Estadio de grandes ligas en Nayarit

0
1314

Por Rafael G. Vargas Pasaye

Asistí a la conferencia el 15 de marzo cuando el Gobernador de Nayarit, Miguel Ángel Navarro Quintero, y el Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer Falcón firmaron el convenio para construir el nuevo estadio de béisbol en Tepic. En las redes sociales del mandatario se pudo leer: “tendrá aforo de 4,000 personas, y una dimensión eminentemente social. ¡Estamos cubriendo la necesidad no solamente física, sino también anímica de recuperar el honor y compromiso de ser nayaritas!”.

La noticia alegró ese ánimo nayarita que se tiene por el béisbol, tan cerca de Sinaloa y Jalisco, con equipos profesionales que generan emociones, orgullo, pasión y por supuesto flujo de dinero.

Unos días después, el 18 de marzo, durante el mitin convocado en el zócalo de la Ciudad de México por el presidente Andrés Manuel López Obrador para celebrar los 85 años de la expropiación petrolera, mientras se saludaban, antes de que subirá a templete el tabasqueño pudo dialogar con el nayarita. El diálogo fue más o menos el siguiente: AMLO: “Doctor, ya le mandamos lo del beis”; MANQ: “Muchas gracias, presidente”; AMLO: “Hay que hacerlo profesional”; MANQ: “Sí, va para 8 mil asistentes”.

Me llamó la atención la cifra pues apenas, como narro, días antes habían anunciado la mitad de esa cifra como aforo del nuevo estadio de béisbol en la capital cora. En días recientes, de nueva cuenta a través de sus redes sociales, Navarro Quintero confirmó que el nuevo recinto que se ubicará en los rumbos de Santa Teresita tendrá capacidad para 8 mil espectadores, incluso compartió algunas imágenes de cómo quedarán las instalaciones.

El referente local nos obliga a ver que en cada recinto hay historia y afición, igual en el “Universitario” dentro de los terrenos de la Universidad Autónoma de Nayarit, que en el “Revolución” de Santiago Ixcuintla, el “Martín M. Sáizar” en Acaponeta, el “Santos Ramos Contreras” en Tecuala, el “Lorenzo López Ibañez” en Tuxpan, “Manuel Rodríguez Sánchez en Sayulita, Bahía de Banderas, o el “Gilberto Flores Muñoz” en Compostela por mencionar algunos.

A nivel nacional es donde debemos enfocar este esfuerzo. El recinto de mayor capacidad tanto en la Liga Mexicana como en la Liga del Pacífico es el de los Sultanes de Monterrey donde caben 22 mil 61 aficionados, seguido de la casa de los Tomateros de Culiacán con 21 mil butacas, y el “Alfredo Harp Helú”, casa de los Diablos Rojos del México donde pueden gozar del juego de pelota 20 mil 576 almas.

Los de menor tamaño son el campo de los Tecolotes de los Dos Laredos con 5 mil, el “Nelson Barrera” de los Piratas de Campeche con 6 mil, el “Alberto Romo Chávez” de los Rieleros de Aguascalientes con 6 mil 496, muy similar que el “Domingo Santana” de los Bravos de León con 6 mil 500, y el “Francisco Villa” de los Generales de Durango con 7 mil.

Incluso esos 8 mil del nuevo estadio nayarita estarán por encima del “Eduardo Vasconcelos” casa de los Guerreros de Oaxaca donde caben 7 mil 200 y el “Beto Ávila” hogar del Águila de Veracruz con 7 mil 319.

Allí sí entonces podemos comprender la dimensión de lo que estamos hablando, un estadio de grandes ligas, para una gran afición que sin duda responderá apoyando a su equipo.

@rvargaspasaye

www.consentidocomun.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí