7.7 C
Tepic
lunes, mayo 20, 2024
InicioOpiniónPeloteo | Conveniencia

Peloteo | Conveniencia

Fecha:

spot_imgspot_img

Crece la posibilidad de que la Selección Nacional se llene de naturalizados. Por lo general, el futbolista extranjero se vuelve mexicano porque sabe que en la selección de su país de origen no tiene ninguna posibilidad de ser tomado en cuenta. Nacionalizarse se vuelve entonces una decisión de conveniencia, más que de auténtico convencimiento. Para colmo, con excepción de Antonio Naelson “Sinha”, que marcó alguna diferencia gracias a su extraordinaria calidad, puede decirse que los naturalizados no han sido desequilibrantes en los últimos tiempos con la camiseta verde.

Y no solo eso, sino que se han apropiado del lugar de jugadores nativos en mejor momento como Javier Hernández, desplazado injustamente por un inoperante Guillermo Franco en el Mundial de 2010, con el visto bueno de Javier Aguirre. O Rogelio Funes Mori, que en el reciente Mundial entró al campo en busca de un milagro cuando faltaban únicamente 4 minutos para que terminara el cotejo contra Arabia Saudita que significó la eliminación del conjunto nacional.

Como era de esperarse, Funes Mori pasó de puntillas. Fue un fantasma sin oportunidad de lucir sus facultades. Incomprensiblemente, el estratega Gerardo Martino lo había preferido por encima del embalado Santiago Giménez, a quien borró de la lista definitiva.

Balcánicos

En reciente entrevista para ESPN, Bora Milutinovic recordó que el padre de Velko Paunovic, técnico del Guadalajara, fue su compañero en la escuela del Partizán de Belgrado. Para sorpresa de muchos, el serbio está haciendo un muy buen papel como conductor de las Chivas Rayadas, que terminaron la fase regular del torneo actual con la misma cantidad de puntos que el América, a pesar de no contar con una plantilla tan completa como la amarilla. 

El Rebaño Sagrado enfrentará a su acérrimo rival el Atlas en un par de duelos muy parejos de la ronda de cuartos de final del balompié mexicano.

Despacio

Bora aseguró que el futbol de antes era más rápido que el de ahora. Pero recordé de inmediato el lento Partido del Siglo del Mundial de México 70. Fue cuando el heroico Franz Beckenbauer, sin victimizarse, jugó los tiempos extra contra Italia con el brazo derecho en cabestrillo tras dislocarse el hombro. Tiras de elástico vendaje impedían ver completo el número 4 del dorsal de la camiseta del llamado Káiser por cuya mente -germano al fin- nunca pasó abandonar la refriega. 

Eran tiempos donde Pelé recibía el balón en el círculo central, se daba la vuelta con calma y tenía tiempo para decidir si pasar o maniobrar.

Preguntar

Ya se acerca la Final del campeonato y con ella, la brillante oportunidad de hacer verdaderas entrevistas. Cuando un equipo resulta campeón, es común ver a algún reportero acercarse a un integrante del equipo ganador y sentenciar: “Eres campeón”. Pues sí, es campeón, acaba de terminar el partido, eso ya lo sabemos pero, ¿en dónde estuvo la pregunta?

Lo mismo en los toros, el interpelante con micrófono le dice al torero: “Enhorabuena”. No hubo pregunta. No se trata de felicitar al torero, sino de hacerle preguntas, así de simple y complicado a la vez. ¡Tanto qué preguntarle al diestro sobre la faena que acaba de ejecutar!

Más artículos

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí