Millones de pesos en gastos sin comprobar, justificación o evidencia de la administración del ex alcalde de Tepic, Javier Castellón fueron exhibidos por la Auditoría Superior del Estado de Nayarit (ASEN) en su informe de resultados de la revisión al ejercicio fiscal 2020.

Ayer desde el Congreso del Estado, el auditor Salvador Cabrera Cornejo encendió la hoguera con dirección a todos aquellos expresidentes que presentaron millonarias irregularidades en su administración, destacándose Javier Castellón como el mayormente señalado al desviar alrededor de 38 millones de pesos.

Lo anterior puede constatarse en el Informe Individual Definitivo del Ayuntamiento Constitucional de Tepic, Nayarit, en la Cuenta Pública 2020 que presenta la ASEN, en el cual se relatan varios gastos con anomalías que opacan la administración del político perredista.

Prueba de ello es que la llamada “Ciudad de Todos” habría desviado tan solo en 2020 un total de tres millones 86 mil 151 pesos en gasolina para vehículos particulares; cifra para el escándalo a la que se suma el gasto de 693 mil 575 pesos en laboratorios, servicios hospitalarios, honorarios médicos, cirugías y hasta una cesárea que no fueron autorizados o bien justificados de forma institucional por el Ayuntamiento de Tepic; es decir, se habrían utilizado miles de pesos de dinero público para pagar atención médica a personas ajenas al ayuntamiento, cuya identidad está  también reservada.

Trapos sucios en Aseo Público

Uno de los principales retos que enfrentó en su atípico cuatrienio el edil tepicense fue el mejoramiento del servicio de aseo público, presumiendo a todas luces la reparación de los camiones recolectores de desechos, por lo cual de acuerdo con la ASEN habrían pagado 290 mil pesos; esto en total opacidad ya que no se reveló cuales vehículos fueron reparados, ni el servicio que recibieron, así como otras irregularidades en documentos.

Gastaron de forma irregular 290 mil pesos en arreglar camiones dedicados a la recolección de basura.

No obstante, la promesa de un nuevo basurero reinó durante la administración “castellonista”, en la cual se habrían realizado labores en el relleno sanitario conocido como “El Iztete”, por el cual el Ayuntamiento de Tepic pagó cinco millones 515 mil 998 pesos en renta de maquinaria; sin embargo este arrendamiento se habría visto ensombrecido, al no acreditar supervisión por parte del municipio en los trabajos, ni evidencia del mismo, de acuerdo con la auditoría; en otras palabras, se desconoce si efectivamente la empresa que prestó el servicio cumplió con la contratación.

Una costosa Navidad

Corría diciembre de 2020, época en que la pandemia continúa siendo la principal noticia del día, con el temor de un rebrote de casos de coronavirus que pronosticaban traerían las fiestas decembrina; en contraste a este clima de preocupación, el Ayuntamiento de Tepic vio con buenos ojos traer alegría por las fiestas decembrinas con un gigantesco árbol de Navidad, un nacimiento en la Sala de Cabildo y otras decoraciones que costarían al erario público 290 mil pesos.

Pero sobre esta alegría navideña no hubo evidencia documental, además de que una de las firmas de los proveedores no se presentó entre los contratos, lo que llevó a la ASEN a calificar el gasto como injustificado.

Más de cuatro millones sin recibo

Finalmente otra observación que resaltó la Auditoría Superior del Estado fue el hecho de que el Ayuntamiento erogara cuatro millones 200 mil pesos en gastos de representación, por el cual el gobierno municipal no presentó ni documentación o recibo oficial que demuestre la fecha y descripción de estos apoyos que por ley deben presentarse de forma mensual.

Esta nueva mancha a la administración de Javier Castellón se suma a las acusaciones que anteriormente realizó la actual Presidenta de Tepic, Geraldine Ponce durante el proceso de entrega-recepción, quien señaló que se habrían detectado más de 200 trabajadores identificados como “aviadores”; además de afirmar que se encontraron irregularidades en el DIF Tepic y el Rastro Municipal.

Geraldine Ponce y Javier Castellón durante las reuniones sobre la entrega recepción Foto: Geraldine Ponce (Facebook)

Hasta el momento, el gobierno municipal actual reveló que ha interpuesto dos denuncias penales en contra de cinco exfuncionarios públicos por supuestos delitos de corrupción, peculado, falsificación de documentos, asociación delictuosa, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí