Por Oscar Verdín Camacho

Este viernes, la Fiscalía Especializada en Materia de Combate a la Corrupción de la Fiscalía General del Estado (FGE) presentó ante un juez de Control la imputación por diversos delitos que atañen a un terreno de más de cinco mil 600 metros cuadrados que se ubican en Ciudad Industrial, en Tepic, y que durante años tuvo en posesión Germán López Torres, cuñado del ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda.

De acuerdo con la audiencia pública de la causa penal 482/2022, López fue mencionado como imputado y como tal rindió una declaración ante un agente del Ministerio Público el uno de abril, a través de la cual buscaría deslindarse de la investigación que pretende probar los delitos de falsificación de documentos en general, falsificación de certificaciones, cohecho, ejercicio indebido de funciones, y pandilla.

El asunto versa en que la Fiscalía anunció que el inmueble fue escriturado a nombre de Germán López a través de una supuesta donación que le concedió uno de sus trabajadores, lo cual aconteció en octubre del 2020 pero se hizo aparecer una fecha del 2014.

De acuerdo con la declaración de López, desde hace más de 10 años guardaba maquinaria de construcción en el terreno, que nadie reclamaba, por lo que, al no saber del propietario, comentó a su abogado qué decisión tomar.

En resumen, su empleado, dos hermanos de López y él firmaron documentos que cuajaron para que apareciera como dueño.

Por estos hechos se presentó imputación contra el abogado Humberto “N” “N” y el entonces notario público suplente número 13, José Luis “N” “N”, quien la semana pasada fue revocado como tal a través de un acuerdo del gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero.

De igual forma, se imputó la probabilidad de que dos funcionarios menores de Catastro municipal, y del Registro Público de la Propiedad estatal, hubieran indebidamente realizado las inscripciones del documento notarial.

Ernesto, quien señaló ser trabajador de Germán, indicó haber firmado documentos pero sin saber qué, aunque creía deducir que era testigo de algo.

Por su parte, los hermanos Jorge Arturo y Luis Manuel López Torres coincidieron que su respectiva firma, como testigos, se efectuó en el 2020, no seis años antes como aparece en la escritura, y que todo ello se efectuó en un despacho particular, no en la notaría 13 como asentó el notario público y por lo que se le atribuye la probable falsificación de certificaciones.

Aunque la agencia ministerial especificó que la versión de Germán fue tomada como imputado, se desconoce si fue llamado a comparecer a la audiencia de este viernes, dado que no asistió. Según ha trascendido, posiblemente busque acogerse a un criterio de oportunidad para disminuir los cargos en su contra.

De acuerdo a los datos vertidos, la Fiscalía recibió una denuncia anónima el reciente 28 de enero, por correo electrónico, que advertía que el terreno indebidamente lo tenía el citado Germán. Unos días después se realizó el aseguramiento del mismo, tras obtenerse una orden de cateo.

Un peritaje señala que su valor es de 25 millones 656 mil 173 pesos.

Los cuatro imputados que comparecieron a audiencia seguirán el juicio en libertad, aunque cumpliendo diversas medidas cautelares, como presentarse a una firma quincenal y cumplir con una garantía económica. Todos ellos se reservaron el derecho de rendir declaración.

Ante la petición ministerial para vinculación a proceso, la respectiva audiencia se decidirá en próxima fecha.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com     

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí