Habitantes  del municipio de San Blas declararon que el paso del huracán Roslyn no generó daños materiales mayores, sin embargo, los visitantes han dejado de ser frecuentes y ello afecta la economía del histórico puerto. 

Explicaron que la madrugada del domingo 23 de octubre los fuertes vientos se perfilaron hacia la costa del municipio de Santiago Ixcuintla: “En San Blas casi no hubo lluvias, casi no hubo destrozos, pero sí se fue la luz y nos quedamos sin Internet, pero a pesar de ello los servicios se lograron restablecer en menos de veinticuatro horas, además no hubo personas lesionadas ni fallecidas”, aseveró la señora Alejandrina González. 
Por su parte Luis Gerardo Torres Rodríguez, quien es chofer de un taxi colectivo que cubre la ruta Tepic-San Blas, dijo que los efectos del huracán Roslyn sólo dejaron baches en las carreteras que conducen al puerto: “Además del derrumbe de varios árboles que por un momento impidieron la circulación vehicular hacia San Blas, no pasó a mayores pero esta situación trajo como consecuencia que disminuyera el número de visitantes al puerto, han pasado pocos días después del huracán Roslyn y ya estamos sintiendo la ausencia de turistas en el municipio de San Blas, esperamos que muy pronto nos recuperemos si no entraremos en una grave crisis económica”.
Finalmente, otro habitante de San Blas, el señor Raúl Lomelí Rubio, hombre de más de 60 años de edad, dio a conocer que hace 20 años a él le tocó sentir los efectos del huracán Kenna: “En aquella ocasión los efectos fueron catastróficos, no estábamos preparados para un huracán, hace 20 años las ráfagas de viento del huracán Kenna destruyeron muchas casas”.

Esperan que las condiciones mejoren para el puerto de San Blas y su zona de playa, que los visitantes vuelvan y reactiven la economía. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí