La Serpentina | La guerra de la presidenta del DIF-Estatal

Inicia la doctora BEATRIZ ESTRADA MARTÍNEZ, tenaz lucha contra todo lo que huela a corrupción, en el DIF-Estatal, se admitirán denuncias contra empleados deshonestos si los hubiere

0
521

Extirpar la corrupción no es cosa sencilla, si fuera sencilla no tendríamos que lamentar cuando eventualmente conocemos de algún servidor público, de un empleado, un exgobernador, o de algún conocido empresario que fue recluido en la cárcel por el delito de corrupción.

Y es que como les digo, hablar de corrupción no es un tema sencillo porque el ser humano tiene un deseo insaciable por poseer cosas y si necesita elegir entre varias alternativas siempre va a optar por sus propios intereses privados (y más fáciles), se llama natura humana.  En este tenor, aunque el corrupto diga abiertamente no serlo, muchos pueden verse reflejados en este tema.

No podemos olvidar que la ambición del ser humano no tiene límites y los corruptos son quienes obtienen mayores beneficios en un menor tiempo. Y esto es un gran reforzador para seguirlo realizando, para seguir funcionando mediante sobornos o permisos laxos por encima de la norma o la ley.

Desafortunadamente, en términos psicológicos, la corrupción se puede contagiar tan fácilmente, como la risa o el pánico. Sobre todo, si se vive en un ambiente sin transparencia ni rendición de cuentas, con economías con sueldos de miseria, pues también correlaciona con el subdesarrollo.

Por eso es loable  que la presidenta del Sistema DIF Nayarit, doctora Beatriz Estrada Martínez, emprenda acciones para reforzar el compromiso que la institución social tiene con las buenas prácticas, y con  el eficiente y transparente uso de los recursos con los que opera y otorga beneficios a las y los nayaritas, por lo cual se trabaja permanentemente en el combate a la corrupción por parte de las y los servidores públicos que forman parte “del Corazón de Tu Gobierno”, lema con el que se conoce al DIF-Estatal.

Para lograr el objetivo de extirpar todo lo que tenga un tufillo de corrupción dentro del “Corazón de tu gobierno” es el Órgano Interno de Control (OIC), instancia que se encarga de prevenir, detectar, corregir y sancionar irregularidades, ilegalidades, malas prácticas y corrupciones por parte de cualquier funcionario que pudieran afectar que los apoyos que la institución ofrece, lleguen a las familias que verdaderamente más lo necesitan y es que nunca falta el empleado o empleada que haciendo uso de su puesto, quiera beneficiar a un conocido, un pariente, un vecino, etcétera, etcétera, de ahí que el OIC (Órgano Interno de Control) accionará en todos los puntos por donde pudiera colarse una irregularidad, o en pocas palabras, un acto de corrupción, por pequeño que este sea.

La presidenta del Sistema DIF Nayarit, doctora Beatriz Estrada Martínez, considera de suma importancia la participación e involucración social, la rendición de cuentas claras y la atención puntual de las denuncias que la ciudadanía pudiera realizar, ya que en DIF Nayarit se trabaja con apego a la legalidad, ética y con el total respeto a los derechos humanos, tal como es la indicación del jefe del poder ejecutivo, el doctor Miguel Ángel Navarro Quintero. 

Por eso la doctora BEATRIZ ESTRADA MARTÍNEZ, va más allá, y para que no se vea esta acción como simple teoría, está invitando a las y los nayaritas que acuden a solicitar apoyos o a realizar cualquier trámite, a denunciar cualquier foco de alerta que detecten en el comportamiento de los servidores públicos o bien, en el condicionamiento de los apoyos.

Para este fin, se pone a disposición la página de Internet de DIF Nayarit, dentro de la cual existe el apartado específico para las denuncias, o bien, depositar su queja en el buzón que se encuentra en las instalaciones del Corazón de Tu Gobierno.

Por supuesto que tiene una inmensa y pesada tarea por delante la titular del “Corazón de tu gobierno”, en primer lugar, porque como les comenté, se dice que la corrupción es inherente al ser humano,  este comportamiento de prácticas corruptas, es rechazado también por los seres humanos, que tenemos sistemas para censurar este tipo de actos, el solo hecho de tratar de conseguir un beneficio individual o personal por encima del beneficio general, percibir la corrupción general, es ya  un alto gasto para nuestro sistema neural, de alguna manera el ver a alguien haciendo un acto corrupto nos debería  causa dolor, nos debería activar  áreas del cerebro como la amígdala, la ínsula, cortezas prefrontales, cortezas temporales, que compone la red que actúa cuando tenemos un dolor físico o vemos a otro sufrir, esto dicho porque los que no apoyamos prácticas corruptas, deberíamos sentir dolor al ver que alguien al que conocemos, anda metidazo en estas cosas que al final de cuentas, nos golpearán a todos…bien por la doctora BEATRIZ ESTRADA MARTÍNEZ…hasta el martes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí