Fotografía: Misael Ulloa

El señor Efraín Arévalo Pérez, comerciante del mercado Juan Escutia, relató que él llegó a tratar al hombre en situación de calle que recientemente murió mientras permanecía sentado en la esquina de las calles Puebla y Amado Nervo.

Aseguró que en diversas ocasiones ayudó al ahora fallecido llevándole un poco de alimento y agua,  dijo que su amigo El gordito,  no podía ponerse de pie porque tenía una hernia en su estómago, además una herida ya infectada en una de sus extremidades.
Comentó que en varias ocasiones dialogó con el fallecido, pero nunca le dijo de dónde era originario, por lo que no descartan que su amigo, después de perder la vida haya sido sepultado en la fosa común.
Finalmente el señor Arévalo Pérez comentó que su amigo El gordito tenía alrededor de nueve meses viviendo justo frente a la presidencia municipal de Tepic: “Ahí dormía, ahí comía, muy poco se movía del lugar porque no se podía poner de pie, por eso yo creo que mi amigo murió de un paro cardiaco, descanse en paz”, puntualizó este hombre que recuerda con afecto a quien consideró con su amigo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí