Breverías | La biblioteca Noriega-Gutiérrez-López

0
735

Hace años, reunidos Eugenio Noriega, Salvador Gutiérrez y Pedro López González acordaron vender sus importantes bibliotecas de historia local y regional para concentrarlas en un solo lugar. Ningún gobierno se interesó. Son fondos indispensables para preservar la memoria de nuestro estado. Fallecido Noriega, sus libros fueron malbaratados en la Ciudad de México. Los textos de Gutiérrez siguen en poder de sus familiares. El único superviviente, López González,  jubilado, se dedica a estudiar y conservar los miles de títulos que ha adquirido en medio siglo. Es tiempo de que el gobierno estatal o algún particular adquieran el tesoro bibliográfico antes que el olvido o las termitas lo desaparezcan. Hay ejemplares o documentos que no podrán reponerse. Falta iluminar algunos capítulos de nuestra historia. Que no se apaguen las pocas linternas que ellos mantuvieron encendidas

  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí