Volantín | Lo que no se dice: El SAT aplicará mayor fiscalización y suben precios de productos

0
496

Por Salvador Cosío Gaona

Mientras el gobierno federal ha anunciado con bombo y platillo el incremento de 20 por ciento al salario mínimo, lo mismo que el aumento en días de vacaciones al pasar de  6 a 12 días de vacaciones el primer año, el segundo año un aumento de dos días, para quedare en 14, y así progresivamente, lo que no se ha dicho y mucho menos publicitado por ningún medio gubernamental, es que el  Servicio de Administración Tributaria (SAT) se quedará con 40% del ingreso de los mexicanos durante 2023, a través del cobro de impuestos; además, ejercerá una mayor fiscalización contra los asalariados, según alertó el Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM).

 Juan Edgardo Beltrán Ávila, integrante de la Comisión de Desarrollo Fiscal 3 del CCPM, explicó a Publimetro, que –solo tomando en cuenta los impuestos federales más importantes- los trabajadores del país destinarán más de 35% de sus ingresos al SAT.

 “Del 100% de sus ingresos, las personas físicas –vendedores, comerciantes, empleados o trabajadores y profesionistas, entre otros- estarían invirtiendo entre 35% y 40% de su salario o ingresos”, apuntó.

 Explicó que el impuesto más oneroso que pagarán los mexicanos en 2023 será el Impuesto Sobre la Renta (ISR); el cual aplicará una tasa o cargo de 1.92% a 35% sobre el dinero que obtengan las personas.

 Señaló que, a lo anterior, se suma el cobro de 16% del Impuesto al Valor Agregado (IVA), aplicable a todas las compras realizadas; excepto en alimentos frescos –no preparados- y medicinas.

 Además de la actualización de las cuotas en gravámenes como el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas, cigarros y refrescos, que sufrieron un ajuste de 7.79% para este año; con aumentos de entre uno y cinco pesos por cada producto.

Cabe destacar que la cifra de 40% del ingreso para el SAT, no incluye el pago de impuestos locales como el predial, la tenencia vehicular o refrendo de automóviles; y que ello, puede comprometer hasta la mitad del ingreso de la población.

 Juan Edgardo Beltrán Ávila adelantó que en 2023 el SAT también aplicará una más estricta fiscalización sobre las personas; a través de los depósitos en cuentas bancarias y compras en tarjetas de crédito.

Ello, apuntó, con la finalidad de cruzar el monto de dinero que disponen en dichos instrumentos bancarios y verificar quién está incumpliendo con sus responsabilidades fiscales de forma total o parcial.

“La fiscalización dependerá del tipo de ingreso de cada persona; por ejemplo con las personas físicas del Régimen Simplificado de Confianza (Resico), no llamaría tanto la atención del SAT, pero creo que en los movimientos bancarios si pudiera ser que empezaran a fiscalizar.

“El SAT seguiría revisando a las personas morales o empresas –como lo hizo en 2022, para cobrar adeudos fiscales- y, con las personas físicas, si revisarían movimientos bancarios que no fueran muy normales”; que no correspondieran al salario o los ingresos declarados”, apuntó.

 El especialista del Colegio de Contadores Públicos señaló que, en caso de comprobarse esta última irregularidad fiscal, puede configurarse el delito de discrepancia fiscal, que se castiga con multas de 50% del monto de los impuestos omitidos.

 Para saber cuánto de ISR pagará cada persona física, el SAT estableció las siguientes tasas, de acuerdo al nivel de su ingreso mensual:

0.01 a 746.04 pesos: 1.92%

746.05 a 6 mil 332.05 pesos: 6.40%

6 mil 332.06 a 11 mil 128.01 pesos: 10.88%

11 mil 128.02 a 12 mil 935.82 pesos: 16%

12 mil 935.83 a 15 mil 487.71 pesos: 17.92%

15 mil 487.72 a 31 mil 236.49 pesos: 21.36%

31 mil 236.50 a 49 mil 233.00 pesos: 23.52%

49 mil 233.01 a 93 mil 993.90 pesos: 30.00%

93 mil 993.91 a 125 mil 325.20 pesos: 32.00%

125 mil 325.21 a 375 mil 975.61 pesos: 34.00%

375 mil 975.62 en adelante: 35%

 Por otro lado, el  precio de la gasolina, cigarros y refrescos subió hasta más de cinco pesos, desde el pasado domingo 1 de enero de 2023; debido un ajuste o actualización en la tasa de los impuestos que cobra el SAT a los consumidores de tales productos.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que la tasa general del Impuesto Sobre Producción y Servicios, conocida como IEPS, fue actualizada conforme a la trayectoria actual de la inflación.

 Señaló que, conforme a dicho procedimiento, el IEPS aplicable a la gasolina, cigarros y bebidas saborizadas como los refrescos tendrá un ajuste de 7.35% a 7.79%, que estará vigente durante 2023.

 Aunque, oficialmente no se trata de un aumento de impuestos, sino de una actualización, dicho ajuste se traduce en sobre costo para el público, porque en cada compra se carga directamente a los consumidores.

 A través de un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la Secretaría de Hacienda indicó que, a partir del 1 de enero, la cuota del IEPS para los tabacos labrados sube de 0.5484 a 0.5911 pesos, por cigarro.

Para los refrescos o bebidas saborizadas, la dependencia federal refirió que los compradores absorberán un ajuste en la cuota del impuesto de 1.3996 a 1.5086 pesos, por cada litro del producto de su preferencia.

Mientras que en el caso de las gasolinas, la cuota del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios se actualiza de 5.4917 a 5.9195 pesos por litro de Magna o regular; y de 4.6375 a 4.9887 por litro de Premium.

 El especialista en Economía y Finanzas de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC), Ramón Martínez, explicó que, de acuerdo al movimiento anunciado por la Secretaría deHacienda en la tasa del IEPS, en 2023 se registrarán los siguientes incrementos de precio:

Cajetilla dura, de 20 cigarros, aumenta de 75 a 80.84 pesos; 5.84 pesos más.

Litro de refresco de cola sube 25 a 26.94 pesos, con extra de 1.94 pesos; aunque los costos de estas bebidas se establecen de acuerdo a la marca o establecimiento y se puede redondear el precio.

El especialista indicó que:

El ajuste de 7.79% al IEPS será regulado en función de los precios del petróleo y del combustible mismo en el mercado.

 Oficialmente las cuotas de 5.9195 y 4.9887 para la Magna y Premium son aplicadas a partir del 1 de enero de 2023,

Pero las cuotas serán reguladas en función de los estímulos fiscales que aplica Hacienda para evitar aumentos abruptos en el costo de la gasolina.

Las cuotas del IEPS disminuirán, si el precio de la gasolina es caro; y se nivelará a la tasa real, cuando la cotización baje.

“De acuerdo a estos detalles en la aplicación del IEPS, no veremos aumentos de 7% a partir del 1 de enero de 2023; pero sí, alzas de 2% a 3% en el primer trimestre del año”.

 Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí