La Serpentina | El síndrome del perro flaco

En un acto muy ruin, administraciones pasadas, rebajaban parte del salario de los trabajadores, para abonar adeudos, pero simplemente los estuvieron engañando, hoy pagan las consecuencias

0
937

El dicho aquel que expresa: “al perro flaco se le cargan las pulgas”, encuentra su mejor ejemplo en la gente que alguna vez por necesidad, pidió un préstamo en efectivo, sacó unos muebles fiados, o sea a crédito de una empresa mueblera,  o creyó estar abonando una deuda que tenía con su empresa por motivo de un préstamo y de pronto se dio cuenta de que no había pagado ningún centavo, eso sí, durante años les habían rebajado quincenalmente de su nómina el abono, pero esto no es todo, aparte de que les quitaron su dinero para aparentemente saldar sus deudas, y no lo hicieron, resulta que ahora están siendo embargados por las casas muebleras que les fiaron el mobiliario, esto en el caso de los que debían dichos enseres y supuestamente el gobierno les quitaba dinero de su cheque para abonarlo.

Total, ahora no tienen el dinero que les estuvieron rebajando y aparte son víctimas de un proceso judicial totalmente injusto, en donde deudas de una estufa, refrigerador, un sillón, un mueble de sala, etcétera, etcétera, que les costó 8 o diez mil pesos, ha provocado que deban en algunos casos hasta 95 mil pesos.

Es decir, de haber sido robados por su patrón que en este caso fueron gobierno pasados, ahora pasan a ser delincuentes drogueros, que están en riesgo de perder sus cosas, algunos ya las perdieron pues vinieron elementos contratados por las empresas que tiene su sede en Guadalajara.

Este problema ocasionado por administraciones gubernamentales desde hace varios sexenios, hasta la última administración que estuvo al frente del gobierno, tiene a los empleados que dicho sea de paso son la mayoría del SUTSEM (Sindicato Único de Trabajadores del Estado y Municipios) en situación lastimosa, por lo pronto ya enfrentan problemas judiciales, problemas legales que además tienen que resolver.

Por fortuna para estos empleados atacados por todas partes, y además afectados en donde más les duele que es en sus bolsillos, el jefe del poder ejecutivo pidió al poder judicial del estado, representado en este por ROCÍO ESTHER GONZÁLEZ GARCÍA, presidenta del Tribunal Superior de Justicia, y al Secretario de Seguridad Pública Ciudadana, JORGE BENITO RODRÍGUEZ, que por favor ayudaran a los trabajadores que viven este conflicto no prestándose a colaborar con las órdenes de embargo que vienen del vecino estado de Jalisco, prestarse a colaborar con este gobierno del estado vecino es proporcionando abogados y policías, para arrebatar las pocas pertenencias que tienen estos trabajadores que lamentablemente ha sido muy golpeados en su situación laboral.

El asunto amigos y amigas, es que se ha llegado muy lejos en este problema, un hecho que nos permitió conocer lo que vive un trabajador flagelado lo relató una de las empleadas afectadas, quien dijo que luego de ser demandada por una empresa mueblera a la que ella creía no deberle nada, porque le habían quitado quincena a quincena de su salario para pagar la deuda, resultó que sólo le rebajaron su dinero de nómina, pero nunca lo abonaron a la mueblería, el caso es que cuando la visitaron los abogados de parte del negocio al que seguía debiéndole, le dijeron que ya debía cerca de 45 mil pesos, con todo y los intereses, y que podían llegar a un arreglo para finiquitar la deuda, total que ella tuvo que conseguir un préstamo más para pagar y ya no deberle nada al negocio, pero ahora resulta que su cheque le llega quincena a quincena en ceros, porque le rebajan todo el salario para que abone su deuda.

Situaciones como esta son las que se están dando heredadas de anteriores administraciones, y como dijo el titular de la Secretaría de Finanzas y el auditor del estado, se tienen que resolver tales demandas, porque ya no se pueden evitar, ya no se pudo llegar a arreglos con los demandantes y hoy sólo queda ver la forma de auxiliar a los trabajadores.

Nomás imaginen ustedes que uno trabaje con esmero e ilusiones las dos semanas de la quincena, para esperar el chequecito y hacer compras, las compras que todo hogar hace, pero resulta que tendrás varios meses sin ingresos y además gastando en ir a trabajar.

Realmente fue muy ruin esto que se hizo con la clase trabajadora, y es realmente factible que al perro flaco se le cargan las pulgas, ¿o no? hasta el lunes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí