México es autosuficiente en azúcar y cubre oportunamente mercados internacionales

En el marco del evento Nuestra riqueza: “La caña de azúcar mexicana”, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, destacó que los números positivos del sector son producto del esfuerzo de quienes se dedican a este emblemático cultivo

0
96

El trabajo coordinado entre los productores cañeros, la industria y el gobierno permite que  México sea autosuficiente en azúcar, ya que se tiene cubierto el abasto interno y se generan excedentes de hasta dos millones de toneladas que se exportan principalmente a Estados Unidos, aseguró el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

Informó que las cifras de la zafra 2022-2023 del Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Conadesuca) registran una superficie industrializada de 806 mil hectáreas, una producción de caña de 47.5 millones de toneladas y de azúcar de 5.2 millones de toneladas, que posicionan a esta agroindustria como una de las más competitivas, con el 6.21 por ciento de aportación al producto interno bruto (PIB) agropecuario.

En el marco del evento Nuestra riqueza: “La caña de azúcar mexicana”, el funcionario destacó que estos números son producto del esfuerzo de quienes se dedican a este emblemático cultivo, que constituyen alrededor de 180 mil familias distribuidas en más de 267 municipios de 15 entidades, entre las que destacan Veracruz, Jalisco, San Luis Potosí, Oaxaca, Chiapas, Tamaulipas, Tabasco, Morelos y Quintana Roo.

Villalobos Arámbula expuso que en lo que va del 2023, a través del programa Producción para el Bienestar se han apoyado a 110 mil 741 productores, a quienes se les otorga un monto de siete mil 300 pesos, con una inversión total de 808.4 millones de pesos, para una superficie de 224 mil 951 hectáreas.

Informó que para mejorar la productividad y resiliencia de las plantaciones, a través del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y el Conadesuca, se ejecuta un proyecto para la validación y renovación de cepas de caña de azúcar en las regiones de menor rendimiento y mayor vulnerabilidad, para renovar plantaciones con variedades e híbridos orientados a la vocación de cada agroindustria, incluido el bioetanol.

Con estas acciones y en apego al Programa Nacional de la Agroindustria de la Caña de Azúcar- PRONAC 2021-2024, se refrenda el respaldo y compromiso de Agricultura para construir un sector cañero sostenible, productivo, resiliente y con una agroindustria diversificada para el bienestar de las familias productoras, anotó.

El secretario Víctor Villalobos señaló que la industria de la caña debe ir más allá de las funciones que ha desempeñado, como la creación de una nueva agroindustria dedicada al bioetanol, el cual tiene la capacidad de convertirse en combustibles sostenibles como ya se explora con Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) para producir combustible sostenibles de aviación, producido bajo criterios de sostenibilidad.

Para ello, indicó, debe ser creada desde el mismo desarrollo de variedades especiales que cumplan con las características particulares que demanda. Asimismo, llamó a todos los actores del sector a no dejar de lado ese importante proyecto piloto, el cual se puede y debe convertir en una oportunidad para la agroindustria de la caña.

Una industria resiliente

El director general del Conadesuca, Luis Ramiro García Chávez, sostuvo que esta agroindustria se ha enfrentado a crisis políticas y bélicas que han afectado la estabilidad de los mercados a nivel nacional e internacional y ha estado expuesta a los riesgos agroclimáticos, sequías, exceso de humedad y el deterioro de los suelos.

Pero, a pesar de lo anterior, la agroindustria de la caña de azúcar ha demostrado una gran capacidad de resiliencia y hoy contribuye al bienestar social y económico de miles de familias y aporta a la economía para reducir la pobreza en las áreas rurales, expresó.

Además, refirió que la Ley para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar, publicada el 22 de agosto de 2005 en el Diario Oficial de la Federación (DOF), es parteaguas para asegurar el abasto en el mercado nacional, garantizar  la autosuficiencia y aprovechar la oportunidad del mercado norteamericano a través del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Juan Cortina Gallardo, señaló que el sector cañero es ejemplo en nuestro país, porque las relaciones entre sus participantes se han transparentado y despolitizado y en los últimos 20 años se han reflejado los beneficios de esta relación.

Convocó a la agroindustria a seguir evolucionando para ser relevantes, en específico en la sustentabilidad y salud de los suelos, en el desarrollo de nuevas variedades y en regresar a una mayor productividad para ser referentes a nivel nacional e internacional.

El director general de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), Javier Villazón Salem, explicó que México, a través de este organismo, trabaja en la instrumentación de líneas de acción para la producción de biocombustibles de aviación a futuro, con la meta de lograr cero emisiones de gases de efecto invernadero en el 2050.

Subrayó que la agroindustria de la caña de azúcar representa un pilar importante para esta transición energética, a través de la producción de biocombustibles a base de caña de azúcar, ya que representa uno de los sectores productivos con mayor potencial para cumplir este compromiso a nivel global.

Afirmó que ASA considera factible escalar a esta meta a partir del etanol, con los excedentes en la producción de caña de azúcar y sin comprometer la soberanía alimentaria del país, y para ello se incrementan los trabajos con el Conadesuca.

El presidente de la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar (UNPCA), Javier Sánchez Chávez, refirió que de la producción total de caña asciende a alrededor de 50 mil millones de pesos el monto que reciben los productores de 15 estados del país.

Informó que en beneficio del sector se repararon 18 mil kilómetros de terracerías y caminos de sacacosechas, y actualmente se realizan acciones en materia de seguridad social mediante la entrega de ambulancias y el arranque de la campaña de salud visual para los cañeros de Veracruz.

El presidente de la Unión Nacional de Cañeros (CNP), Carlos Blackaller Ayala, enfatizó que la agroindustria azucarera es importante detonadora de empleos, por lo que se promueve la capacitación de los productores y técnicos para garantizar una producción sustentable y rentable, enfocada en la diversificación de productos.

Reconoció la destacada labor y compromiso del secretario Villalobos Arámbula, para conmemorar el Día del Cañero, como una muestra del aporte del sector a favor del campo mexicano.

El ejecutivo de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CNIAA), Humberto Jasso Torres, agradeció el apoyo de Agricultura e invitó a los asistentes a trabajar en conjunto para construir un sector más fuerte y competitivo, con el mejoramiento en la producción sustentable y las condiciones de vida de los productores y productoras.

La productora de caña de azúcar de la Unión Nacional de Cañeros, Adriana Nieto Zamora, reconoció la atención del Gobierno de México para designar el 22 de agosto como el Día del Cañero, lo que demuestra la importancia del sector, su contribución a la seguridad alimentaria y el rescate al campo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí