La Serpentina | De edificios históricos y cosas peores

Pues, aunque usted no lo crea, existen en Tepic, 120 inmuebles clasificados en el catálogo de edificios con riesgo a derrumbarse, y por lo que se ve, su destino ya está echado

0
83

Pues fíjense ustedes para lo que ha servido aplicar la ley del llamado patrimonio de los edificios o inmuebles históricos en Tepic, es la ley que regula la forma en la que deben cuidarse los edificios especialmente del centro histórico de la capital de Nayarit, o sea de Tepic, y la que entre otras cosas, obliga a los propietarios de casas o inmuebles en general, a rehabilitar sus edificios o casas, de acuerdo a una normativa que regularmente dicta el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el INAH por sus siglas.

Desde luego que todas estas leyes tienen un objetivo, no fueron dictadas por ocurrencias de algún o alguna alcaldesa de la capital, el fin principal es preservar la autenticidad de las construcciones hechas hace años, quizá siglos en algunos casos.

El caso es que, si usted tiene una casa, edificio, o en general una propiedad dentro del llamado centro histórico de la ciudad, cada que vaya usted a hacer alguna remodelación, rehabilitación, reparación, o cosa por el estilo, tiene que pedir que el INAH, le autorice y le de las directrices para que usted realice sus propósitos.

Le dicen que color y que tipo de pintura debe poner, en cuanto a las ventanas, el tipo de madera que se puede utilizar, en cuanto a los herrajes, o sea la cerrajería, que se refiere a protecciones, también le indican las especificaciones y la forma en la que debe hacer sus protecciones a ventanales.

De acuerdo a los propietarios de inmuebles del centro histórico, es tan farragoso el trámite, que algunos han optado por dejar que sus propiedades se caigan, se derrumben y de esta forma, ya no habrá problema para pedir permiso para tumbar la construcción, y así lo que harán, será contratar la góndola y el trascabo, para nomás cargar con los viejos ladrillos o adobes de las muy viejas construcciones, y así se evitan un trámite, o un permiso más.

El asunto es que esta práctica se está haciendo “viral”, -para utilizar un término computacional-, viral porque ya la mayoría de propietarios de inmuebles del centro histórico y de lugares no tan céntricos pero a los que abarca la ley de esta conservación de inmuebles, pensaron lo mismo, de tal manera que en estos momentos de acuerdo a información de   NORBERTO MONDRAGÓN, DIRECTOR DE PROTECCIÓN CIVIL DE TEPIC, hay 120 casas y edificios que están dentro del catálogo de inmuebles del centro histórico, con riesgo de caerse, 19 de estos 120 inmuebles, se encuentran en el mero centro de Tepic, y todos están a punto de colapsar.

Con toda propiedad dice el señor NORBERTO MONDRAGÓN, que él no puede decir como se encuentran por dentro cada uno de estos 120 edificios, pues para ingresar a ellos, se tiene que tener la anuencia o sea el permiso del propietario, y sería solamente así, si el dueño o los dueños de un inmueble del centro histórico le permiten ingresar a las construcciones que externamente están en riesgo de caer, como NORBERTO MONDRAGÓN, podría diagnosticar su situación real.

Por lo pronto, todo lo que se determina se hace en base a lo que se ve por fuera, y uno de los casos que citó el señor Director de Protección Civil Municipal de Tepic, es un muy viejo edificio que se encuentra ubicado por la avenida Allende y calle Libertad, si usted ha pasado por este lugar, hace muchos años, en la planta baja, ya que la construcción tiene 4 pisos, más una especie de cuarto de servicio en la última planta, bueno, pues si usted ha pasado por ahí, o lo conoció cuando estuvo construyéndose, recordará que en sus inicios, en la planta baja, se vendían vinos y licores, al parecer los propietarios son una reconocida familia de vinateros de Nayarit, que hace muchos años tuvieron su auge en la venta de bebidas alcohólicas, pero luego tuvieron algunos conflictos, y para colmo de males se vino la competencia de supermercados, y las grandes tiendas de autoservicio y eso que en ese tiempo no había Oxxos, que hoy venden alcohol en más de 123 mil expendios a lo largo y ancho del país, en donde el estado de Nayarit no se queda atrás.

Así que ahí quedó el gigantesco inmueble, esperando su finalización, la cual después de más de 30 años, parece que no llegará nunca.

Pero por lo pronto, este edificio ya forma parte del catálogo de edificios con riesgo de derrumbarse.

Y como la construcción del citado inmueble por lo que se ve externamente, fue de muy buena calidad, para que se derrumbe por sí solo, probablemente tengan que pasar un siglo o más, porque se ve muy bien parado el edificio, sólo muy deteriorado, cosa normal si consideramos el paso del tiempo…pues a seguir dejando abandonados los inmuebles…hasta mañana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí