“Buenas tardes su señoría, mi nombre es Roberto Sandoval”

Asiste ex gobernador a audiencia por probable delito de falsificación de documentos, en relación con 58 hectáreas en municipio de San Blas..

0
496

Por Oscar Verdín Camacho

Con un juez de Control al frente de la sala 3 del Centro Regional de Justicia Penal en Tepic, una agente del Ministerio Público, dos abogados –mujer y hombre- de la parte agraviada, un defensor particular y, junto a éste, el imputado, que se identificó así al iniciar la audiencia:

“Buenas tardes su señoría, mi nombre es Roberto Sandoval Castañeda”.

Entre los presentes también se encontraban dos asistentes de sala –mujer y hombre, que entre otras cosas verifican que todo quede grabado en audio y video, o atienden alguna solicitud del juez-, dos policías estatales, uno de ellos de pie a escaso un metro del imputado, y el otro en la puerta de entrada, con la responsabilidad de mantener el orden.

Y finalmente este reportero en el área destinada al público.

Por la mañana de este miércoles, el ex gobernador fue trasladado desde la cárcel federal El Rincón para atender una audiencia intermedia dentro del expediente penal que se le sigue por su probable participación en el delito de falsificación de documentos, en relación con 58 hectáreas ubicadas en el ejido Aután, municipio de San Blas.

Programada a las 11 de la mañana, la misma inició pasadas las 12 debido a la extensión de una audiencia previa celebrada en esa sala.

Con cubrebocas -como todos-, camisa en color rosa –aparentemente proporcionada previo a iniciar la audiencia-, el que fuera titular del Poder Ejecutivo de Nayarit entre 2011 y 2017 pareciera haber ocupado una silla con mayor elevación que las otras porque, de espaldas, se le notaba muy alto respecto a su defensor.

La proliferación de las canas hace concluir que en la prisión no es posible pintarse el cabello, de corte bajo.

Se trató de una audiencia rápida, de escasos 15 minutos.

Cuestionadas las partes por el juez sobre si estaban fijadas las bases para una salida alterna o un mecanismo de aceleración o si realizarían la audiencia intermedia, la agencia ministerial, los asesores de la víctima, así como el defensor particular coincidieron en que podrían darse condiciones de negociación.

El defensor explicó que hay un acercamiento con ambas partes con miras a buscar una suspensión condicional del proceso, aunque, dijo, necesitaban platicar más de ello, por lo que pidió diferir la audiencia, lo que fue aceptado.

El juez advirtió a las partes que, por este asunto, será la última vez que la audiencia es diferida y que, de no llegar a un acuerdo, se celebrará la etapa intermedia, en el que se anunciarían las pruebas a desahogarse en juicio oral.

Como ha sido informado en este espacio, ya existe una sentencia firme del Juzgado Mixto de San Blas en contra del ex gobernador respecto a las 58 hectáreas, que no son suyas, aunque forman parte de aseguramientos de la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Fiscalía General de la República (FGR) por las investigaciones en su contra.

Se deduce que la defensa planteará que el asunto sea suspendido durante unos meses y el ex gobernador cumpla diversas condiciones, para después pedir que se extinga la acción penal.

El imputado enfrenta otras tres causas penales, una de ellas en el ámbito federal.

Cuestionado por el juez sobre si quería hacer algún comentario final, Roberto completó: “nada, señoría.”

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí