En Definitivo | El papel no ha muerto

1
257

“Ya nadie lee el periódico”, me gritó un amigo, al momento de que las risas de la mayoría de los que estaban ahí explotaron al unísono. La frase demuestra  una realidad de nuestra joven generación. El papel nos suena desde hace años como algo obsoleto ante el avance digital y tecnológico que ha transformado la vida cotidiana en las últimas décadas.

Desde las invenciones del radio y sobre todo de la televisión, el periódico comenzó a rezagarse como medio de comunicación. La razón más que clara, la inmediatez a la que está acostumbrada la sociedad del capital.

Pero la mística del papel no se perdió. Recuerdo durante los principios de la década pasada, en mi adolescencia solía tomar el periódico para leer la sección deportiva, admirar la caricatura o saciar el morbo con el atractivo rincón de la policiaca, que dicho sea de paso leía en voz alta para que mis familiares se enteraran de lo acontecido. Para esas fechas, comenzaban a surgir los sitios de noticias por internet y con el tiempo el desarrollo de los dispositivos móviles llevo a más de uno a creer que sería finalmente el “tiro de gracia” a la prensa escrita.

Sin embargo, la desventaja obvia del medio impreso es que no ofrece información en vivo como lo hace la televisión o los medios digitales, pero esto a su vez es su mayor virtud, ya que lo que se  publica en papel suelen ser redacciones más profundas y ampliamente verificadas.

Por si fuera poco, las grandes plumas del periodismo nacional y estatal a pesar de la era digital, siguen prefiriendo el papel como el principal lienzo para exponer su arte a la sociedad.

Esto sin dejar de lado que para gran parte de la sociedad, llega a ser abrumador buscar informarse en algún espacio digital, por lo que encuentran en los periódicos impresos, la mejor guía para entender el acontecer político, económico y social de la entidad, así como del país.

Quizá por estas razones es que el Módulo de Lectura del Instituto Nacional de Geografía y Estadística estima que una cuarta de la población acostumbrada a leer, sigue consumiendo periódicos de forma impresa, con el principal objetivo de enriquecer su cultura general, desde su casa o su centro de trabajo.

Sin embargo, esto no quiere decir que el avance de la noticia digital se haya frenado. Cuatro de cada diez mexicanos son asiduos lectores de las noticias web y los blogs de opinión; en cuestión de seguridad pública, la amplia mayoría de la juventud del país suele preferir las redes sociales para informarse, lo cual ha representado en muchas ocasiones un riesgo mayor ante la proliferación de las noticias falsas que ha llevado a una evidente desinformación y una subinformación motivada por cubrir la demanda de “me gustas” que hoy se exige para monetizar virtualmente. Sobre todo en casos de relevancia nacional como las desapariciones o incluso en el accionar de los gobiernos.

En la era de Tiktok, Twitter, Facebook y la televisión como principales vías de comunicación, la prensa escrita parece no tener lugar y sus números continúan a la baja. Pero su muerte es lenta. Por ahora más de 9 millones de mexicanos siguen prefiriendo la magia que conlleva desenvolver el papel y cambiar de hoja, en busca del poder que otorga el conocimiento.

EN DEFINITIVO… Los periódicos siguen imprimiéndose y este Día Mundial de la Libertad de Prensa recordarlo es una obligación. Junto a ello el agradecimiento y reconocimiento a profesionales de la información como Francisco Palomares, Enrique Avelleira, Guillermo Aguirre y por supuesto el Dr. José Luis David Alfaro, artistas del papel que quizá sin pretenderlo se convirtieron en los grandes maestros de quien esto escribe. Así mismo, extendemos nuestra gratitud a todo el equipo de Meridiano de Nayarit desde quien dirige hasta quien desde temprana hora se encuentra en las esquinas ofreciendo este producto; ya que gracias a ellos tenemos la oportunidad invaluable de llevar nuestras reflexiones a la sociedad deseosa de información.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí