7.7 C
Tepic
miércoles, julio 24, 2024
InicioOpiniónCompromiso por la Paz. Un texto inevitablemente polémico

Compromiso por la Paz. Un texto inevitablemente polémico

Fecha:

spot_imgspot_img

En días recientes, el documento “Compromiso por la Paz. Estrategias de Política Pública para la Paz” publicado por la Conferencia Episcopal Mexicana [CEM], la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos y Sociedades de Vida Apostólica de México [CIRM] y la Comisión Episcopal de Laicos ha estado presente en los medios de comunicación social y en las redes sociales, particularmente a raíz de que las dos candidatas y el candidato a la presidencia de la República en las próximas elecciones lo firmaron, en el caso de Claudia Sheinbaum con la advertencia de que en él hay afirmaciones y propuestas con las que no coincide.

Como era de esperarse en el contexto fundamentalmente bipolar en el que vivimos y en el que pólemos [ese mecanismo unificador de fuerzas opuestas mencionado en los fragmentos de Heráclito] está a la orden del día “en la casa, en la oficina” [como la Vitacilina], las posturas divergentes y, en muchos casos, mutuamente excluyentes, no se han hecho esperar: por la intromisión eclesiástica y extranjera en asuntos políticos; por ser un documento alineado con la oposición, o bien, por reflejar la realidad de nuestro país y hacer propuestas que partiendo de ella hacen propuestas surgidas de una reflexión crítica y creativa, que tiene como meta la Paz [así con mayúscula, esa que es inviable en el mundo real, pero que sirve de criterio orientador].

Teniendo como propósito invitar a la lectura del documento y a la reflexión, desde una valoración positiva del documento, las “palabras” de esta colaboración buscarán limitarse a ofrecer un panorama general de su contenido.

Ante todo, unas “palabras” acerca de lo que y quienes están “dentro” más que “detrás” de este documento:

“Las propuestas contenidas en este documento se han construido desde la escucha amplia y el diálogo entre más de 1600 instituciones y la identificación de 300 buenas prácticas”.

“Hace casi dos años iniciamos un camino que nos ha llevado a recorrer el país, recogiendo la mirada de veinte mil personas en más de mil foros y conversatorios, creando una red territorial diversa y multisectorial que hoy está presente en cada estado de la República”.

“En este movimiento, hemos sumado esfuerzos las iglesias, sociedad civil, víctimas, indígenas, migrantes, universidades, empresas y colectivos para identificar necesidades y recursos locales y, a partir de los territorios y las comunidades, desarrollar estrategias conjuntas para el tejido social, justicia, seguridad, cárceles, gobernanza y adolescentes”.

Se trata, pues, de un camino amplio que busca identificar necesidades y recursos ―describir los problemas― y desarrollar estrategias ―propuestas― a nivel federal, estatal y municipal.

En un texto reducido como este, no es posible hacer mención y mucho menos valoración de las propuestas contenidas en el documento. Por ello, me limitaré a citar las palabras iniciales de la descripción de los seis problemas abordados y a decir algunas acerca de las conclusiones.

Problema 1. El tejido social. “Nuestra casa común y nuestro tejido social están en un proceso de degradación acelerada.”

Problema 2: Seguridad. “México enfrenta, desde hace casi 18 años, una de las crisis de violencia más graves de su historia contemporánea.”

Problema 3. Justicia. “La mayor parte de las y los mexicanos simplemente no tiene acceso a la justicia.”

Problema 4. Cárceles. “La vida dentro de las prisiones se ha degradado, haciendo muchas veces intolerable la sobrevivencia tanto para las personas privadas de la libertad (PPL), como para el personal penitenciario y para las familias de las y los privados de libertad.”

Problema 5. Adolescentes. “Tenemos como sociedad una deuda con la población adolescente, la cual se ha visto invisibilizada y rezagada por la política estatal mexicana mediante la ausencia de presupuesto y programas específicos, servicios especializados y alternativas para hacer frente a las necesidades y derechos de un sector determinante para el presente y el futuro del país.”

Problema 6. Gobernanza. “México se debate entre un modelo de gobernanza criminal y un modelo de gobernanza democrática que hasta la fecha ha sido incompleto y precario. La debilidad de las instituciones que deberían garantizar la existencia de un estado democrático de derecho y la rendición de cuentas de los gobernantes frente a la ciudadanía ha permitido un crónico estado de corrupción y el uso arbitrario del poder.”

En cuanto a las conclusiones, solo encontré una que es suficientemente clara y concreta dentro de su generalidad: la que se ofrece al final del tema de los adolescentes:

“Para nosotros es prioritario que se garanticen los derechos de las y los adolescentes, su desarrollo en un entorno libre de violencia y su acceso a programas y servicios especializados que promuevan su desarrollo y bienestar, considerando para ello un presupuesto específico para esta población.”

En la conclusión del tema de la gobernanza no parece haber alguna específica, más allá de hacer una descripción de la gobernanza democrática y los elementos que la impiden.

En el resto de los problemas abordados, las conclusiones se refieren de manera insistente a la necesidad del trabajo conjunto, de la colaboración.

Así, en las conclusiones del tema de las cárceles, se menciona la confianza en que las necesidades de prevención, acompañamiento y reinserción se pueden atender con una adecuada colaboración entre autoridades y actores de la sociedad.

En las conclusiones del tema del tejido social, a su vez, se afirma: “Sin la atención de las personas involucradas en las violencias y sus familias, así como de las víctimas y sus respectivas familias, difícilmente podremos reconstruir la confianza, el compromiso, la vida comunitaria y la paz” y que eso solo se podrá lograr “en la medida en que se logren articular, de manera corresponsable, organizaciones religiosas, comunitarias, campesinas, sindicales, civiles, empresarios locales y nacionales y sus organizaciones, iglesias, grupos deportivos, artísticos y culturales, figuras de relevancia local del mundo cultural, artístico y deportivo, gobiernos y organizaciones de otros países”.

En la conclusiones del tema de seguridad: “proponemos la participación activa de las autoridades, comunidades locales, la investigación académica y la experiencia de distintos actores en seguridad y construcción de paz para desarrollar estrategias conjuntas efectivas”.

En las conclusiones del tema de justicia: “La magnitud del problema que aqueja a México requiere de la participación y el trabajo conjunto de todas las personas e instituciones interesadas en vivir en un país donde priven efectivamente la paz y la justicia; un país donde el estado democrático de derecho sea una realidad vigente en la vida cotidiana de quienes aquí vivimos”.

Más artículos

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí