El Senado de la República reconoció a la charrería mexicana como una tradición que enaltece el sentido patriótico.  Entregó reconocimientos y testimonios de gratitud a exreinas nacionales, asociaciones de charros y escaramuzas y a hombres y mujeres que han impulsado el deporte nacional a lo largo de los años. En nombre de la Asociación de Charros de Rancho El Quevedeño recibió el reconocimiento su soberana, Martha Elena I, quien fue acompañada por la reina de la Federación Mexicana de Charrería, la también nayarita, Luisa I. La sala de plenos del Senado lució abarrotada de hombres y mujeres que practican y viven la charrería y piden el reiterado respaldo de esta representación popular para que esta tradición perdure.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí