Con la bendición del obispo de la Diócesis de Tepic, Luis Artemio Flores Calzada, e invitados especiales, en la sede y al interior del sanatorio privado La Loma de esta ciudad capital, se dio paso al corte inaugural de la sala de hemodinamia, la cual es posible gracias a la iniciativa de cinco cardiólogos nayaritas de gran prestigio que están a punto de concretar una fundación que llevaría por nombre Ayudemos a Latir.

Según información de la doctora Mónica López, cardióloga-pediatra en el Hospital Civil de Tepic, dicha sala, sería la tercera en su tipo en el estado, después de la del hospital Puerta de Hierro que ya suma diez años de servicio, una segunda más en el hospital general de zona del IMSS y esta tercera que llega a oxigenar y responder a las necesidades de una sociedad tan demandante como lo es la nayarita.

“De lo que se trata aquí es de dar a conocer que tenemos este nuevo equipo, este nuevo proyecto, esta es una sala de hemodinamia en donde nosotros, los especialistas vamos a operar a los pacientes del corazón, pero sin abrir el pecho. Se trabaja a través de las arterias por las cuales se destapan los  conductos que se obstruyen cuando ocurre un infarto y también se resuelven problemas de tipo congénito, es decir malformaciones que tenemos desde antes de nacer”.

La especialista precisó que el 80 por ciento de las cardiopatías que se pueden resolver en el estado, se pueden atender por medio de cateterismos cardiaco: “Mencionar que el infarto agudo al miocardio es la primera causa de muerte, después del Covid en todo el país y en todo el mundo y Nayarit no es la excepción, entonces éste es un proyecto muy importante, ya que con ello pretendemos atender al paciente lo más tempranamente posible para evitar secuelas y que la gente pueda integrarse, tener una vida productiva.”

Quienes hacen posible este proyecto es un grupo de  cinco cardiólogos nayaritas, todos certificados y preparados tanto aquí en el estado y como en  diferentes ciudades del país: la doctora Alejandra González, el doctor Jaime Ponce, el doctor Luis Antonio López, el doctor Christian Navarrete, el doctor Guillermo Orozco y su Mónica López.

“¿Qué les diría yo a los pacientes? Pues que traten de acudir si tienen dolor de pecho, síntomas de un infarto. Rápidamente llamen a un servicio de emergencias 911 y que aquí vamos a tener acceso a una atención de calidad en donde estamos todos los hemodinamistas del estado estamos en esta sala. Para aterrizar una de nuestras propuestas y metas, en estos momentos estamos constituyendo una fundación que se llama Ayudemos a Latir, la cual va a tener ingreso de tipo nacional e internacional y en un futuro temprana pensamos obviamente obtener recurso para poder ayudar a los niños que se puedan resolver este tipo de cardiopatías, ya que los precios o los costos para poder operar un niño, oscila entre 100 y hasta 300 mil pesos, dependiendo de la enfermedad. Así también queremos apoyar a los pacientes que requieren marcapaso o que se requiera de algún tipo de angioplastia primaria sobre todo en pacientes que tienen infarto agudo en el momento del dolor”, precisó la experta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí