Sacrifican los Solís sus vacaciones para bailar

Todo surgió al ver a un señor, “por cierto baila muy bonito, y se me vino la idea poner a bailar los monitos, relató Aracely Solís.

0
146

En el corazón de Tepic, aparecieron dos botargas, que al ritmo de la música alegran a chicos y grandes; bajo ellas se encuentran los integrantes de la familia Solís, quienes decidieron sacrificar el periodo vacacional para así, ganar algunos pesos llevando una sonrisa a quienes transitan por la Plaza Principal.

 Desde hace dos meses vienen a la Plaza Principal de manera eventual en estos días se han aparecido dos veces aprovechando que los niños están de vacaciones y hay más personas transitando la plaza, explicó la señora Aracely Solís, quien fue la de la idea de hacer esta peculiar labor, aprovechando que su hija que vive en Estados Unidos, les envió las botargas, pero el objetivo era que las vendieran, para conseguir ingresos, pero Aracely Solís le dio un uso mejor con la ayuda de sus sobrinos.

Todo surgió al ver a un señor, “por cierto baila muy bonito, y se me vino la idea poner a bailar los monitos (botargas) y venir aquí igual que él, y mire parece que, si está funcionando”, comentó.

Ella y sus sobrinos, salen de su domicilio entre 9 y 10 de la mañana, para llegar a bailar, “a veces les da vergüenza a mis sobrinos, pero sin el disfraz y cuando llega el momento de la repartición del dinero se les olvida por completo… lo que sale es para ayudarnos, aquí todos ganamos y no se le obliga a nada, cuando ellos me dicen vámonos, nos vamos”, señaló.

Por el momento los Solís cuentan con cuatro botargas, tenemos un Oso, un Minion, al demonio de Tasmania y tengo un Greenlim, asegura que con el tiempo considerarían traer otros personajes, según vea como avanza la situación.

A decir de Doña  Aracely, todo marcha de manera favorable con las autoridades municipales, pues no les han molestado o impedido realizar esta actividad, “todo bien hasta ahorita solo queda pedir que la gente nos apoye, mire los niños vienen con todas las ganas a bailar y pues a divertirnos también, y lo que sale es para dividirlo y repartirlo en parte iguales, que al final, termina en las manos de sus papás y en sus propias alcancías, entonces aquí todos se ayudan”, finalizó.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí