La Serpentina | La angustia de buscar un desaparecido

0
771

Escucho a veces comentarios muy acres, en torno al tema de las personas que andan buscando seres desaparecidos, obvio, seres queridos, familiares que pueden ser hijos, hijas, padres, madres, nietos, sobrinos, etcétera, etcétera, eventualmente oigo el comentario de mal gusto, de que “para que se preocupan por ellos (por los desaparecidos), ya saben que están desaparecidos porque no andaban en nada bueno”…expresiones de pésimo gusto, de pésimo agrado, porque desde luego que quienes buscan a los que no aparecen por ningún lado, son gente de bien, son gente que quería a quienes hoy no aparecen ni vivos ni muertos, y si los andan buscando, si insisten con las autoridades en buscar apoyo para lograr su fin, es porque amaron y siguen amando a los que por causas que ellos-los buscadores- no propiciaron.

Las desapariciones, sea que se relacionen con la guerra, la migración o los desastres, son una realidad, regularmente se le da el nombre de “desapariciones forzadas”, término bien aplicado porque es un hecho que ninguno de los más de cien mil desaparecidos que hoy son buscados, quiso que lo eliminaran por gusto.

Pero siguiendo con este tema, les puedo decir que estas desapariciones forzadas ocurren por diferentes razones, algunas son manejadas por el pópulo y conocidas por todos ustedes, “que porque andaban en la delincuencia organizada, que porque eran drogadictos, que porque eran halcones, que porque se cambiaron de bando, que porque eran sicarios, que porque se metieron con gente que andaba mal, y cosas por el estilo, y bien, les puedo decir que en muchas, no en pocas, sino en muchas ocasiones, los que ahora son buscados, simplemente fueron víctimas de una equivocación, o estaban en el lugar equivocado en cierto momento, y pagaron este momento equivocado de su vida, con la eliminación también de su vida.

Ya aniquilado, asesinado, eliminado un ser, y descubierto por sus eliminadores que no era la persona indicada, ustedes y yo sabemos que el proceso seguirá, los que cometieron el daño, no va a ir a pedir una excusa a los parientes del ya finado, no van a decirles que lo asesinaron pero que descubrieron que no era la persona que buscaban, por lo tanto, este inocente en cuanto al motivo de su finiquito, formará parte de los miles de víctimas de desaparición forzosa.

Lo que sí puedo asegurarles es que el sufrimiento de las familias es el mismo, y aquí es donde comencé mi comentario relatando que hay gente con expresiones de pésimo gusto, que suele decir que para que andan con sus lamentos, -los buscadores de familiares- si ya saben en lo que andaban, el amor a un ser querido, nada tiene qué ver con su actividad.

 La necesidad de documentación que brinde respuestas a la dolorosa incertidumbre que atraviesan esas familias también es la misma, aunque encontrar esas respuestas lleve mucho tiempo y algunas familias nunca lleguen a un esclarecimiento definitivo.

Los familiares de las personas desaparecidas se enfrentan con toda una serie de problemas prácticos. Tal vez quedaron sin jefe de familia y deben invertir sus escasos recursos en buscarlo. Tal vez afrontan obstáculos jurídicos y administrativos. Muchos necesitan también apoyo emocional porque experimentan sentimientos de aislamiento, tristeza y marginación.

Todo es un manojo de emociones encontradas, a muchos de ellos los ven como si fueran parte del crimen organizado, o sicarios, o narcomenudistas, a familiares de personas desaparecidas, se les segrega, se les ve de reojo y con murmuraciones.

Por eso no puedo menos que alegrarme y agradecer que personas como el gobernador del estado, MIGUEL ÁNGEL NAVARRO QUINTERO, haya comprometió todo su esfuerzo y el de su equipo de trabajo, para brindar las facilidades y herramientas necesarias, para que familiares con personas en calidad de desaparecidas, puedan proseguir su búsqueda acompañadas de las autoridades correspondientes.

El Ejecutivo estatal mencionó, que su mano firme está extendida para coadyuvar con las búsqueda y localización de las personas desaparecidas y así brindar, paz y calma a quienes no han descansado en esta difícil tarea.

Pero bueno hablar es una cosa fácil, pero demostrar que realmente se quiere ayudar es otra, así que ante ALEJANDRO ENCINAS RODRÍGUEZ, subsecretario de derechos humanos y población de la Secretaría de Gobernación, que estuvo en Nayarit, en una reunión con familiares y representantes de colectivos de búsqueda de desaparecidos, el doctor NAVARRO, ordenó al secretario de Administración y Finanzas del gobierno estatal, el contador JULIO CÉSAR LÓPEZ RUELAS, que de forma inmediata se adquirieran dos vehículos fuertes,  camionetas para ponerla a disposición de estos colectivos que buscan a sus seres ya desaparecidos, pero por si esto fuera poco, también le dijo que hubiera un fondo revolvente para estarlos dotando de gasolina o diésel siempre, para que no parara la búsqueda de estas personas queridas por los que todavía están con nosotros.

¿Así o más claro el apoyo?…hasta mañana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí