La batalla que forjó una patria

0
137

Han pasado 160 años desde que ocurrió uno de los triunfos más inesperados en la historia de México. La Batalla de Puebla se ha convertido en un símbolo nacional que unifica y enaltece la soberanía ante la injerencia extranjera. Además de transformarse en algunos casos, como el de Nayarit, en un motivo de celebración por el cual los estudiantes descansarán de sus actividades escolares este viernes.

Eran las nueve de la mañana del cinco de mayo de 1862, cuando el disparo de un cañón mexicano dio inicio a lo que el gobierno califica como “una de las jornadas más gloriosas que registra la historia patria”.

De acuerdo con la versión oficial, la batalla tuvo su origen en la decisión del Presidente de México, Benito Juárez García quien ordenó dejar de pagar las deudas contraídas con las potencias extranjeras: Inglaterra, España y Francia, por lo cual los tres países lanzaron una embestida a la nación mexicana.

No obstante, el poder de la diplomacia puso fin a los conflictos con Inglaterra y España. Sin embargo el todopoderoso imperio francés mantuvo su avanzada y promovió una intervención armada en el país.

Liderados por el General Charles Ferdinand Latrille, Conde de Lorencez, marcharon por territorio mexicano en busca de conquistar al país. Lo anterior motivó que el General en Jefe del Ejército de Oriente, Ignacio Zaragoza concentrara sus fuerzas en la ciudad de Puebla para luchar contra los invasores.

Apoyado por su gente, así como los pueblos de Zacapoaxtla, Xochiapulco y Tetela de Ocampo, desde los fuertes de Guadalupe y de Loreto, las tropas nacionales lograron resistir a la triple avanzada de los franceses que a pesar de contar con una superioridad de armamento, tuvieron que aplicar la retirada.

“Las armas del Supremo Gobierno se cubrieron de gloria, ya que el mejor ejército del mundo fue derrotado por los primeros hijos de México”, publica el Gobierno de México en memoria de la hazaña del grupo liderado por Zaragoza, quien hizo la notable declaración al informar al Presidente que en total se calculaba un saldo de hasta 700 muertos y heridos por parte de los franceses, contra los 400 que registraba la nación mexicana.

Mientras tanto, desde la perspectiva francesa, el exembajador Daniel Parfait, reconoce en el documental “Hombres de Puebla” que la derrota de Lorencez fue una sorpresa para el imperio europeo quienes por la preparación de su ejército no pensaban caer ante la resistencia mexicana.

Actualmente, la Batalla de Puebla o “Cinco de Mayo” es reconocida en Estados Unidos como la principal celebración mexicana, a la cual se han sumado comunidades latinas, ya que es reconocida como símbolo de resistencia ante la opresión de los gobiernos extranjeros. Es tal la popularidad de esta fecha, que muchos de los estadounidenses la confunden con el día de la Independencia de México.

Por otra parte, las autoridades y fuerzas armadas mexicanas recuerdan este hecho histórico como “un símbolo de defensa de la soberanía e independencia” de la nación; mientras que los franceses vecinos del país acuden al Panteón Francés en Puebla para rendir tributo tanto a sus connacionales como a los mexicanos caídos en la inolvidable batalla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí