La relevancia del tiempo y de los tiempos ha sido objeto de las más diversas reflexiones que desbordan ampliamente la consideración fría y precisa del tiempo que se mide y que incursionan en la diversidad de sentidos que adquieren en el ámbito humano general y concreto…

De esas consideraciones —que trajeron a mi mente las reflexiones agustinianas acerca del tiempo en sus Confesiones, las de Kant en su Crítica de la Razón Pura y las de un curso antropológico en que se abordaba la distinción entre el tiempo cronológico y el humano, entre tiempos reales y artificiales, entre otras distinciones— surgen mis “palabras” deportivas de esta semana.

Su fuente más concreta fue la contemplación televisiva de la tercera prueba de clasificación para el Gran Premio de Mónaco de la Fórmula 1, en la que, en los últimos segundos, el piloto neerlandés Max Verstappen consiguió la “pole position” en la parrilla de salida, superando por 84 centésimos de segundo a Fernando Alonso y por 106 milésimos de segundo a Charles Leclerc… Estas diferencias, inalcanzables sin el apoyo de instrumentos sofisticados de medición del tiempo, me llevaron a pensar en la relevancia que llegan a tener en el ancho mundo del deporte y, más en particular en aquellos que se rigen por tiempos, unas pequeñísimas partículas temporales, capaces —en este caso— de condicionar de tal manera el desarrollo del Gran Premio celebrado el domingo en el principado monegasco que, tres de los cuatro pilotos que marcaron los mejores tiempos —con apenas 188 milésimas de segundo de diferencia en la tercera prueba de calificación— terminaron subiendo al podio al final de esta carrera que, para los mexicanos, dejó un amargo sabor de boca por el 16° lugar ocupado por el Checo Pérez, tras el accidente que sufrió el sábado en la primera prueba clasificatoria; aunque, a pesar de todo, logró mantenerse en el segundo lugar del Campeonato Mundial de Pilotos 2023 con 105 puntos, 12 puntos más que Fernando Alonso y 39 menos que Max Verstappen, quien una vez más, dejó claro que es el mejor piloto de la actualidad y quien con su triunfo del domingo ha llegado a ser el piloto con más triunfos conseguidos para la escudería Red Bull.

Otra fuente para este reflexión —previa en el tiempo a la anterior— fue la contemplación sabatina del sexto partido de la final de la Conferencia Este de la NBA disputado entre el Heat de Miami y los Celtics de Boston, un partido que se decidió apenas unas décimas de segundo antes de que se agotaran los 12 minutos del cuarto cuarto, cuando todo parecía indicar que quedando tres segundos, el triunfo de la quinteta miamense y su coronación, eran inevitables. Esa canasta conseguida en las últimas décimas de segundo por Derrick White obligó a la disputa de un séptimo y decisivo encuentro a disputarse en el TD Garden de Boston, que puede ser escenario de algo nunca visto en una final de la NBA: un regreso de un 0-3…

Pasando de los segundo y sus fracciones a los minutos, me referiré, en primer término, a los minutos finales de la última fecha del campeonato 2022-2023 de la Bundesliga y, más específicamente, a los partidos simultáneos entre el Bayern Múnich vs el Colonia y entre el Borussia Dortmund y el Mainz 05 en los que estaba en juego la obtención del campeonato. Todo apuntaba a que, después de obtener diez campeonatos consecutivos, el Dortmund —que llegaba a la última fecha con dos puntos de ventaja— se podría quedar con la ensaladera. Sin embargo, no fue así.

A los 8 minutos, el Bayern se había puesto en ventaja con un gol de Kingley Coman, mientras el Dortmund, al minuto 24 perdía ya dos goles a cero. En el minuto 69 del partido disputado en el Signal Iduna Park, con el gol conseguido por Rafael Guerreiro y aunque todavía necesitaban anotar dos goles más, los aficionados de “las abejas” vieron renacer su esperanza de volver a ver a su equipo como campeón; una esperanza que se fortaleció cuando el Colonia anotó el gol del empate en el minuto 81 y, más todavía cuando Niklas Süle anotó el gol del empate en el minuto 90+6. Pero, para entonces, Jamal Musiala —apenas cuatro minutos después de ingresar al campo de juego— había anotado ya el gol que, finalmente, le dio el décimo primer campeonato consecutivo a la oncena bávara, cuyas más altas autoridades, sin embargo, ante el fracaso en el torneo de Copa y en la Champions, fueron despedidas…

Desde el punto de vista temporal, no más de treinta minutos en que se decidió un torneo de treinta y cuatro fechas.

Siguiendo con los minutos —unos más relevantes que otros— unas “palabras” sobre la final del Torneo Clausura 2023 de la Liga MX disputado entre las Chivas rayadas del Guadalajara y los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León…

Los primeros noventa minutos, más o menos para el olvido: unos Tigres que no pudieron superar el planteamiento acentuadamente defensivo de la oncena tapatía; los segundos noventa minutos —disputados en el Estadio Akron— más intensos y emocionantes con un inicio espectacular del “Rebaño Sagrado” que, a los 20 minutos ganaba ya 2-0 con goles de Roberto Alvarado y Víctor Guzmán. Sin embargo, la oncena regiomontana se fue adueñando paulatinamente del balón y de las riendas del partido y, en la segunda parte, particularmente después de que Veljko Paunovic sacara del campo —erróneamente para la mayoría de los analista— a Alexis Vega y Ronaldo Cisneros en el minuto 61, de la respuesta de Robert Dante Siboldi enviando al campo a Nico Ibáñez en el minuto 63 y del penal anotado por André-Pierre Gignac en el minuto 65, el conjunto neolonés reflejó dos veces en el marcador el control que había adquirido en el desarrollo del partido: en el minuto 71, por medio de Sebastián Córdova y, ya en segundo tiempo extra [minuto 110] por medio de Guido Pizarro, obteniendo así, de manera bastante inesperada después de haber finalizado “a duras penas” en el séptimo lugar al final de la temporada regular.

Finalmente, la experiencia, muy interesante, de contemplar la última jornada de la Premier League de Inglaterra: nueve encuentros simultáneos en una única transmisión, sin las escandalosas interrupciones publicitarias de las transmisiones de la Liga MX… Una jornada en que se anotaron 33 goles y en la que se definieron dos de los tres equipos que descenderán: el Leicester City y el Leeds United [el Everton se salvó en los últimos minutos]; uno de los que calificaron a la Europa League: [el Brighton] y el calificado a la Conference League: el Aston Villa. [En ese orden de cosas, los grandes ausentes de las competencias europeas serán el Totenham y el Chelsea…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí