, el reconocido investigador estadounidense del fenómeno OVNI, Robert Hastings, quien tiene casi 200 testimonios de veteranos militares sobre incursiones de Objetos Voladores No Identificados en sitios de armas nucleares durante el periodo de la Guerra Fría, indicó que la AARO tiene en la mira a otros nueve testigos más que presenciaron avistamientos similares. 

 Los testimonios de los veteranos castrenses de Estados Unidos llegan días después de la aparición de OVNIs desde el avistamiento del globo espía de China, hasta las experiencias captadas en Uruguay y Argentina, y apenas la semana pasada con la presencia de una misteriosa “bola de metal” que fue encontrada en la playa japonesa de Enshuhama en la ciudad de Hamamatsu ubicada en la prefectura de Shizuoka. 

 Luego de que los Estados Unidos derribaran tres globos presuntamente espías en territorio norteamericano, incluido Canadá, se reportaron nuevos avistamientos  en el Caribe, sobre cielo estadounidense.

De acuerdo con medios locales, son varios los vuelos comerciales que vuelan por el área los que han informado repentinamente que vieron un globo blanco, grande, a unas 500 millas al este de Honolulu, en la isla de Hawai, aproximadamente a 50 mil pies de altura.

Hasta el momento, las autoridades federales no han dado ninguna indicación al respecto, pero las últimas veces, esta clase de amenazas fueron inmediatamente derribadas. El propio primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, advirtió que juntos defenderían la soberanía del territorio norteamericano.

 A penas el sábado 18 de febrero de 2023, El secretario de Estado, Antony Blinken, urgió a China a evitar incidentes como el que llevó a Estados Unidos a derribar un globo chino y le advirtió sobre las “consecuencias” de dar ayuda a Rusia en la guerra de Ucrania.

La relación entre las dos potencias se crispó notoriamente después de que el ejército estadounidense derribara el 4 de febrero un globo chino que sobrevolaba su espacio aéreo. 

Un incidente de ese tipo “no debe volver a ocurrir”, dijo Blinken en el encuentro con Wang, según un portavoz del Departamento de Estado.

“El secretario dejó claro que Estados Unidos no tolerará ninguna violación de su soberanía”, añadió. Blinken fue “muy directo y franco”, continuó.

Estados Unidos sostiene que el globo chino era un dispositivo de espionaje, aunque Pekín alega que solo se trataba de un dispositivo de investigación meteorológica que había entrado por error a esa zona. 

 El misterio del globo y los otros tres objetos voladores no identificados en el espacio aéreo norteamericano está tensando aún más las relaciones entre Estados Unidos y China.

 Según Washington, el primero era un  globo espía de China. Los otros tres no han sido identificados, pero la Casa Blanca ha dejado claro lo que no son. “Sé que ha habido preguntas y preocupaciones sobre esto, pero no hay, de nuevo, ninguna indicación de extraterrestres o actividad extraterrestre”, explicaba Karine Jean-Pierre, secretaria de prensa de la Casa Blanca. 

 Aun así, la Casa Blanca ha creído necesario defender por qué derribó los objetos. El primer motivo esgrimido fue que suponían un peligro para el tráfico aéreo comercial, pero EE UU dice que China tiene un programa de globos espía.

“Aunque no teníamos indicios de que ninguno de estos tres objetos estuviera vigilando, no podíamos descartarlo. Y por eso preferimos un posible error en favor de la protección de nuestra seguridad nacional”, afrimaba John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Pekín tachó en un primer momento a EE UU de “exagerado”, pero ahora también acusa a Wasington…

 También es habitual que globos estadounidenses entren ilegalmente en el espacio aéreo de otros países. Sólo desde el año pasado, globos estadounidenses de gran altitud han sobrevolado ilegalmente el espacio aéreo de China más de diez veces sin ninguna aprobación de las autoridades chinas competentes. Lo primero que debe hacer EE.UU. es una introspección y cambiar de rumbo en lugar de calumniar (a China) e incitar a la confrontación”, afirmabaWang Wenbin, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino.

 Las acusaciones cruzadas de espionaje entre las dos superpotencias es sólo el último punto de fricción en unas relaciones ya de por sí tensas.

 Se ha negado que se trate de extraterrestres, lo cual no es ninguna novedad porque siempre ha sido así. Lo que no se puede negar es que en el cielo están volando OVNIs y múltiples grabaciones lo pueden corroborar, aunque ciertamente, todavía nadie ha dicho que vio extraterrestres salir a caminar. 

 Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí