El aumento al kilogramo de pollo, de 70 y 75 pesos, que refieren algunos expendedores de pollo, es solamente la recuperación que sufre el producto desde hace cinco años, aclaró Marco Antonio Rojas Rivera, secretario general de la Unión de Expendedores de Pollo en la entidad.

Dice también que este comportamiento se origina de acuerdo con  la oferta y la demanda: “Me gustaría comentar algo que al público en general y a los propios expendedores de pollo se les olvida.  El precio del pollo el año pasado llegó a estar hasta 78 pesos, y si se hace un poco más de historia, hace dos años estuvo igual en 75 a 78 pesos, 70 pesos en este tiempo, y si recorremos hasta cinco años atrás, el precio ha tenido el mismo comportamiento. ¿Qué ocurre? Lo que pasa es que en diferentes épocas del año, el consumo, el precio está regido por la oferta y la demanda. Hay mucha demanda, poca oferta, el precio sube o baja, lo que ha pasado ahora es que el precio del pollo ha ido recuperando su precio anterior que era de entre 70 y 75 pesos hasta llegar a 78 pesos.”

Rojas Rivera insiste que la gente se olvida del precio que tuvo el producto hace unos años y por el contrario alega que en diciembre estuvo a 55 pesos. Según sus proyecciones es hasta mediados de año cuando el pollo recupera su precio, en contraste el precio del camarón es muy bajo.

“Ya volvió en esta época, vuelve a recuperar su precio y lo que es mayo, junio, julio hasta como a mediados de agosto o septiembre empieza nuevamente a bajar por diferentes factores. El precio del camarón está muy barato, porque lo rige la oferta y la demanda. Me preguntabas sobre qué porcentaje  ha subido el pollo en lo general, pues no hay una base pues para yo decirte aumentó tanto, porque cuando suba de 80 pesos para arriba ya te puedo decir qué subió tanto por ciento, pero mientras no. En los últimos cinco años ha estado en su mismo precio, ustedes comparen otros productos y esos sí te puedo decir cuánto ha sido su incremento”.       

A pesar de esta aclaración, expendedores de pollo del mercado Juan Escutia se quejan de esta recuperación de precio por kilogramo de pollo, pues aseguran que tan sólo en estas dos últimas semanas sus proveedores les vienen cobrando diez pesos de más, lo que ahora les asfixia.

“Los proveedores sólo mandan la nota y dicen ya subió y ya subió sin ninguna otra explicación. Qué más hace uno, que solamente pagar porque ahorita no te fían ni un peso. El aumento no lo hemos aplicado porque de por si no hay ventas y si les decimos pues pegan el grito y que hacen pues compran menos; aquí lo estamos dando ya a 75 pesos el kilo, es pollo nuevo, al final el consumo es menor y esto se refleja en las ventas”, precisó el locatario José Bugarín .

“Ha subido el precio, pero hemos mantenido el precio de 70 pesos kilogramos al cliente, pero sí nos han subido y nos ha afectado un poquito, pero aquí seguimos manteniendo el precio, el pollo lleva cinco pesos arriba y los dentros llevan tres pesos arriba, puede que para muchos no sea nada pero para como están nuestras economías, los pesos calan y se nota”, indicó Yolanda Ramírez, otra de las locatarias del Juan Escutia.

“El incremento de nuestros proveedores hacia nosotros sí se ha dado, de nosotros a nuestros clientes todavía estamos soportando ese aumento que de seguir así lo estaríamos aplicando al consumidor porque se seguir así ya no se va poder, por lo que nos veríamos obligados a subir, los proveedores se sirven con la cuchara  grande, ellos solamente llegan con su nota o factura, listo y se acabó”, aclaró otro de los entrevistados.

Según el listado exhibido, el pollo se vende a 75 pesos el kilogramo, el filete de 130 pesos ahora se ofrece a 140 pesos: “Al final terminamos cobrándole al cliente por lo que podríamos decir es el más jodido o el que viene pagando los platos rotos siempre”, expresó por su parte Ambrosio Delgadillo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí