7.7 C
Tepic
sábado, julio 20, 2024
InicioOpiniónLa Serpentina | Castigo a segregacionista

La Serpentina | Castigo a segregacionista

Fecha:

spot_imgspot_img

Un viejo y acendrado problema de la humanidad, ha sido y sigue siendo la discriminación, La discriminación ataca el corazón mismo de lo que significa ser humano. Discriminar es dañar los derechos de alguien simplemente por ser quien es o por creer en lo que cree. La discriminación es nociva y perpetúa la desigualdad.

En teoría, todos tenemos derecho a ser tratados por igual, con independencia de nuestra raza, etnia, nacionalidad, clase, casta, religión, creencias, sexo, género, lengua, orientación sexual, identidad de género, características sexuales, edad, estado de salud u otra condición, pero en la práctica, con demasiada frecuencia oímos historias desgarradoras de personas que sufren la crueldad sólo por pertenecer a un grupo “diferente” de quienes están en posiciones de privilegio o de poder.

La discriminación tiene lugar cuando una persona no puede disfrutar de sus derechos humanos o de otros derechos legales en condiciones de igualdad con otras personas debido a una distinción injustificada que se establece en la política, la ley o el trato aplicados. La labor de algunos organismos, como Amnistía Internacional, por citar una organización, se basa en el principio de no discriminación.

Se trabaja con comunidades en todo el mundo para cuestionar leyes y prácticas discriminatorias y garantizar que todas las personas puedan disfrutar de sus derechos en condiciones de igualdad.

Pero en el caso de Nayarit, fuimos más allá, se convirtió la discriminación en un delito que se castigará con cárcel a quien lo practique.
Lo anterior lo afirmó la presidenta del Congreso, diputada Alba Cristal Espinoza Peña al presentar la propuesta de reforma en reunión de la Diputación Permanente, para que esto sea posible, la mencionada presidenta del congreso del estado, presentó una iniciativa que tiene la finalidad de que en nuestro Código Penal se reconozca la existencia del delito de discriminación, así que siendo ya un delito tipificado, el hecho de discriminar a alguien, entonces se podrán aplicar las penas que marque el código reformado para tal efecto.

Y miren, no será cualquier cosa o mejor dicho, no será un delito muy simple el hecho de practicar la segregación o discriminación, pues quien o quienes hagan tal cosa, tendrán de uno a tres años de prisión y hasta 200 días de multa.

La discriminación puede darse por razones de origen o pertenencia étnica o nacional, raza, color de piel, lengua, género, sexo, preferencias sexuales, edad, estado civil, origen nacional o social, condición social o económica, condición de salud, de embarazo, opiniones políticas o de cualquier otra índole, que atenten contra la dignidad humana, anule o menoscabe los derechos y libertades de las personas.

Y aunque usted no lo crea a nivel nacional somos uno de los cuatro estados que no teníamos tipificado el delito de discriminación, si bien está concebida en la Constitución no había un castigo para quien cometa el delito de discriminación.

Pero bueno, eso ya es historia, pues la iniciativa para reformar la denominación del Título Décimo Séptimo, la denominación del Capítulo I, y el artículo 330 del Código Penal para el Estado de Nayarit fue remitida a las comisiones legislativas competentes para que sea analizada y en su caso dictaminada, de acuerdo a la iniciativa presentada por la diputada presidenta, ALBA CRISTAL ESPINOZA PEÑA.

En el fondo de todas las formas de discriminación están el prejuicio basado en conceptos de identidad y la necesidad de identificarse con un grupo determinado. Esto puede generar división, odio e, incluso, la deshumanización de otras personas porque tienen una identidad diferente.

En muchas partes del mundo, las políticas de la culpa y el miedo están en auge. La intolerancia, el odio y la discriminación causan una fractura cada vez mayor en las sociedades. La política del miedo divide a la población mientras en algunos lugares, no faltan líderes que difunden un discurso tóxico y culpan de los problemas económicos o sociales a determinados grupos o personas.

Y para colmo, no faltan aquellos que justifican abiertamente la discriminación en nombre de la moral, la religión o la ideología…un gran avance que una ley castigue a los discriminadores sin duda…hasta mañana

Más artículos

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí