Menos matrimonio y más unión libre

Más de 300 mil nayaritas están de fiesta por el Día Internacional del Matrimonio; sin embargo en los últimos años cada vez hay menos uniones nupciales.

0
504

Sacramento, unión formal o simple trámite civil. El matrimonio se ha convertido en una de las principales bases de la sociedad, cuyo núcleo suele integrar la llamada familia tradicional que con el tiempo se ha ido transformando; al borde de percibirse como un concepto anticuado al que la unión libre parece imponerse.

Durante la época de los ochenta, la comunidad estadounidense de Baton Rogue, en Luisiana, impulsaron la conversión de la celebración del día de San Valentín como “creemos en el día del matrimonio”. Este festejo se volvió muy popular en el país norteamericano, por lo que al año siguiente, 43 gobernadores estadounidenses proclamaron el día. Para 1983, el festejo escaló fronteras y decidió consolidarse como el Día Mundial del Matrimonio, que hoy se celebra de forma anual el último domingo de abril.

Sin embargo, hoy en día la unión nupcial parece que ha perdido su valor dentro de las sociedades del mundo. Tan solo en Nayarit, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revela en su último Censo de Población y Vivienda que en los últimos 10 años se ha reportado una desaceleración en el registro de nuevos matrimonios, ya que su estadística solamente se ha presentado un crecimiento del 2.3 por ciento.

Cifra que luce minúscula ante el 31.7% que han crecido los números de parejas de unión libre en la entidad; mientras que el limbo de la soltería sigue llenando sus habitaciones año con año, reportando un crecimiento de 13.2 puntos. No obstante, el número total de nayaritas que han contraído nupcias llega a los 312 mil 190, que sigue siendo mayor a los 219 mil 936 que han decidido vivir en unión libre.

A pesar de la frialdad de la estadística, no se pueden olvidar distintos factores que han influido también en el surgimiento de nuevas parejas casadas, como la pandemia que dificultó las celebraciones nupciales en los años 2020 y 2021. Así mismo, instituciones como el DIF Nayarit ofrecen pláticas, información psicológica, jurídica y herramientas de comunicación que abonen a la unidad familiar.

“El matrimonio es la base de la familia y dentro de ella, lo más importante es pareja, esta debe estar sustentada con amor, respeto, comunicación, confianza, que se establezca un vínculo de camaradería y eso se transmitía a los hijos, ese amor, respeto y comunicación”, sentenció Beatriz Estrada Martínez, presidenta del Sistema DIF Nayarit.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí